FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

Vesk

Los Vesk son una raza alienígena inteligente y muy evolucionada cuyo territorio, el denominado Protectorado, se encuentra a gran distancia de los límites al Este del territorio de Balhaus.

HistoriaEditar

El mundo natal de los Vesk y capital de su Protectorado, un lugar remoto llamado Veskenis, fue la cuna de estas criaturas inteligentes que evolucionaron desde primitivas formas de vida hasta convertirse en seres inteligentes con conciencia propia y colectiva.

Varios milenios antes de que el hombre apareciese sobre Terra, los Vesk ya eran una civilización estructurada y en expansión, la cual comenzó a alcanzar otros mundos a medida que su tecnología y conocimientos se ampliaban, creando una amplia red de contactos con otras razas presentes en los sistemas circundantes a Veskenis.

Se calcula que alrededor del M19 y tras una serie de cruentas guerras ocurridas a lo largo de todo el sector —se cree que otra poderosa raza alienígena invadió el territorio y se enfrentó a los habitantes originales—, los Vesk se alzaron con la victoria estableciéndose como la facción principal, tras lo cual varias razas se unieron a ellos en una duradera alianza que conformó el origen del Protectorado, el cual en la actualidad se compone de cinco sistemas y una treintena de mundos.

MorfologíaEditar

Los Vesk son Xenos humanoides de alrededor de dos metros de altura, delgados y que caminan levemente encorvados. Su piel es de un color azul oscuro, exceptuando parte de la cabeza (desde la mandíbula inferior), que es de color ocre y posee protuberancias laterales que rodean la masa encefálica, pudiendo comprimirse hasta casi la mitad de su tamaño cubriéndola por completo, como cuando portan casco. Dos ojos separados, una diminuta nariz y boca amplia conforman sus facciones principales, si bien no poseen pabellones auditivos. Sus brazos y piernas son delgados, de huesos muy finos, manos largas y hábiles de seis dedos con dos pulgares oponibles, pies anchos que proporcionan sustentación a su envergadura y articulaciones cartilaginosas.

Su estructura en sí, a no ser que se desenvolvieran en entornos de escasa gravedad, no soportaría físicamente el peso de su propio cuerpo, ya que su gran tamaño y la fragilidad de sus huesos provocarían que éstos se partieran como palillos, pero ahí entra en juego una de las características más relevantes de los Vesk: las glándulas de balance.

Estas tres glándulas están situadas en lo que sería su frente, y están compuestas por un denso conjunto de células iridiscentes que al interaccionar entre ellas generan un campo físico proyectado que se extiende por toda su fisionomía, el cual equilibra su peso permitiendo que se adapte a la gravedad existente, haciéndolo más ligero o más pesado en función de las necesidades.

Esta increíble capacidad, lógicamente, hace que los Vesk puedan incluso levitar si ése es su deseo, ya que controlan conscientemente el funcionamiento de sus glándulas de balance sin esfuerzo, permitiéndoles moverse con soltura incluso portando sus pesadas armaduras.

La esperanza de vida de un Vesk es de alrededor de ciento sesenta ciclos, si bien pueden prolongar su existencia gracias a la tecnología, llegando incluso a duplicar de media ese período con facilidad.

SociedadEditar

Tryklon

El Tryklon, símbolo de los Vesk

La sociedad Vesk es un sistema jerárquico que sitúa a los propios Vesk como dirigentes del conjunto que forma el Protectorado, es decir, de todas las razas que lo componen, si bien entre los mismos Vesk se adopta una forma de republicanismo donde la ley es soberana y los cargos mandatarios se eligen atendiendo al principio de idoneidad. En el Protectorado todos los individuos se consideran iguales independientemente de su raza, y existe un senado donde todas ellas están representadas en idéntica medida.

El gobierno Vesk es un sistema que busca el beneficio común y sin preponderancia de ninguna facción, si bien todos los individuos adscritos al Protectorado deben cumplir las leyes establecidas a rajatabla. Los numerosos mundos que lo componen viven de forma independiente, pero contribuyen al crecimiento del sistema proporcionando recursos y tropas (cuando es necesario), contando a cambio con la libertad de comerciar en todo el territorio, voz y voto en el senado, ayudas en caso de catástrofes y protección de las fuerzas del Protectorado llegado el caso.

Desde su instauración en el M19 una decena de razas se han adherido al Protectorado Vesk, otras han permanecido en los límites aunque con buenas relaciones y otras, las menos, han combatido contra él, lo cual dado su tamaño siempre ha resultado catastrófico para ellas. En todo caso, los Vesk no imponen su sistema ni obligan a nadie a aceptarlo, pues creen en la libertad de cada nación.

Los Vesk viven en grandes urbes aéreas con un alto grado tecnológico capaces de albergar una media de diez millones de individuos, se aprovisionan gracias a la agricultura extensiva y a la ganadería de varios animales que han domesticado con el paso del tiempo, comerciando activamente con otras razas para obtener lo que necesitan.

El emblema y principal símbolo de los Vesk son tres círculos unidos por un triángulo invertido con otro en el interior, el llamado Tryklon, que representa tanto sus capacidades naturales como la fortaleza de la unión de tres principios: lealtad, honor y sabiduría.

TecnologíaEditar

Armadura Vibrania Vesk

Armadura Vibrania de un soldado Vesk

Gran parte de la tecnología Vesk se basa en su habilidad para controlar la gravedad, lo cual les permite desarrollar infinidad de avanzados mecanismos que replican su habilidad para múltiples fines. También utilizan la tecnología proporcionada por otras razas pertenecientes al Protectorado, si bien sus propios avances están muy desarrollados y predominan en su cultura.

Dado que pueden generar campos de atracción o repulsión a voluntad, sus naves no precisan de combustible ni motores que las impulsen, sino que simplemente flotan y son repelidas hacia un punto concreto adonde quieran moverse. Los denominados Repulsores son los artefactos que generan los potentes campos necesarios para lograr esto, los cuales son controlados por los Gravinautas, que son los Vesk designados para guiar sus naves.

En cuestión de armamento, y usando la misma tecnología, los Vesk cuentan con un elenco de artefactos sumamente destructivos, tanto para el uso de sus tropas como para el de sus naves. Los más destacados son los rifles gravitales que porta su infantería o sus temibles cañones. Por otro lado, en cuestión de defensa sus soldados van equipados con armaduras denominadas Vibranias, mientras que sus naves se protegen con escudos conformados por densos campos gravitacionales que absorben los impactos o son capaces de desviarlos.

Estrategia de combateEditar

Los Vesk usan las capacidades derivadas de sus glándulas de balance para enfrentarse a los enemigos, generalmente cargando contra ellos rápidamente con sus Vibranias activadas y saltando –o volando– enormes distancias, haciendo muy difícil que puedan ser localizados en las miras o alcanzados por los tiradores enemigos.

Normalmente disparan sus rifles y cañones gravitales para cubrir su avance, pues los Vesk no rehúyen el combate cuerpo a cuerpo, momento en el que utilizan armas como granadas atractoras y discos de nulidad, algo que generalmente resulta definitivo contra cualquier tipo de objetivo.

Otra de las características más espectaculares que los Vesk usan en combate es cuando se producen los asaltos desde sus naves, pues no requieren de lanzaderas o transportes que los depositen en la superficie del lugar adonde se dirigen, sino que tras situar la nave en una órbita baja y provistos de sus armaduras Vibranias, los soldados saltan hacia la superficie compensando la caída con sus habilidades de control gravitatorio, depositándose en el suelo a gran velocidad y sin sufrir daño alguno.

De este modo los Vesk caen desde el cielo en grupos de cientos, sin arriesgar sus naves y evitando que las defensas de superficie puedan abatirlos con la facilidad que podría resultar en una invasión corriente con lanzaderas o naves de asalto.

Respecto al combate cuerpo a cuerpo, la velocidad y fuerza que pueden desplegar es inmensa, con lo que son rivales temibles que también portan cuchillas y armas de corto alcance para ese tipo de eventos.

FilosofíaEditar

Los Vesk entienden su existencia no como las principales criaturas "elegidas" del universo, como ocurre con otras razas, ni tampoco creen que estén destinadas a dominar las galaxias, sino que tienen un concepto mucho más sencillo y alejado del misticismo. Se consideran meros seres cuya evolución los ha destacado sobre otros, aunque en el fondo, como todos los demás, no son más que materia y energía temporal cuyo fin es disolverse en el cosmos una vez su período vital expira.

Esta visión de sí mismos y del universo los convierte en seres prácticos que buscan su propia armonía, aunque también están dotados de cierta ambición —sin excesivas pretensiones— de extender sus territorios hacia otros confines de la galaxia que ocupan.

DeidadesEditar

Desde el momento en el que los Vesk se conformaron como civilización no tardaron en abandonar los primitivos cultos religiosos que proliferaban entre las arcaicas tribus, olvidando todo tipo de deidad y sus credos en favor de su racionalidad y entendimiento del universo.

Eso no significa sin embargo que no tengan cierta inquietud espiritual, ya que consideran que en el momento del Tránsito (lo que ellos conciben como la muerte) al final del recorrido, su energía vital pasa a formar parte de las corrientes del cosmos, materializándose posteriormente en otra criatura, un evento cósmico como una estrella naciente o tal vez un simple flujo de energía dispersa que flotará por la galaxia para toda la eternidad.

Debido a ello tratan de prepararse para este Tránsito, considerando que una vez su cuerpo material se marchita, deben estar en armonía con el resto de las cosas antes de dar el último paso hacia la eternidad.

Pese a sus postura agnóstica, respetan los cultos de sus gentes —siempre que no se trate de ideales fanáticos o potencialmente perjudiciales para el resto del Protectorado que lideran—, permitiendo la libre creencia y práctica de diferentes religiones, si bien todas ellas son credos pacíficos que no interaccionan con demasiada incidencia en la actividad mundana de los creyentes.

Los Vesk y la DisformidadEditar

Los Vesk no son psíquicos, pero conocen la Disformidad y saben que otras razas sí lo son. No utilizan el Inmaterium porque no tienen necesidad de ello, pues pueden desplazarse con sus naves a velocidades casi diez veces superiores a la de la luz, lo cual es suficiente para desplazarse a lo largo de sus territorios con agilidad.

En cuanto a los peligros de la Disformidad y sus criaturas, los esbirros de los dioses del Caos, sólo en contadas ocasiones han tenido contacto con ellos —generalmente de forma muy violenta—, considerándolos una gran amenaza que debe ser combatida, si bien hasta el momento nunca han tenido problemas significativos de esta índole dentro de las fronteras del Protectorado, exceptuando algunos encuentros con partidas de caza del Caos, generalmente las más afines a Khorne.

Los Vesk y BalhausEditar

El primer contacto con Balhaus por parte de los Vesk fue en el 2630 DDF (012.M42), cuando una escuadra Reisenforsch en misión de exploración irrumpió a través de un portal en territorio Vesk, concretamente en uno de sus mundos, al que denominaban Bestla.

Si bien aquello podía tomarse como un acto hostil contra ellos, los Vesk sintieron curiosidad por aquellos alienígenas que habían llegado hasta allí a través del portal, el cual permanecía vigilado y cerrado, de modo que aunque los balhausitas trataron de sellarlo tras marcharse rápidamente al comprender que se habían metido en territorio habitado por una civilización desconocida, los Vesk volvieron a abrirlo y lo atravesaron para comprobar si aquello se trataba de una amenaza.

El desconfiado encuentro dio lugar posteriormente al Tratado de Bestla.

A partir de entonces Balhaus y los Vesk mantuvieron buenas relaciones, permitiendo a ambas culturas beneficiarse mutuamente de sus conocimientos y de la exploración de nuevos territorios. El portal de Bestla es utilizado por ambas sociedades para el mantenimiento de relaciones comerciales y tecnológicas, lo cual a partir del 2634 DDF (021.M42) supuso también la creación de espacios en sus respectivos territorios para la investigación, construcción y asentamiento de colonias.

Los Vesk y la TelarañaEditar

No es la primera vez que los Vesk tienen contacto con la Telaraña, pues conocen ubicaciones donde han encontrado accesos a la misma, muchos de ellos sellados y abandonados, habiendo explorado algunos de ellos pero concluyendo que se trata de un sistema peligroso.

Dada su tecnología, los Vesk no usan la Telaraña, aunque sí permanecen vigilantes en sus accesos por la posibilidad de que sean utilizados desde el otro lado, lo cual podría derivar en un serio problema para el Protectorado en caso de tratarse de enemigos o invasores que pondrían el pie instantáneamente en su territorio.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.