FANDOM


Vulkan the Salamander

Vulkan He'stan.

Vulkan He'stan es el actual Padre Forjador de los Salamandras.

HistoriaEditar

Según la antigua tradición de los Salamandras, el Primarca Vulkan dejó atrás nueve artefactos. Vulkan dispersó estas reliquias por toda la galaxia, tanto para impedir que cayeran en manos de los enemigos de la Humanidad, como porque sabía que ni siquiera el mayor trofeo valía de nada si era conseguido sin un desafío. Desde la desaparición de Vulkan, los Salamandras siempre han nombrado un Padre Forjador para que busque el legado perdido del Primarca. A finales del 41º Milenio, esta carga recae en el Capitán He’stan.

He'stan era el Capitán de la 4ª Compañía, puesto en el que llevaba sirviendo durante algo más de un siglo. El concilio del Capítulo decidió que ocupara el lugar de Padre Forjador. Cuando He’stan renunció a sus antiguos títulos y deberes, también se despojó de su nombre de pila sin dudar, pues los rituales de los Salamandras establecen que aquel que camine tras los pasos de Vulkan debe portar su nombre, y portarlo con orgullo.

En el cumplimiento de su misión, He’stan ha recorrido una retorcida senda por la galaxia, guiado de sistema en sistema por pistas inscritas en el Tomo de Fuego (escrito por el propio Vulkan), el cual es extremadamente difícil de interpretar. Muchos de los mundos que He’stan ha visitado han estado en manos de traidores humanos, invasores alienígenas o cosas peores. Lugares así solo pueden ser investigados una vez han sido purgados con fuego y espadas, y los Salamandras no dudan en desatar todo su poder para ello si es necesario. Resistirían cualquier sufrimiento y soportarían cualquier pérdida con tal de recuperar los dones de su Primarca, pues creen que cuando los nueve artefactos hayan sido recobrados al fin, él regresará para dirigirles de nuevo.

He'stan no solo cuenta con el mando sobre la 4ª Compañía, sino que si tiene indicios sobre el paradero de algún objeto puede invocar a todo el Capítulo de los Salamandras.

ArmamentoEditar

He'stan porta la Lanza de Vulkan, un arma reliquia de precisión, que arde con tanta fuerza que incluso puede derretir la ceramita; el Manto de Kesare, el cual esta hecho de escamas de dragón, tan duras como el adamantio; y el Guantelete de la Forja, modificado de tal forma que puede disparar como un lanzallamas pesado, y que es el artículo recuperado más recientemente (de las manos de Corsarios Eldars al mando de Lath Bloodweaver).

Los otros dos objetos encontrados son: la Nave Forja Cáliz de Fuego, que tiene la capacidad de un pequeño mundo forja, en la cual están guardadas las armas de los Salamandras, y el Ojo de Vulkan, un satélite láser, el cual protege la Fortaleza-Monasterio de los Salamandras.

De los otros artefactos (el Motor de las Aflicciones, el Carro de Obsidiana, la Llama Desatada y la Canción de Entropía) sólo se conocen los nombres. Su tamaño, forma y localización están encerrados en el Tomo de Fuego, para ser descubiertos a medida que las profecías del Primarca se van revelando. Es el deber de He’stan continuar buscando con la paciente pero decidida perseverancia de los Salamandras hasta que todas estas reliquias sean halladas.

MiniaturaEditar

  • 5ª Edición.

GaleríaEditar

FuentesEditar

Exraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Codex: Marines Espaciales (Ediciones 5ª-8ª).
  • Warlords of the Dark Millennium - Vulkan He'stan.
  • Draco de Fuego, de Nick Kyme.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.