FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Flota viaje disformidad wikihammer

Viaje a través de la Disformidad

El salto o viaje disforme es una forma de viajar más rápido que la luz por la galaxia mediante la entrada a la Disformidad, una dimensión psíquica paralela, y la reaparición en un nuevo punto del espacio real a años luz del punto de partida.

DescripciónEditar

Un salto disforme consiste en la entrada de una nave a la Disformidad desde el espacio real mediante la activación de su motor de Disformidad para abrir una grieta entre las dimensiones, el desplazamiento por las corrientes de la Disformidad mediante sus motores convencionales durante un tiempo apropiado, y finalmente el uso de su motor disforme para volver al espacio real en un nuevo lugar, habiendo evitado recorrer físicamente años luz de espacio galáctico. Este proceso se conoce como salto o brinco, y el acto de entrar o salir de la Disformidad como inmersión, paso o traslación.

Lo dificultoso del asunto es que el Inmaterium no sigue las leyes físicas normales, y siempre se está moviendo con corrientes y mareas inconstantes, así que el punto de salida exacto en los viajes a largas distancias suele ser impredecible. Los saltos pequeños, de hasta cuatro o cinco años luz, suelen ser precisos, mientras que los largos pueden ser peligrosos o desviarse mucho. Es más seguro y sencillo viajar de unos sistemas a otros, entre los cuales hay canales establecidos con corrientes disformes bien cartografiadas y usadas regularmente por las Flotas Mercantes.

Para añadir aún más imprevisibilidad, hay drásticas diferencias temporales entre la Disformidad y el espacio real. El tiempo pasa a velocidades muy diferentes y variables en ambas realidades. Solo una vez que una nave emerge del Inmaterium se puede saber cuánto tiempo ha durado su viaje en tiempo real. Generalmente, no obstante, un día en la Disformidad equivale a doce días reales. En ocasiones, las naves y flotas pueden quedar atrapadas en burbujas de tiempo durante cientos de años. Esto puede llevar a sucesos extraños, aunque extremadamente escasos, en los que ejércitos enviados de un extremo a otro de la galaxia para defender un planeta amenazado solo para llegar con muchos años de retraso y encontrarse el planeta en manos enemigas. Se llegan a contar extraños relatos de naves que viajaron hacia atrás en el tiempo y aparecieron antes de haber entrado en la Disformidad.

Entrar a la Disformidad puede, como muchas otras cosas, perturbar el tejido de la Disformidad. Se dice que es como la caída de una gota en un charco, que produce ondulaciones en todos los sentidos. A menudo un salto disforme puede delatar la posición de una nave, permitiendo que otras puedan rastrearla.

Saltos calculadosEditar

Un salto corto puede ser realizado calculando el rumbo proyectado de la nave, las maniobras correctivas, el tiempo aproximado de viaje y el punto de salida antes de dar el salto. Mientras la nave aún está en el espacio real, su motor de Disformidad tiene la capacidad de analizar la parte de la Disformidad que se corresponde con la posición actual de la nave, y de observar el flujo de la Disformidad. Pero este análisis solo puede hacerse desde el espacio real, lo que implica que este tipo de salto es inherentemente impredecible, ya que depende de que las corrientes disformes no cambien una vez la nave se sumerja en ellas: una vez la astronave está en la Disformidad, no hay forma de detectar sus movimientos y lo único que puede hacer es continuar a ciegas hasta que reemerge, con la esperanza de haber llegado a donde quería. Generalmente, la distancia segura para este tipo de salto es de hasta cuatro o cinco años luz.

Saltos pilotadosEditar

Navegante disformidad

Un navegante.

Los saltos más largos, de hasta 5000 años luz, pueden hacerse dirigiendo a una nave por las corrientes de la Disformidad. Solo los humanos mutantes conocidos como Navegantes pueden hacer esto, ya que tienen la capacidad de mirar a la Disformidad sin volverse locos. Dentro de la Disformidad pueden percibir el Astronomicón, una poderosa baliza psíquica centrada en Terra, y usarla como una especie de referencia náutica juzgando su distancia, fuerza y posición para ajustar el rumbo de la nave cuando esta es desviada por las corrientes. Sin embargo, los viajes pilotados siguen siendo impredecibles y peligrosos, pues el poder del Astronomicón, aunque es inmenso, está limitado a un diámetro de 50000 años luz de Terra, y las tormentas Disformes y los fenómenos psíquicos como la Sombra en la Disformidad pueden provocar disrupciones y bloqueos en su señal.

LimitacionesEditar

Las naves que emergen de la Disformidad deben aparecer a cierta distancia del sistema de destino, pues se arriesgan a ser destruidas por las tensiones gravíticas de la estrella y sus planetas. Debido a esto, muchos mundos civilizados poseen puntos de salto marcados con balizas para ayudar a la navegación. Las flotas piratas suelen acechar cerca de ellos, con la intención de atrapar a las naves con la guardia baja.

PeligrosEditar

Disformidad

Un Inquisidor observa la Disformidad desde su nave.

La Disformidad está poblada por muchas bestias antinaturales y Demonios del Caos. En el Inmaterium, estas criaturas acechan a las naves buscando una debilidad que les permita atacar. Para prevenirlo, las especies que viajan por la Disformidad han inventado barreras repulsoras de la Disformidad para sus naves (como el Campo Geller de los humanos), que les permiten viajar sin ser molestadas, aunque no son infalibles y de vez en cuando las almas de toda la tripulación son devoradas por el Caos.

Otros métodosEditar

Existen otros medios para viajar por la Disformidad y el Espacio Real a gran velocidad.

Grietas disformesEditar

Artículo principal: Grietas disformes.

Una grieta o portal disforme es un punto en el Espacio Real que interactúa con la Disformidad para formar un paso estable de entrada y salida, permitiendo ahorrarse el uso del Motor de Disformidad. Los Esclavizadores son una raza conocida por usar portales para viajar entre la Disformidad y el Espacio Real. Sin embargo, el Imperio no entiende la naturaleza del funcionamiento de esos portales o fisuras. En ocasiones las grietas disformes aparecen al azar, y en otras son creadas por los Dioses del Caos o por mortales. Algunas duran apenas instantes, otras días, años o incluso siglos. Las fisuras a gran escala, como el Ojo del Terror o el Torbellino, proporcionan refugio al Caos y les permiten atacar la Galaxia.

TelarañaEditar

Portal telaraña eldar 2

Portal Eldar a la Telaraña.

Artículo principal: Telaraña.

La Telaraña es una serie de portales secretos y túneles empleados por los Eldars y los Eldars Oscuros. Construida hace muchísimo tiempo por toda la galaxia y conectada a los Mundos Astronave, cada portal es un punto del espacio real conectado a otro mediante un túnel en la Disformidad, protegido de esta porque existe en ambas dimensiones pero no del todo en ninguna. Los viajes por estos túneles pueden hacerse en un tiempo fijado. Los túneles arteriales son lo bastante amplios como para permitir el paso de astronaves enteras, aunque la mayoría solo permiten el paso de criaturas del tamaño de humanos o vehículos pequeños.

La Telaraña es antiquísima y algunos pasadizos y portales se han perdido o roto. Algunos han sido descubiertos por el Imperio, que los conoce como puertas disformes, y se han vuelto vitales para mover objetos con seguridad, aunque sin saber por qué existen ni quién las creó. Obviamente, tales puertas son muy escasas.

Los Necrones realizan incursiones a través de la Telaraña empleando las Puertas Dolmen diseñadas por el C'tan Nyadra'zatha el Ardiente, ahorrándose así milenios de viaje sublumínico en cámaras de estasis. No obstante, la estructura de la Telaraña reacciona contra su intrusión como si de un sistema inmunológico se tratara, y deben recorrer rápidamente sus pasadizos para no arriesgarse a ser destruidos.

T'auEditar

Los T'au, al ser una raza carente de psíquicos, son incapaces de entrar por completo en la Disformidad. Sin embargo, tras duplicar el motor de Disformidad de una nave alienígena, han encontrado la forma de "zambullirse" en la Disformidad, extendiendo el campo de su motor en una forma de ala diseñada para mantener su nave en la Disformidad, hasta que es arrojada de vuelta al espacio real como un balón sujeto bajo el agua y después liberado. Aunque esto es cinco veces más lento que un salto imperial, es mucho más seguro porque no profundizan lo suficiente en el Inmaterium como para exponerse a sus peligros, y además es mucho más predecible ya que su velocidad es constante. No obstante, esta forma limitada de viaje disforme ha supuesto que el Imperio T'au esté muy concentrado en torno a su sistema natal.

TiránidosEditar

Bionave Narvhal

Bionave Narvhal.

Las Flotas Enjambre de los Tiránidos no viajan por la Disformidad, sino que dependen de pequeñas Bionaves Narvhal, capaces de emplear la gravedad de un sistema desde enormes distancias para crear un pasillo de espacio comprimido por el que las naves Tiránidas pueden viajar a gran velocidad hacia el Sistema. Aunque es más lento que el viaje disforme, este método es infinitamente más fiable. En la aproximación final al Sistema, los delicados sentidos de los Narvhal encuentran interferencias de las múltiples fuentes de gravedad, así que la flota ha de recurrir a medios más convencionales de propulsión mientras esté dentro de las fronteras del mismo.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Rogue Trader: Core Rulebook (Juego de Rol).
  • Codex: Tiránidos (5ª Edición).
  • Codex: Eldars (4ª Edición).
  • Codex: Demonios del Caos (4ª Edición).
  • Battlefleet Gothic: Reglamento (Juego de Especialista).
  • Codex: Necrones (5ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.