FANDOM


Inqsello Por orden del Ordo Wikia de la Santa Inquisición, este artículo se considera fuera del Canon Imperial. Se declara carente de toda veracidad y blasfemo; y todo el que lo lea sufrirá purga inmediata. Si usted es el autor, diríjase a las autoridades competentes para someterse a la penitencia pertinente.

Atención: Material No Oficial sin Sello de Calidad Wikihammer

Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

De las brumas del tiempo ha surgido un Capítulo olvidado, que antaño se ha declarado Legión, y que lucha por el Emperador. Sus prácticas oscurantistas despiertan el interés del Adeptus Mechanicus y horrorizan a los Astartes más ortodoxos.

Sin embargo, sus increíbles habilidades médicas los hacen tan indispensables en cualquier campaña, que pocos se niegan a luchar a su lado aunque sea por conveniencia.

Se rumorea que son una legión perdida, la XI, pero estos rumores proceden de un traidor a quien se considera manchado por las conspiraciones de Tzeentch.

Historia:Editar

Los Vengadores de Plata son un hermético Capítulo recientemente redescubierto. Hacia el año 230.M41, una nave de los Templarios Negros entró en su Sistema planetario, estrellándose en un planeta jungla infestado de Orkos.

Los supervivientes fueron rescatados de entre las ruinas de la nave por este Capítulo y una milicia que bien podría pasar por Guardia Imperial, ambos equipados con armas y armaduras de lo más deficiente. Estos Astartes con servoarmaduras sumamente deterioradas pintadas de plateado y rojo, hicieron retroceder al enemigo xenos y salvaron a los Templarios.

Tiempo después, la señal de socorro de la nave estrellada atrajo a las naves de la cruzada a la que pertenecían los Astartes accidentados, entrando en el Sistema por una brecha en un gigantesco campo Geller que protegía los dos sistemas planetarios en los que habitaba esta civilización humana, conocido como el Gran Escudo Disforme.

Aislados por tal dispositivo, los Navegantes eran incapaces de ver siquiera estas dos estrellas, y las habían considerado hasta ese momento un terrible nudo del Inmaterium, imposible de desenmarañar. Cuando el Adeptus Mechanicus comenzó a estudiar el Escudo, este explotó, precipitando el planeta que lo alojaba contra la estrella.

A pesar de la grave pérdida de una maravilla tecnológica única en su especie, tanto el Mechanicus como los Templarios Negros se maravillaron por las ruinas en las que malvivían estos Marines y los humanos a los que protegían, desperdigadas por los dos Sistemas Estelares. Veryul, la capital, era un gigantesco cementerio arqueotecnológico lleno de artefactos de un valor incalculable. Su epicentro, una PCE reconvertida para fabricar servoarmaduras antiguas, fue rápidamente recuperada a cambio de rearmar al Capítulo y reconstruir sus territorios.

La Inquisición, sin embargo, tuvo legítimas dudas de la procedencia de estos perdidos que se hacían llamar "Legión". Tras una larga investigación que implicó incluso varias muertes Astartes, se decidió que el Capítulo fuera tutelado por los Templarios a petición de estos, hasta que fuera suficientemente fuerte para considerárselo operativo. Sin embargo, el Ordo Hereticus insistió en que fueran controlados en todo momento por la Inquisición por si había algo que hubieran pasado por alto.

La masiva destrucción sufrida por el Sistema Estelar sugería algún tipo de guerra civil apocalíptica, en la que los Astartes aseguraban haber luchado contra los traidores del Caos.

Al no encontrar registros ni siquiera en la Fortaleza-Monasterio (estos parecían haber sido destruidos cuando la fortaleza, una Barcaza de Batalla inmensa y sumamente antigua, se había estrellado en mitad de una ciudad de Veryul) sobre el pasado de los Marines Espaciales, no había ninguna prueba sobre la veracidad o falsedad de su historia. Ellos mismos conocían solamente retazos de la verdad, contados de boca a oído de los Veteranos a los Neófitos, y muchos relatos estaban tan desfigurados por el tiempo que debían ser falsos a la fuerza.

Algunos de los más viejos aseguraban que eran los restos de una Legión aislada desde la Gran Cruzada. Otros más jóvenes opinaban que sus antecesores habían llegado al Sistema a través de la brecha como los Templarios.

Sea como fuere, sus registros genéticos no coincidían con ningún marcador conocido, si bien alguna traza aislada se podía identificar remotamente con Capítulos Sucesores de los Ultramarines. El Capítulo más similar en cuanto a genes son los Serpientes de Hierro.

Se los catalogó como Capítulo de la 26ª Fundación, al no haber datos al respecto. Al haber sido reconstruidos y reeducados por los Templarios Negros, comenzaron a considerarse descendientes de Rogal Dorn, con el beneplácito del Gran Mariscal. Esto influyó en los colores de la armadura moderna, que incorpora secciones negras para honrar a sus mentores.

Sin embargo, su doctrina de batalla era sumamente diferente a los Templarios o los Puños Imperiales, ya que casi todos los Marines encontrados tenían un sorprendente control sobre la anatomía Astartes y la cirugía de campo. Tal vez era debido a las deficiencias de sus armaduras, tal vez una costumbre capitular.

La arqueotecnología los puso en muy buena relación con el Adeptus Mechanicus, y gracias a esto, les ha dado acceso a impresionantes reservas de material bélico que los adeptos de Marte solo conceden a Capítulos completamente afines. Jamás han interferido en las excavaciones, aunque sí han participado activamente en ellas intentando desenterrar su pasado, una búsqueda que supondría casi la ruina del Capítulo.

Acciones notablesEditar

  • La Campaña de Yarán - La experiencia de lucha en la jungla contra los pielesverdes llevó a los Vengadores de Plata a luchar en el Mundo Selvático de Yarán junto a las Tropas de Jungla de Catachán. Los veteranos Guardias Imperiales se sorprendieron al comprobar cómo el color exacto de los guantes y grebas rojas de las armaduras hacía dudar a los Orkos, muy vulnerables a la creencia de que se moverían más rápido por ello.
  • El Hermano Perdido - La búsqueda de ruinas en su Sistema Estelar llevó al Adeptus Mechanicus a descubrir la tumba de estasis un antiquísimo Marine Espacial Vengador. Este hermano sustituyó al Maestre Capitular Verion, caído en Yarán. Tras despertar, fue sometido al escrutinio de la Inquisición, y explicó por qué ciertos Astartes caían en un letargo llamado la Maldición del Sueño Eterno del que no podían despertar. Se trataba de un mal de la semilla genética que ni los Apotecarios podían curar. El Hermano Perdido acabó convirtiéndose en el cuarto Señor del Capítulo en el 723.M41. Los avances aportados por él han contenido en gran medida el avance de la Maldición.
  • La Campaña de Roria - Una invasión de los Eldars Oscuros atrae la atención de los Vengadores, que les presentan una batalla fiera. A su auxilio acuden los Filos de Sangre, Capítulo Sucesor de los Ángeles Sangrientos. Los Vengadores sufren una gran cantidad de bajas, pero a diferencia de los Filos de Sangre pocas de ellas son mortales. Ambos Capítulos casi llegan a las manos cuando los Filos acusan a los Vengadores de Plata de robarles glándulas progenoides de sus hermanos caídos para "el estudio y cura de la Rabia Negra". Solamente el Inquisidor asignado a la campaña consigue evitar el desastre haciendo uso de su autoridad. Tras la investigación (en la que participa el Sacerdote Sanguinario de los Filos) el veredicto de robo se considera negativo. A pesar de la falta de pruebas, el Señor del Capítulo de los Filos jura venganza.
  • La Campaña de Vadlerum - Terrible contienda a manos del Hermano Perdido. Tres Compañías completas, incluyendo la Tercera y la Quinta, se embarcan en una Cruzada de búsqueda de conocimientos acompañados del Mechanicus, un Inquisidor, y varios miembros medicae para vigilarlos. En la contienda, solamente comparable a la Cruzada Oscura, se ve implicada la Guardia Imperial, el Adeptus Mechanicus, los Vengadores, una partida de guerra del Caos, Demonios, Eldars, Necrones, y ocasionales piratas Orkos y Eldars Oscuros. Incluso se rumorea que hubo participación de los Caballeros Grises para detener la invasión demoníaca, que resultó en el Exterminatus de Vadlerum V. El resultado es la declaración (por parte de los otros Maestres Capitulares ante la mismísima Inquisición) de renegados al Hermano Perdido y sus tres Compañías por colaboración con xenos Necrones. Tras una serie de derrotas consecutivas en las que claman haber descubierto algo esencial para la supervivencia del Imperio, los Vengadores renegados se convierten en los Vengadores Exiliados y son declarados traidores, retornando a la heráldica más antigua. A pesar de ello, ellos se siguen considerando Leales, y siguen buscando pruebas de su inocencia. El resto del Capítulo se somete a una Cruzada de Penitencia de 100 años, y tras ella, continúa necesitando el permiso de los Inquisidores para participar en cualquier campaña. Phoros sustituye al Hermano Perdido como Maestre Capitular. El destino del Hermano Perdido y sus Marines es desconocido. Randus, el Inquisidor asignado a vigilarlos, es declarado hereje y huye.
  • Cruzada de Penitencia - En la actualidad, cuatro Compañías completas de los Vengadores de Plata luchan en las inmediaciones del Ojo del Terror para purgar su culpa. Sus aportes médicos hacia otros Capítulos Astartes o Regimientos de la Guardia son muy valorados. Aún a día de hoy, el Mechanicus sigue proporcionándoles recursos, lo que da a la Inquisición motivos para pensar que estuvieron de acuerdo con todo lo sucedido en Vadlerum, de donde se sospecha que extrajeron tecnología Necrona para sus propios fines.

Otras campañasEditar

Los Vengadores todavía participan en otras campañas, aunque dos de sus Maestres Capitulares están obligados a mantener la Cruzada en el Ojo del Terror. El que no se haya mandado a todo su Capítulo se explica por la maestría médica que poseen. A veces se los despliega junto a otros Astartes como apoyo, siempre bajo el incansable ojo de los Inquisidores.

CuriosidadesEditar

Los Vengadores de Plata carecen de Cuarta Compañía. A pesar de que tres de sus Compañías han sido consideradas renegadas y se han refundado con las reservas, se mantiene esta costumbre sin importar los hechos recientes. Algunos Neófitos asustados, salvados de la purga de Vadlerum, aseguraron haber visto Marines muertos luchando al lado de sus mayores. Estos Marines habrían llevado un IV grabado en la hombrera. Esta información ha sido contrastada con los Ángeles Sangrientos, antagonistas también de los Vengadores Exiliados en esta campaña.

Uno de los Neófitos se echó a llorar durante el interrogatorio sin haber sido sometido a presión alguna, citando al Capellán traidor Hérbitus: "...y vagaréis eternamente portando vuestra vergüenza".

Entre los Vengadores leales, se dice que ese es el destino de los traidores de su Capítulo: luchar para siempre hasta redimir su culpa.

CitasEditar

"Sacrificar las vidas y almas de todo nuestro Capítulo no es nada si podemos lograr lo que hemos venido a conseguir aquí"
Capellán traidor Hérbitus, durante la Campaña de Vadlerum


"¿Acaso no te das cuenta de lo que has hecho? ¡Nosotros somos leales, hermano!"
Maestre Vairos, dirigiéndose al Hermano Perdido


"Sin duda lo somos. La verdadera lealtad solamente se consigue con acciones incomprensibles, lo que implica ser declarado traidor"
El Hermano Perdido, contestando a Vairos


"¿Por cuanto te vendiste a esa escoria alienígena, hereje?"
Lord Inquisidor Torquemada Coteaz, juzgando al Inquisidor Randus


"Jamás lo hice, colaboré con xenos porque teníamos intereses comunes. Sabía que esto era traicionar al Imperio. Es triste que después de desenterrar la verdad, mis actos fueran de lealtad al Emperador. ¿Te atreverías a averiguar quién es en realidad el traidor, Coteaz? Empiezo a creer que si yo soy el hereje, esto no merece la pena"
Respuesta del Inquisidor Randus, defendiendo su inocencia y la del Hermano Perdido, momentos antes de ser declarado Xenos Horrificus


1:_

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.