FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Tobeld fue un asesino imperial del Clado Venenum durante la Herejía de Horus.

Historia Editar

Él es famoso por ser el último asesino en solitario en serle asignada la tarea de eliminar al Primarca traidor Horus Lupercal, y por ser el que se acercó más a su objetivo antes que la misión fracasara. Como resultado del fracaso de Tobeld, los Clados Asesinos abandonaron sus estrategias previas de enviar a asesinos individuales para asesinar a Horus y en lugar de eso, crearon la primera Fuerza Ejecutora conocida.

Se pensaba que Tobeld era el mejor agente del Clado Venenum, y por ello le fue asignada el mayor objetivo prioritario del Imperio para su asesinato, el Señor de la Guerra Horus. Tardó un año solar completo infiltrándose en la tripulación rasa del Espíritu Vengativo, retirando obstáculos cuidadosamente de su camino con el uso de los venenos característicos de su Clado. Finalmente fue capaz de organizar la asignación de una unidad de sirvientes encargada de acompañar al Señor de la Guerra y su séquito cuando realizaron el aterrizaje sobre el recientemente conquistado mundo de Gyges Prime. Con el complto conocimiento que los niveles de radiación del planeta lo mataría en un día, Tobeld elaboró un potente veneno que creía que podría matar incluso a un Primarca; un agente que disiparía toda la humedad dentro de un cuerpo biológico, ahogando y desecando a los infectados.

Devram Korda

Devram Korda en la actualidad

Tobeld intentó introducir este agente dentro del tentempié de Horus, pero fue descubierto por Erebus de los Portadores de la Palabra, quien alertó al capitán de los Hijos de Horus Luc Sedirae de la presencia del asesino. Sedirae, Erebus y el sargento de Sedirae, Devram Korda, interceptaron a Tobeld a escasos metros de su objetivo. Con sus declaraciones de inocencia puestas en duda, Tobeld trató desesperadamente de acabar con Korda con su veneno, en un intento de que su muerte valiese la pena, pero el sargento Hijo de Horus fue capaz de evitar la contaminación y fue capaz de agarrar el artefacto que Tobeld le había tirado. Por pura curiosidad, él infectó a Tobeld con su propio veneno, concediendo al asesino una muerte irónica tanto como dolorosa.

Fuentes Editar

Extraído y traducido de Lexicanum Uk.

  • Némesis, por James Swallow.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.