FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.


El Templo Maerorus es un templo renegado del Oficio Asesinorum.

Visión General Editar

Cada uno de los seis templos conocidos del Oficio Asesinorum entrena a sus Asesinos para sobresalir en algún tipo particular de asesinato, y cubrir una gran variedad de objetivos y situaciones tácticas. El Maerorus, el séptimo templo, fue creado para lidiar con múltiples objetivos simultáneamente, tales como la cadena de mando jerárquica de un ejército enemigo, o los miembros de un culto caótico particularmente extendido.

Los adeptos del Maerorus reconocían que, sin importar la habilidad del asesino, se volvía exponencialmente más difícil acabar con objetivos subsecuentes, los cuales ya eran alertados ante la primera muerte. Para ese fin, los asesinos Maerorus fueron diseñados para ser armas vivientes, capaces de acabar con masas de personas sin ningún arma excepto sus propios cuerpos, debido a que incluso el armamento más fino y cuidadosamente mantenido estaba sujeto a fallos. Su modus operandi era entrar en algún área con varios objetivos, como una reunión o concurrencia y matar a cada sub-objetivo presente tan rápido como fuera posible.

Historia Editar

Simbolo Oficio Asesinorum

Símbolo del Officio Assassinorum

Concebidos por primera vez durante los primeros años del M40, el templo Maerorus fue desarrollado por Tecnoherejes bajo las órdenes expresas del Oficio Asesinorum. Se dedicó siglos a intentar ganar influencia sobre el Adeptus Mechanicus para desarrollar la tecnología ilegal necesaria para crear a los asesinos únicos del Maerorus. Se lucharon guerras enteras e incluso se entregó una PCE a los sacerdotes de Marte como pago para las pruebas e investigación requeridas.

El Templo Maerorus comenzó como un gran campo de experimentación ilegal donde miles de prisioneros eran prestados para crear el material genético requerido para crear al primer asesino. Se combinó tecnología prohibida, entrecruzamiento mutante e híbridos xenos, más específicamente cepas tiránidas, para crear al primer (y técnicamente último) asesino, Legienstrasse.

En algún momento, Legienstrasse se rebeló y decidió que tenía el potencial para derribar al Imperio ya que lo consideraba adecuado. Tal era la amenaza que ella presentaba, que el Oficio Asesinourm hizo pactos voluntarios con demonios y Marines Espaciales del Caos de los Devoradores de Mundos para atacar el planeta remoto de Opis, donde Legienstrasse se había refugiado.

El Asesinorum pasó décadas sembrando al inocente planeta, el cual admitía poseer una clase gobernadora fácilmente corruptible, con cultos caóticos y creando desórdenes civiles contra el Emperador. El resultado fue una investigación llevada a cabo por el Lord Inquisidor Kekrops y sus seguidores. Una vez llegaron a Opis, el Inquisidor, así como todos los miembros de su comitiva excepto uno fueron acabados por un agente Vindicare. La culpa por esta acción cayó sobre la decadente clase gobernadora.

Se declaró una guerra completa sobre Opis y se desplegó una fuerza de retribución imperial de docenas de Regimientos de la Guardia Imperial y un gran destacamento de Marines Espaciales de los Puños Imperiales bajo el mando de Darnath Lysander para recuperar Opis. El Oficio Asesinorum esperaba secretamente que la guerra forzara a Legienstrasse a abandonar el planeta, permitiéndole al Asesinorum tener una oportunidad de acabar con ella luego de casi un milenio estando suelta.

La asesina Maerorus fue finalmente asesinada por el Capitán Lysander, aunque hubo enormes pérdidas entre los Puños Imperiales y en la Guardia Imperial. Con su muerte, el templo Maerorus ya no existe, pero Lysander advirtió al Oficio Asesinorum, a través de contactos mutuos en la Inquisición, que habían hecho a un poderoso enemigo entre los Puños Imperiales, al enviarlo a él y a sus hombres a una guerra orquestada por ellos, únicamente para arreglar su propio error.

Fuentes Editar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Seventh Retribution, de Ben Counter
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.