FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Disformidad-0

Disformidad

Los Testigos del Abismo son un pequeño y secreto cónclave de eruditos sobre la disformidad y videntes del infierno dedicados al estudio del Pandemonium, la tormenta disforme que amenaza el Sector Askellon.

HistoriaEditar

OrigenEditar

Se reunieron por primera vez cuando uno de ellos, discípulo del sabio Lord Dyrulli y de nombre Lorn Kecimii, notó una perturbación en el reflujo de las tormentas de Disformidad durante el ataque inquisitorial en Vaxi. Algunos dicen que Kecimii estudió el Pandemonium más tiempo de lo considerado prudente y, mientras oteaba sus profundidades, algo le devolvió la mirada. Ciertamente, Kecimii parecía haber adquirido cierto nivel de comprensión de las cambiantes energías de la disformidad que ningún sabio antes que él había logrado. Varios inquisidores del Ordo Malleus pronto se unieron a él para estudiar sus enseñanzas arcanas sobre la Gran Tormenta y sus vínculos con otros sucesos de la historia de Askellon, especialmente sobre los orígenes secretos de los gobernantes del sector.

Normalmente, las actividades de los Testigos sin duda habrían sido descubiertas y denunciadas por un inquisidor de inclinación puritana. Sin embargo, después de la Atrocidad Vaxi, el cónclave realizó sus estudios casi sin ser detectado, ya que la mayoría de los Inquisidores de Ordo Malleus se dedicaron a reestablecer su red de infiltrados en todo el sector. Con la atención inquisitorial enfocada en otra parte, los Testigos del Abismo aumentaron en número y, de un puñado de videntes dedicados a estudiar la condenada disformidad se pasó a ser a una gran cofradía de numerosas docenas de eruditos dedicados al estudio del Pandemonium y las grabaciones de su fundador Lorn Kecimii. Estos textos se convirtieron en parte de una biblioteca en constante crecimiento mantenida por el círculo interno de Kecimii, un archivo escondido dentro del corazón de un planeta enano a la deriva a través del vacío estelar del sistema Thaur, en los mismos límites de un frente invasor de la Gran Tormenta.

Desde su punto de vista aventajado, se dice que los videntes del infierno miran extasiados hacia el vacío, como si fueran capaces de ver más allá del umbral negro del espacio y dentro del vórtice de la disformidad que yace más allá del velo de la realidad. A veces, el velo se despega y largos años luz de irrealidad empírica se deslizan para enrollarse alrededor del planetoide, y cada vez que ocurre, la orden da testimonio de un nuevo bocado de terrible conocimiento. Se dice que Kecimii observa la Gran Tormenta a través de un vasto mecanismo en la cima de la llamada Torre de Escucha, utilizando una especie de planetario cubierto de runas para mirar directamente al Inmaterium mientras un grupo de asistentes transcribe cada palabra. A partir de estas transcripciones y de las anotaciones proporcionadas por el mismo Kecimii, la orden ha acumulado un asombroso archivo de conocimiento relacionado con el Pandemonium y con la disformidad en general. Con toda probabilidad, este volumen de trabajo representa uno de los archivos más peligrosos de conocimiento prohibido no solo en el sector, sino en toda la región galáctica, quizás rivalizando únicamente con los doce santuarios del Reclusium de Gethsemane por el peso absoluto de textos abominables contenidos en su interior.

Conocimiento prohibidoEditar

Con qué fin los Testigos están acumulando tal ingente cantidad de datos en su biblioteca aún no se comprende, pero se sabe que ciertos extractos de sus escritos han aparecido en manos de herejes y orates en todo el sector. Algunas partes se utilizan como fórmulas elementales en oscuros rituales y sobre las masas blasfemas por parte de aquellos que comulgarían con los habitantes de la disformidad, o incluso llegarían a convocarlos, pasando de ser tontos diletantes a amenazas genuinamente peligrosas.

El peligro planteado por los Testigos apenas comienza a ser apreciado por las principales voces dentro de Ordo Malleus, quienes aún no han obtenido evidencias firmes a pesar de haber iniciado varias misiones para localizar el santuario oculto del cónclave. La mayoría de lo que los Inquisidores que se oponen a la secta saben de ella son los restos de conocimiento de la disformidad que quedan tras las tentativas de invocaciones o lo que encuentran en posesión de aquellos que solo tienen conexiones tangenciales con sus miembros y actividades. Casi todas estas páginas describen la naturaleza del Pandemonium y pretende ser una traducción de los orígenes de la tormenta, su causa, y cómo está inextricablemente vinculada al destino de todo el sector.

Estas palabras, conocidas como los Fragmentos del Abismo, si llegan a demostrarse verdaderas, representan horrores más allá de cualquier amenaza que incluso los más desconfiados Inquisidores que investigan los orígenes de Askellon y sus gobernantes pueden imaginar.

FuentesEditar

  • Dark Heresy: Enemies Beyond (Expansión del Juego de Rol)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.