FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

Volksicht I

Meganúcleo del Volksicht y su nodo primario

El poderoso Volksicht I, también conocido como Alma de Balhaus, es una Inteligencia Artificial inductiva de metaprocesamiento centralizado y desarrollo autónomo que ha ido evolucionando y aprendiendo ininterrumpidamente desde el 109 DDF (970.M36), logrando alcanzar ciclos completos computacionales de hiper-magnitud, con una capacidad incomparable a la de ninguna otra IA conocida por el momento.

DescripciónEditar

Con diferentes fases concéntricas situados en varias localizaciones de Helheim, el centro neurálgico del Volksicht se encuentra a diez kilómetros de profundidad bajo la ciudad de Balhaus. Enterrado en un sólido sistema de contención electromagnética y protegido incluso con poderosas barreras psíquicas que lo aislan, el sistema analiza y modela constantemente inacabables cadenas de información relacionada, dando forma a una inmensa base de datos a la cual acceden los ciudadanos y sistemas dependientes de Balhaus cotidianamente en función de su nivel de autorizacion.

Estos accesos se controlan mediante el sistema de identificación ENA y altos protocolos de seguridad, lo cual evita errores, filtraciones de información reservada y ataques externos. Asimismo, el Volsicht cuenta con diferentes subnodos autónomos repartidos que pueden mantenerlo en marcha en caso de un apagado del nodo central, pues la información se dispersa y replica por toda su red en función de las necesidades. 

Del mismo modo, además de dar servicio a todos los ciudadanos del territorio de Balhaus, el Volksicht se encarga de múltiples tareas que ha ido adquiriendo con el paso de los Miclos dadas sus inmensas capacidades, precisión y velocidad de procesamiento.

CapacidadesEditar

Terminal Volksicht

Terminal fija de acceso al Volksicht

El Volksicht posee una interfaz de comunicación y acceso ultrarrápida albergando en su interior todos los datos conocidos por la sociedad de Balhaus sobre el universo y sus pobladores, así como los mundos que lo componen y centillones de otros datos concretos.

El volumen de información manejado y generado crece exponencialmente, almacenándose todo en soportes ultramagnéticos de capacidad cuasi-infinita (dispositivos de almacenamiento en forma de cilindros irtiónicos de un metro de largo por cinco centímetros de radio) codificados, replicados y ubicados en localizaciones de seguridad (no sólo en Helheim). Las terminales Kampfcomm y posteriormente los Geistcomm son un medio habitual de acceso, si bien cualquier terminal fija puede conectarse con la base de datos si tiene el nivel de seguridad apropiado.

El Volksicht, custodio y analista de toda esta información, es sin duda el aparato más evolucionado que hayan creado jamás los expertos de Balhaus, pues es completamente autónomo, capaz de razonar y aprender, y si bien tiene conciencia de sí mismo no se permite que desarrolle una voluntad autónoma, limitando sus acciones a los designios del Weisering y sus órganos delegados como apoyo en la toma de decisiones.

Su tarea general se distribuye también a través del ámbito de la investigación en diversos campos. Del mismo modo el Volksicht es el encargado de su propia defensa virtual, pues establece sistemas de seguridad que evitan intrusos y es capaz de aislar las amenazas potenciales. También puede modificar y generar nuevo código inmediatamente cuando se detecta algún problema, cambiando por completo las rutinas de acceso, su configuración, encriptación e interrumpiendo cualquier señal sospechosa. Su capacidad de procesamiento es posible gracias a la tecnología evolucionada basada en la Malla von Neumann, un avanzado sistema aplicado también en menor medida en inteligencias artificiales simples.

El Volksicht se ocupa de gran parte de las funciones de planificación de Balhaus, empezando por el Planfein y siguiendo por diferentes sistemas subordinados en todo el territorio y también específicos de las Colonias.

Ha habido algunos casos de ataques al Volksicht aunque ninguno de ellos tuvo éxito, si bien es conocido que el Adeptus Mechanicus del Imperio intentó mediante el atentado de Volündr acceder y robar información del mismo. A partir de ese punto los protocolos de seguridad y la custodia de las instalaciones se aumentaron, destinándose a su protección batallones del Wehrgruppe y a partir del Miclo VII (M42) distintos escuadrones de unidades AMS controladas por el mismo Volksicht para la seguridad de sus instalaciones en caso de ataques físicos.

Es también de mención el incidente acaecido en el 2679 DDF (111.M42) durante el evento conocido como Pérdida de Hugin, en el cual el Volksicht fue objeto de un ataque virtual a gran escala que casi alcanzó el propio núcleo del metaprocesador, viéndose afectados sus nodos raíz y la pérdida temporal del control de las redes y distintos sistemas, lo cual derivó en la eventual caída de la colonia en manos de los siervos de Tzeentch, quienes astutamente conspiraron durante largo tiempo para elaborar un plan que desbaratara el funcionamiento de la poderosa IA central de Balhaus, aunque no lograron su objetivo.

EvoluciónEditar

El Volksicht se desarrolla autónomamente desde hace siglos con intervenciones externas puntuales, albergando conocimientos de toda índole gracias a los cuales es capaz de enunciar teorías innovadoras que han ayudado a los balhausitas a alcanzar un nivel tecnológico sin parangón.

Del mismo modo, también se potencia a sí mismo gracias a su propio desarrollo, como es en el caso del uso de microneutrinos y femtobots que aceleran los intercambios de flujos de información mediante campos electromagnéticos de alta intensidad, lo cual aumenta su capacidad progresivamente en un ratio aproximado de duplicación cada medio ciclo.

La seguridad del Volksicht se despliega en sus versiones más avanzadas en forma de distintas capas de acceso protegidas por algoritmos de seguridad en evolución constante, los cuales se recodifican en intervalos de microsegundos y proponen bloqueos iterativos cuya dificultad para su franqueo requeriría de tiempos computacionales demasiado prolongados para las capacidades conocidas.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.