FANDOM


Mascota eldar wikihammer 40k La Vidente Lolai te pondrá dos runas negras si no sigues leyendo. Pulsa sobre su imagen para acceder a la sabiduría de los Eldars.

Aquel que lee su propio artículo puede evitar su propia perdición. Aquel que lee los artículos de otros puede provocársela.

Los Tejecielos (Skyweavers en inglés) son los más audaces entre los Arlequines, temerarios que se lanzan a la guerra a lomos de veloces motocicletas a reacción. Atravesando las líneas enemigas como borrones de movimiento, los Tejecielos no dejan nada a su paso excepto explosiones y muerte.

DescripciónEditar

Las Tejecielos descienden sobre el enemigo como una tormenta prismática, dejando una estela alucinógena de colores y luces mientras atraviesan las filas enemigas. Sus pilotos gritan de júbilo mientras vuelan peligrosamente cerca del suelo y unos susurros siniestros llenan el aire cuando los Actores hacen girar sus boleadoras estelares y las dejan volar en una trayectoria curvada. Las Tejecielos siguen acelerando, mientras acribillan al enemigo y el estampido del plasma alumbra su salida de escena.

Aunque las motocicletas a reacción de los Jinetes del Viento de un Mundo Astronave o los Guadañas de Commorragh son monoplaza, las Tejecielos de los Arlequines acomodan un piloto y un tripulante, cada uno con su propio papel. Mientras el Príncipe de los Cielos maneja el vehículo y el arma principal, el Gran Halcón pelea desde la grupa de la moto. Muchos utilizan boleadoras estelares: cargas de plasma unidas a una cuerda que se arrojan de modo que se enredan en cuellos, extremidades o cañones de armas. La detonación de uno de estos artilugios puede partir a un Marine Espacial en dos, o cercenar la pata de un bípode blindado.

Si bien la potencia de las boleadoras estelares es incuestionable, su gran inconveniente es que sólo se las puede lanzar una vez, así que muchos Actores se decantan por las largas hojas de los filocéfiros. Blanden estas armas con suma pericia, cortando cabezas y mutilando torsos mientras trazan arcos en el aire similares a abanicos sangrientos.

En la mitología Eldar, Tejecielos era el retoño más joven y caprichoso de la nidada de la Serpiente Cósmica. Se le representa como una entidad compuesta por cientos de pequeñas serpientes voladoras, que siempre hablaba en acertijos y andaba en todo momento apresurada y distraída a causa de sus numerosos caprichos.

Se cuenta que, como regalo para el Dios que Ríe, Tejecielos dispersó por los cielos a todas sus facetas, y cada una de ellas narraba una versión ligeramente distinta del relato de las hazañas de Cegorach. De esta manera logró sembrar la confusión entre los enemigos del Dios que Ríe y abatió a muchos de ellos con su virulenta mordedura cuando le dieron la espalda.

Es tradición que una Mascarada incorpore dos bandas de Tejecielos, cuyas acrobacias aéreas añaden a la representación de los Arlequines un punto de velocidad y peligro que deja sin aliento al público. No obstante, hay Mascaradas, como la Mascarada del Rencor Volador y la Mascarada de la Luna Maliciosa, que prefieren desplegar auténticos enjambres de Tejecielos en un ritual que honra la naturaleza polifacética de la serpiente que presta su nombre a las motos a reacción. Durante conflictos como la Flagelación Gorliana o la Caída del Telón Afilado, estas tácticas han demostrado una efectividad increíble, flanqueando y sobrepasando al enemigo con huestes de vehículos gravíticos ligeros ejecutando la Danza de la Prole de la Serpiente Cósmica.

Los carenados de las Tejecielos ofrecen una superficie amplia y lisa sobre la que una Mascarada puede exhibir sus colores y diseños individuales, y como el resto de vehículos Arlequines, su pertenencia a los distintos escuadrones se reconoce por los patrones de colores de sus aletas.

La runa de las Tejecielos también representa los conceptos de "confusión creada deliberadamente" y "destrucción".

Fuertemente armadas e increíblemente rápidas, las escuadrillas de Tejecielos rebasan a sus enemigos antes de masacrarles con su potencia de disparo concentrada. Los shurikens y los rayos de energía electromagnética dan buena cuenta de las tropas de a pie y de los tanques desde lejos. Pero si los Tejecielos deciden trabarse con el enemigo de cerca, resultan igualmente letales gracias a las boleadoras estelares que arrojan y a los filocéfiros que blanden. Sus oponentes poco pueden hacer, pues las motocicletas a reacción se mueven más rápido que sus propios ojos. Además, están envueltos en campos holográficos y espejismos psicodisruptivos que afectan a los sensores y a la cordura de quienes intentan luchar contra ellas.

ArmamentoEditar

Las Troupes de Tejecielos se componen de entre 2 y 6 motocicletas a reacción. Los Tejecielos montan por parejas en motocicletas a reacción Tejecielos, que van armadas con lanzaespejismos y un cañón shuriken o un cañón de disrupción. El copiloto va equipado con holoarmadura y boleadoras estelares o filocéfiro.

GaleríaEditar

FuentesEditar

  • White Dwarf Weekly nº 54.
  • Codex: Arlequines (7ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.