FANDOM

Praefactor

conocido como El Devorador de Paraísos

  • Vivo en las pesadillas de los que osan oponerse al Gran Devorador
  • Mi ocupación es consumir la galaxia entera, el universo y todo lo demás
  • Soy Tyranicus Supremus Apocalipto
(Diferencias entre revisiones) | Muro:Praefactor
Línea 27: Línea 27:
   
 
==Las Crónicas de Praefactor, el Devorador de Paraísos==
 
==Las Crónicas de Praefactor, el Devorador de Paraísos==
  +
  +
===Introducción:===
 
Como buen agricultor, el gran tirano ha aguardado la hora de recoger la cosecha. Aún recuerda cuando llegó a esa galaxia, una galaxia muy joven, con escasa visa que consumir. Entonces sintió decepción. Había hecho un largo viaje y no había encontrado más que escoria, vida tan simple e insignificante que no merecía ni un segundo de su atención.
 
Como buen agricultor, el gran tirano ha aguardado la hora de recoger la cosecha. Aún recuerda cuando llegó a esa galaxia, una galaxia muy joven, con escasa visa que consumir. Entonces sintió decepción. Había hecho un largo viaje y no había encontrado más que escoria, vida tan simple e insignificante que no merecía ni un segundo de su atención.
   
Línea 34: Línea 36:
   
 
Ha llegado el momento, sus hermanos pronto responderán a su llamada y el verdadero señor de la galaxia aparecerá para reclamarla y todo lo que la habita. El Gran Devorador ya está en camino y él es su mejor baza, Praefactor, el Devorador de Paraísos.
 
Ha llegado el momento, sus hermanos pronto responderán a su llamada y el verdadero señor de la galaxia aparecerá para reclamarla y todo lo que la habita. El Gran Devorador ya está en camino y él es su mejor baza, Praefactor, el Devorador de Paraísos.
  +
  +
  +
===El Dios Alienígena:===
  +
El letargo es aburrido. No hay sueños, sólo oscuridad. En ocasiones, mi letargo se veía interrumpido. Entonces abandonaba mi escondite y caminaba como un dios entre las criaturas mortales.
  +
  +
He visto miles de mundos, millones de civilizaciones, he aprendido muchos secretos, la mayoría fuera de esta galaxia, la cual no es ni mucho menos la más hostil que he visitado. Más allá del vacío sempiterno hay fantásticos lugares y abominables titanes, fuerzas primordiales con las que medí mis fuerzas; y sabios maestros de la destrucción que me enseñaron muchas cosas, cosas con las que ni ese psíquico medio-muerto soñaría.
  +
  +
Mis dones y conocimientos me han convertido en un ser supremo, y como tal me concebían los mortales. Incontables son las religiones que se fundaron por mi mera presencia. Otrora retratado como un ser trascendental, otrora como un panteón de divinidades. En ocasiones hallaba una raza especialmente digna, y me complacía otorgarles cultura y civilización. En cada mundo, me hacía fabricar un nuevo cuerpo, un nuevo cascarón para mi mente, y me divertía cambiar tan a menudo mi apariencia. Ya fuera con tentáculos, alas o con séquito de furiosos destructores de vida, me presentaba ante los mortales y me reía de sus primitivas interpretaciones y explicaciones.
  +
  +
El silencio llena ahora mis templos, pero no todo está perdido. Aún tengo seguidores, aún tengo adoradores, y se alzarán a mi orden o conocerán mi ira.
   
   

Revisión de 15:28 10 sep 2011

``Seréis alimento ..... nada más´´

Única transmisión registrada de la Mente Enjambre. Magos Biologis.


Rango wiki: Líder de progenie (Corporaptor Primus) Praefactor



Una verdad incómoda

Archivo:180px-Gafgd.jpg









Las Crónicas de Praefactor, el Devorador de Paraísos

Introducción:

Como buen agricultor, el gran tirano ha aguardado la hora de recoger la cosecha. Aún recuerda cuando llegó a esa galaxia, una galaxia muy joven, con escasa visa que consumir. Entonces sintió decepción. Había hecho un largo viaje y no había encontrado más que escoria, vida tan simple e insignificante que no merecía ni un segundo de su atención.

Pero la paciencia es la virtud de los poderosos. Vio potencial donde había bacterias, esplendorosos imperios donde había fango y civilizadas razas donde había gusanos. Esperó. Durante mucho tiempo ha permanecido dormido, oculto.

Pero ahora, por fin, ha despertado. Y la espera ha merecido la pena. Un gran imperio domina la galaxia, inmensas naves del tamaño de una luna albergan miles de psíquicos, razas que jamás había visto se unen bajo una solo doctrina, vastas y bulliciosas hordas pululan por doquier y criaturas ultraterrenales ansían la sangre de los habitantes de la galaxia.

Ha llegado el momento, sus hermanos pronto responderán a su llamada y el verdadero señor de la galaxia aparecerá para reclamarla y todo lo que la habita. El Gran Devorador ya está en camino y él es su mejor baza, Praefactor, el Devorador de Paraísos.


El Dios Alienígena:

El letargo es aburrido. No hay sueños, sólo oscuridad. En ocasiones, mi letargo se veía interrumpido. Entonces abandonaba mi escondite y caminaba como un dios entre las criaturas mortales.

He visto miles de mundos, millones de civilizaciones, he aprendido muchos secretos, la mayoría fuera de esta galaxia, la cual no es ni mucho menos la más hostil que he visitado. Más allá del vacío sempiterno hay fantásticos lugares y abominables titanes, fuerzas primordiales con las que medí mis fuerzas; y sabios maestros de la destrucción que me enseñaron muchas cosas, cosas con las que ni ese psíquico medio-muerto soñaría.

Mis dones y conocimientos me han convertido en un ser supremo, y como tal me concebían los mortales. Incontables son las religiones que se fundaron por mi mera presencia. Otrora retratado como un ser trascendental, otrora como un panteón de divinidades. En ocasiones hallaba una raza especialmente digna, y me complacía otorgarles cultura y civilización. En cada mundo, me hacía fabricar un nuevo cuerpo, un nuevo cascarón para mi mente, y me divertía cambiar tan a menudo mi apariencia. Ya fuera con tentáculos, alas o con séquito de furiosos destructores de vida, me presentaba ante los mortales y me reía de sus primitivas interpretaciones y explicaciones.

El silencio llena ahora mis templos, pero no todo está perdido. Aún tengo seguidores, aún tengo adoradores, y se alzarán a mi orden o conocerán mi ira.




Mi primer comentario

¡ Hola a todos! Estoy muy contento de poder colaborar con vosotros. Llevo mucho tiempo siguiendo esta wiki y me encantaría ayudar. Me aficioné a Warhammer 40000 a partir de los videojuegos ( especialmente Dark Crusade y Dawn of War II), descubrí esta wiki por casulidad y desde entonces no he hecho sino admirar la camadería y el buen trabajo que habéis hecho. Pero ¿qué digo bueno? ¡FABULOSO!


Tengo en mente ayudar en todo lo que pueda pero epecialmente me gustaría colaborar en los artículos sobre los Tiránidos ( mi raza favorita) Estoy abierto a cualquier crítica o sugerencia que me hagáis, lo último que querría sería escribir un artículo que no fuera enteramente perfecto o que alguien se sintiese molesto o incómodo por algo que haya escrito. Un saludo¡

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.