FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!


Turbo-Atomizador Balhaus

Esquema de Turbo-Atomizador estándar

Los turbo-atomizadores eran dispositivos de propulsión para vehículos terrestres creados por el Departamento de Motores de los Laboratorios Krautzmitt hasta finales del Miclo VI (M41). Estos ingenios, generalmente alimentados con Propergolicol, generaban miles de caballos de potencia incluso a bajo rendimiento, impulsando cualquier vehículo común sin dificultad y en cualquier condición.

FuncionamientoEditar

Los turbo-atomizadores constan de tres partes diferenciadas: La primera es una cámara de admisión, donde el combustible es calentado para alcanzar una densidad óptima. Una vez esto sucede, es impulsado a un segundo compartimento donde mediante un proceso electromagnético el líquido es comprimido y pulverizado hasta ser reducido a partículas atómicas. Cuando se ha procesado de esta manera, finalmente se introduce a altísima presión hacia el bloque principal, donde en las tres cámaras de ignición se consume haciendo girar tres rotores que generan la fuerza motriz. La combustión de las partículas a nivel atómico libera cantidades ingentes de energía, permitiendo al bloque generar una descomunal fuerza.

Esto sólo es posible si el material del que está hecho el motor tiene la suficiente resistencia como para soportar todo el proceso –varios materiales aleados fueron incapaces de aguantar la energía generada y el bloque se partía en pedazos durante las pruebas–, siendo el Ultracarbono el único con el que se tuvo éxito durante el desarrollo. Todo el dispositivo está completamente presurizado para su rendimiento óptimo, de modo que en cualquier condición de humedad, temperatura o tipo de terreno son eficaces por completo, permitiendo incluso su funcionamiento bajo el agua.

La generación de residuos es mínima dado que las partículas que no son consumidas en el proceso se retroalimentan en la cámara de admisión, de modo que la expulsión supone menos de un 1%. Estando en funcionamiento las vibraciones que genera el turbo-atomizador son mínimas, así como el ruido, ya que el ultracarbono disipa las ondas dentro de la propia carcasa que envuelve la mecánica haciendo que incluso a máximo rendimiento el sonido sea poco perceptible.

EvoluciónEditar

Los Turbo-atomizadores eran usados de manera extensiva en Balhaus para su maquinaria industrial, transportes de toda índole y vehículos militares y civiles hasta el desarrollo de nuevas tecnologías más punteras y prácticas para estos fines.

La llegada de la hiperfisión requiere de una readaptación de los turboatomizadores para aprovechar las nuevas capacidades tecnológicas, dejando atrás el uso del propergolicol como combustible y los antiguos mecanismos, los cuales son sustituidos en su mayor parte por las nuevas metaturbinas, más poderosas y eficientes en términos de aprovechamiento de sus fuentes de energía.

De esta manera, los turboatomizadores quedan como sistemas para vehículos específicos de recreo, antigüedades y servicios marginales.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.