FANDOM


Malborus mascota guardia transparente El Sargento Marlborus Deliar defenderá este artículo con sangre, acero y fe, hasta que se quede sin lho. ¡Pulsa sobre su pictocaptura si no quieres ser su próximo "voluntario" para limpiar campos de minas!

¡Sigue leyendo! ¡Sólo los cobardes retroceden a mitad de artículo!

Comisario y psiquico sancionado en combate contra los orkos

Vaynom 'Vay' Blenner fue un Comisario asignado a la Guardia Imperial, con una hoja de servicio notable tanto en el 3º Regimiento Gregoriano como en el Regimiento Primero y Único de Tanith.Fue un amigo de infancia del Coronel Comisario Ibram Gaunt, con el que Blenner se encontró en las últimas fases de su carrera, tras un grupo de incidentes en su servicio común en la Cruzada de los Mundos de Sabbat que hicieron que Blenner fuera transferido desde su puesto en los Gregorianos al Regimiento de Tanith.

HistoriaEditar

Vaynom Blenner, hijo de un conserje del Administratum, hubiera muerto con su familia y su padre tras la infestación Genestealer de su mundo natal de no haber estado fuera del planeta visitando a su tía. Dado que su tía no parecía querer aceptar ser responsable de su bienestar, el joven Blenner acabó en la Schola Progenium del planeta Ignatius Cardinal, en donde se convirtió en un buscador de problemas.

Se encontró con Ibram Gaunt cuando el futuro Coronel Comisario , que se había quedado huérfano, llegó a la Schola y descubrió al joven Blenner cepillando los azulejos del suelo con solo un cepillo para hebillas. Cuando el joven Gaunt le preguntó que por qué estaba haciéndolo, Blenner le dijo que había usado munición de verdad durante un ejercicio y que le habían pillado y castigado. También le contó a Gaunt que su padre era un Marine Espacial que había muerto en batalla y que su madre se había suicidado al conocer la noticia. Gaunt descubrió pronto que no eran más que tonterías, y que Blenner había sido castigado por escribir palabrotas acerca de uno de los profesores en la pared de una letrina. Dichas trolas de Blenner fueron las primeras cosas que hicieron reír a Gaunt desde la muerte de su padre, un hecho que formó el núcleo de lo que se convertiría en una duradera amistad.

Ambos niños se graduaron en la Schola y se convirtieron en Comisarios Imperiales . A pesar de ser enviados a diferentes Regimientos, siguieron en contacto, reuniéndose con cierta regularidad a lo largo de sus distintas carreras. Para Gaunt, Blenner era algo sólido y estable que le ofrecía un enlace con el pasado que creía que no tenía en su vida militar, debido a todos los cambios personales y a estar continuamente de acá para allá. Blenner pasó casi una década asignado al 3º Regimiento Gregoriano, un puesto bastante sedentario y tranquilo que hizo que se volviera algo débil y complaciente en su papel como oficial de disciplina. A pesar de dichos fallos, y su denonada predilección por contar trolas, Gaunt siguió considerándolo como un amigo.

Los dos se encontraron por primera vez en mucho tiempo en el planeta Pyrites, poco después de que Gaunt fuera asignado al Primero de Tanith. La insistencia de Blenner en permanecer con su viejo amigo para animarle resultó coincidir con el encuentro entre un agente de la Inteligencia Naval y Gaunt, así como el consiguiente intento de un misterioso grupo de soldados de asalto, sin emblemas en sus uniformes, empeñados en obtener la información y matar a todos los implicados. De hecho, Blenner salvó la vida a Gaunt durante el ataque, al sorprender y matar a dos de los soldados que Gaunt había creído muertos. Tras haber pensado que su amigo era un borrachín falto de forma, Gaunt quedó sorprendido cuando Blenner no quiso oír ninguna explicación de qué estaba pasando, recalcando que confiaba a pies juntillas en Gaunt ya que ambos eran leales sirvientes del Emperador.

Gaunt y Blenner reafirmaron, como consecuencia de ello, su pasada amistad. Poco después Blenner presenció un enfrentamiento entre los miembros del 1º de Tanith y los Patricios de Jantine. Una vez más, Blenner decidió hacer la vista gorda acerca de los sórdidos tejemanejes que parecían rodear a su amigo Ibram Gaunt.

Años más tarde, cuando el regimiento tanith fue apartado del frente y establecido en Balhaut, Blenner retomó el contacto con Gaunt. Cuando este le pidió que se uniera al regimiento como comisario adjunto Blenner aceptó el cargo. Sin embargo, los largos años destinado lejos de los escenarios de guerra habían provocado que sufriera un feroz miedo a no dar la talla en combate y se volvió adicto a los tranquilizantes. 

Gaunt, conocedor de su problema de carácter, lo asignó como supervisor de la recién llegada banda de música de Belladon.

FuentesEditar

Extraído de Lexicanum Inglés .

  • Serie de novelas de Los Fantasmas de Gaunt, por Dan Abnett.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.