FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Caos simbolo guerreros de hierro

Toramino es uno de los Herreros de Guerra de la Legión Traidora de los Guerreros de Hierro, comandante de una Gran Compañía y castellano de una antigua y poderosa fortaleza (cuyo nombre se desconoce) en Medrengard.

Herejía de HorusEditar

Toramino fue Capitán de los Guerreros de Hierro durante la Gran Cruzada y la Herejía, y era el encargado de las grandes baterías de artillería conocidas como Stor-Bezashk. Era conocido dentro de su Legión por preferir situarse en retraguardia y manejar sus cañones en lugar de encabezar las cargas.

Tras la batalla de Hydra Cordatus, Perturabo nombró a sus dos nuevos Triarcas para sustituir a los que habían muerto o sido degradados recientemente. Aunque Toramino deseaba convertirse en Triarca, Perturabo consideró que Kroeger sería más adecuado para el puesto, pues solo Toramino podía controlar los Stor-Bezashk como lo hacia. Lejos de consideraer esto como un halago, Toramino consideró que Kroeger le había arrebatado un puesto que debía ser para él, y conspiró junto a Harkor, anterior miembro del Tridente, para acabar con Kroeger.

Su momento llegó cuando Forrix pidió fuego de apoyo para defender la fortaleza temporal de los Guerreros de Hierro de los espectros Eldar en Amon ny-shak Kaelis. Toramino, que también despreciaba a Forrix por ser de baja cuna, urdió un plan junto a Harkon: este mataría a Kroeger en las catacumbas del planeta, y Toramino a Forrix con un bombardeo. Así, bajo el pretexto de una señal mal interpretada, Toramino bombardeó a sus aliados, acabando con una compañía completa de Guerreros de Hierro, sus vehículos y su fortaleza. Sin embargo, Forrix no murió, pues consiguió entrar en un tanque Shadowsword justo antes de que las bombas acabasen con él. Junto a esto, Kroeger mató a Harkon, por lo que ninguno de los dos consiguieron el puesto que deseaban.

Sin embargo, la tracición de Toramino no fue sancionada. Ya sea porque la excusa funcionó, o porque Perturabo decidió no castigarle, Toramino sobrevivio, aunque nunca llegó a ser un Tridente.

Tras la HerejíaEditar

En algún momento durante la 13ª Cruzada Negra, el llamado Forjador de Armas de los Guerreros de Hierro asaltó el planeta Hydra Cordatus, intentando robar la semilla genética de los Puños Imperiales allí almacenada. Bajo su mando estaban los Capitanes Forrix, Kroeger y Honsou. Finalmente el Forjador de Almas tuvo éxito en la conquista del planeta. Aunque los defensores imperiales intentaron destruir la semilla genética antes de que lograra llegar hasta ella, avanzó con la suficiente rapidez como para llegar a las criocámaras antes de que pudieran terminar. El Forjador de Almas, ya favorecido por los Dioses del Caos, fue convertido en un Príncipe Demonio por esa hazaña. Antes de su ascensión, nombró al Capitán Honsou como su sucesor como Herrero de Guerra. Honsou procedió a acabar con los restantes leales al Imperio y se retiró al Ojo del Terror con el material genético capturado en perfecto estado. Tras averiguar que Honsou había regresado a Medrengard, sus compañeros los Herreros de Guerra Berossus y Toramino se encontraron con él en la poderosa fortaleza de Khalan-Ghol, exigiendo que les diera la parte acordada de su botín de guerra. Cuando Honsou se negó, Toramino le amenazó con declararle la guerra, algo que Honsou había fomentado. Toramino y Berossus declararon la guerra a Honsou y abandonaron Khalan-Ghol.

La GuerraEditar

Toramino y Berossus llevaron a sus ejércitos hasta las puertas de Khalan-Ghol, en donde iniciaron las operaciones de asedio: construir trincheras, fortificar las bases de artillería y demás. Los ejércitos de Berossus eran bastante más agresivos que los de Toramino, quien parecía contentarse con sentarse y dejar que su aliado llevara a cabo el grueso de la batalla (que fue lo que precisamente hizo). Las fuerzas de Berossus consiguieron abrirse paso entre los muros de Khalan-Ghol, y Berossus en persona casi logró acabar con Honsou, pero el protector de Honsou, Onyx, reventó el sarcófago de Berossus permitiendo que Honsou le arrancara su Unidad de Enlace Mental, cosa que hizo antes de aplastarle la cabeza. Los Guerreros de Hierro bajo el mando de Berossus desertaron y se unieron a las fuerzas de Honsou, reforzando su debilitado ejército. El conflicto quedó en tablas hasta que Honsou desencadenó al Corazón de Sangre, un Gran Demonio de Khorne que aniquiló a la mayoría de los invasores. Toramino logró escapar y huyó a su ciudadela, en donde se supone que aún reside.

AparienciaEditar

Llevaba puesta una servoarmadura de talla exquisita, forjada y tallada en la propia Olympia, y pulida hasta relucir con un brillo de espejo. Tenía los bordes adornados con espirales y arabescos de oro labrado y emblemas de ónice, y toda la superficie estaba cubierta con terribles símbolos de destrucción. Una capa de color ocre y textura metálica, más resistente que el adamantio, ondulaba tras su amplia figura, ocultando parcialmente el emblema del cráneo de los Guerreros de Hierro que llevaba en una de sus hombreras y su propia insignia heráldica, que llevaba en la otra: un guantelete de armadura sobre una fortificación destruida. Tenía el largo cabello blanco recogido en una cola alta que le llegaba hasta la espalda, y sus severos y nobles rasgos eran angulares y doloridos, lo que reflejaba sus largos años de duras experiencias. Sus ojos eran unos orbes dorados y opalescentes, que ardían de ira contenida bajo unas espesas cejas.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.