FANDOM


Mascota Tau guitarra sin fondo Este artículo está bajo los auspicios del Imperio T'au. Ui'Pa'kyr Ri'n, músico de la Casta del Agua, ameniza el ambiente con sus más famosos temas. Pulsa sobre él para que te lleve a la fraternidad de los T'au mientras interpreta "Ay, como la Casta del Agua" de O'Camar'on.

¡Únete ar Bié Zupremo!


El actual Mundo Minero T'au de T'ros fue originalmente una colonia minera imperial llamada Taros.

Se convirtió en parte del Imperio T'au durante la Tercera Esfera de Expansión, en la que los T'au aprovecharon la distracción del Imperio de la Humanidad ante el inicio de la 13ª Cruzada Negra, en contra de la cual retiró a gran parte de sus fuerzas de la Franja Este hacia Cadia y el espacio alrededor del Ojo del Terror. Esto permitió a los T'au ganar la Campaña de Taros en el 998.M41 por el control del planeta contra una fuerza imperial enviada a recuperarlo. La capital del árido mundo es la ciudad de Tarokeen. T'ros actualmente está habitado mayoritariamente por Gue'vesa (humanos leales al Imperio T'au) que dieron la espalda al Imperio ante la aparente oferta de mejor vida de los T'au.

Clima y ambienteEditar

El clima de Taros podría describirse con una sola palabra: caliente. Los climas más frescos se dan en las montañosas regiones polares, aunque nunca son lo bastante fríos como para que se forme hielo, y los más calurosos en los profundos desiertos. Las noches de Taros, por contra, son extremadamente frías, con apenas cobertura de nubes. La mayor parte del agua evaporada se condensa y regresa a la superficie durante la noche. Hay escasísimas precipitaciones, de menos de un milímetro cúbico al año.

Taros está dividido en cuatro regiones climáticas principales: montañas, desiertos áridos, desiertos semiáridos, y mares. Arenas cambiantes y rocas desnudas cubren el 95% de la superficie. La región más grande es la montañosa, que cubre el 40%. Las montañas, antiguas y muy erosionadas por las arenas del desierto, no son elevadas, pero sí muy accidentadas. No hay grandes rutas a través de ellas y no se conoce ningún asentamiento en la zona, ya que permanecen como territorio salvaje inexplorado.

La segunda región más grande del planeta son los desiertos áridos. Los Grandes Mares de Arena son inhabitables para los humanos y los T'au, y aunque puede que haya grandes cantidades de recursos minerales enterradas bajo la arena, la logística necesaria para trabajar en un ambiente tan hostil (con altísimas temperaturas, sin suministro de agua, sujeto a grandes vientos y amenazado por enormes tormentas de arena) lo hacen impráctico. La mayoría de los desiertos también están sin explorar.

Las regiones semiáridas, concentradas en torno a las costas, son en general tierras desnudas y rocosas. En las zonas bajas es normal encontrar fuertes vientos cargados de arena. Los pocos mares ayudan a suavizar las extremas temperaturas de Taros (o T'ros). En torno a ellos, en esos territorios semiáridos, se concentran los asentamientos de hidrogranjeros humanos. Hay dos mares principales en Taros: el Ak-Sai y el Em-Sai. Estos pequeños y cerrados mares son la única fuente de agua superficial del planeta y probablemente fueran creados artificialmente durante su terraformación en la Era Oscura de la Tecnología. Hoy los mares son altamente alcalinos, pero proporcionan dos tercios del agua consumida por la población una vez esta es procesada.

El aire caliente que se eleva de los profundos desiertos tarosianos colisiona con el aire más fresco de las regiones montañosas polares. La diferencia de presión causa la aparición de un río de viento muy veloz en la atmósfera superior del planeta. Esta corriente puede alcanzar velocidades increíbles, de hasta 644 km/h. Este sistema de presiones domina el clima de Taros. Cuando la escasa cantidad de agua en el aire se condensa para formar las dispersas nubes típicas de los cielos de Taros, en las áreas más calientes estas se empiezan a transformar en nubes de tormenta localizadas, pesadamente cargadas de vapor de agua. Las nubes de tormenta se elevan sobre los puntos más calientes. Si se encuentran con una de las corrientes rápidas, la cima de la nube empieza a rotar siguiendo el rápido vendaval. Esta fuerza giratoria se extiende hacia abajo por la nube, haciéndola revolverse más y más rápido hasta formar un huracán. Estos tifones pueden ser enormes y soplar durante días. Absorbiendo grandes cantidades de arena, se convierten en las tormentas de arena llamadas "Diablos de Arena" por la población local. La mayoría se acaban apagando sin salir de los desiertos, pero ocasionalmente alguna destruye granjas de agua o instalaciones mineras.

TerraformaciónEditar

Antaño, en un pasado distante anterior a la Era del Imperio, Taros fue un Mundo Muerto. Inhabitable para los humanos, era un desierto desnudo y quemado. En la Era Oscura de la Tecnología, sin embargo, se descubrió su gran riqueza mineral y fue terraformado con la introducción de agua líquida y de flora transgénica para generar una atmósfera oxigenada. Esto permitió crear un ambiente que permite la supervivencia de una pequeña población humana.

Flora y faunaEditar

No hay flora nativa de Taros. Se importó flora transgénica al planeta hace milenios, que sobrevive en las áreas semiáridas en forma de arbustos y cactus. Los mares contienen algas tóxicas, que generan la mayor parte del oxígeno respirable del planeta. No hay fauna nativa registrada.

Economía y sociedadEditar

Casi doce millones de personas habitan en Taros, la mayoría dentro y alrededor de Ciudad Taros (Tarokeen) y en las regiones semiáridas que rodean los pequeños mares. Ciudad Taros está situada en la región de Aestus, donde se encuentran los mares cerrados de Taros. El agua es altamente alcalina, pero las plantas hidroprocesadoras de la costa la hacen potable. Este proceso es apoyado por las dispersas granjas de agua, que recogen la humedad ambiental del aire. Los granjeros de agua venden su producción al Gobernador a través de contratos exclusivos. El Gobernador y sus oficiales (los "agentes del agua") controlan toda la distribución del agua de Taros y por tanto toda la vida. Tarokeen es la única área urbana grande del planeta, y cuenta con el único Espaciopuerto. La mayor parte de los trabajadores tarosianos son mineros, que pasan largas horas en las minas y canteras del desierto. Las otras grandes industrias son el procesamiento y la cosecha de agua. Los trabajadores hidropónicos producen comida en plantas atmosféricamente controladas. El transporte de la mena excavada es otra industria importante en Taros, que se encarga de trasladar los minerales a Tarokeen antes de ser embarcados para su envío fuera del planeta. A larga distancia se emplean grandes aeronaves, pero en las distancias cortas el mineral se transporta en sacos a hombros de obreros o en trenes de remolques tirados por un tractor.

En el M38, como parte del esfuerzo del Gobernador de entonces por mejorar la productividad tarosiana, se solicitó al Adeptus Administratum la importación de mano de obra extramundana en forma de colonias de Ogretes de Jopall. Varios miles de estos grandes pseudohumanos fueron embarcados en masa a Taros para que trabajaran en las minas de las regiones más inhóspitas. Muy fuertes y resistentes, los Ogretes aún son usados en muchas minas tarosianas como parte de la mano de obra. El último censo del Administratum, realizado a mediados del M41, estimó una población de diez mil Ogretes en todo el planeta.

El resto de la población tarosiana se compone mayoritariamente por mineros y obreros pobres que trabajan en cuadrillas. Se mantiene un alto nivel de tecnología, y numerosas tareas están automatizadas debido al difícil ambiente y la importancia de los minerales para la máquina militar del Imperio. Los Misionero del Missionaria Galaxia de la Eclesiarquía afirman que hay pocas pruebas de mutación genética o poderes psíquicos entre los tarosianos.

Las principales exportaciones del planeta, primero para el Imperio y actualmente para los T'au, son minerales destinados a la producción de aleaciones férricas: plomo (empleado en aleaciones para acumuladores, envolturas de cables y protecciones antirradiación), vanadio (mezclado con el acero, le da más dureza; hace de catalizador de otras aleaciones militares), renio (aleado con tungsteno, da lugar a materiales muy resistentes al calor), cobalto (hace al acero resistente frente a la corrosión) y manganeso (el acero manganésico es una forma muy dura de acero que se emplea en piezas tales como taladros, pistones pesados y cañones de armas). A cambio, Taros importa sobre todo comida y agua dulce.

El suministro de alimentos nativo de Taros es cultivado mayoritariamente a cubierto en grandes plantas hidropónicas con atmósferas controladas. Muchos edificios tarosianos tienen sus propias granjas hidropónicas, pero las más grandes se sitúan alrededor de Tarokeen y en las regiones costeras. Esto proporciona a la población el 80% de su suministro de alimentos, mientras que el otro 20% se importa de los mundos circundantes. Los cultivos principales de Taros son variantes del mijo y el sorgo, ambos miembros de la familia de las gramíneas, que dan un grano altamente nutritivo. Los maníes, variante del cacahuete, son una fuente cada vez mayor de proteínas y proporcionan muchos alimentos variados. También se cultivan algunas frutas exóticas extramundanas. Todos los cultivos tarosianos han evolucionado para sobrevivir con un suministro mínimo de agua, la cual es fuertemente reciclada por las granjas hidropónicas para evitar su desperdicio. Otras fuentes de vitaminas y proteínas provienen de algas y microorganismos marinos cosechados en el mar y procesados químicamente para hacer una papilla comestible llamada "Kreml" por los nativos. Esta es la dieta básica de los mineros y obreros tarosianos. Otros productos alimenticios, carnes, productos lácteos y artículos de lujo deben ser importados y son propiedad exclusiva del nivel superior del orden social tarosiano: los oficiales del gobierno, los propietarios de las minas, etc.

Sólo una ciudad importante existe en Taros, Ciudad Taros (Tarokeen), que tiene una población de aproximadamente 4.000.000 habitantes. Actúa como punto de recogida de minerales, y como centro de la administración política del planeta, de distribución del suministro de agua y alimentos y de otras industrias más pequeñas. El área circundante posee la mayor densidad de granjas de agua, plantas hidroprocesadoras y minas, pero hay muy pocos asentamientos grandes aparte de la capital. Aquellos que existen son pueblos construidos alrededor de las mayores explotaciones de mineral.

Rasgos geográficos notoriosEditar

  • El Aestus - El área circundante a Tarokeen y la zona poblada alrededor de los mares tarosianos son llamadas "El Aestus" y son el hogar de aproximadamente seis millones de tarosianos, que viven en dispersas granjas hídricas y asentamientos mineros temporales en torno a explotaciones mineras como la Estación Tungusta, Formax, Tyndaris, Gaidamark, la Estación Sarych, Deucalion y Erebus. Esta zona tiene el clima más moderado del planeta, debido a la proximidad de los mares y a las condiciones generales del viento, y como consecuencia acoge a la mayor parte de la población.
  • Istmo de Iracunda - Es la franja de tierra entre los mares de Ak-sai y Em-sai donde se sitúa la ciudad de Tarokeen. Forma parte del territorio de Ciudad Taros y es el área con mayor densidad de población fuera de la propia urbe.
  • El Gran Mar de Arena - Los vastos desiertos vacíos de Taros. El Gran Mar de Arena está deshabitado y no hay carreteras que lo atraviesen. Está vacío excepto por las dunas de arena. Podría haber enormes depósitos de minerales sin descubrir aquí, que permanecen sin ser explotados debido a las dificultades del trabajo.
  • El Horno - Es un área del desierto rodeada por todas partes por montañas. Solo se puede acceder a ella mediante aeronaves. Aquí es donde se dan las temperaturas más altas de todo Taros.
  • Las Tierras Altas de Phyyra - Se trata de un territorio de yermos rocosos y colinas bajas, con fama de estar llena de bandidos pero también de depósitos minerales muy lucrativos.

HistoriaEditar

Los registros imperiales no detallan la primera colonización de Taros. Lo más probable es que fuese descubierto por los humanos durante los primeros años de la Era Oscura de la Tecnología. No hay ninguna mención específica al Sistema, pero se sabe que muchos de los Sistemas Estelares de la Franja Este de la Galaxia fueron explorados por primera vez en esta época. Cuando se descubrió Taros, no debió de ser más que un Mundo Muerto, un caliente planeta desértico de arena y roca con una atmósfera irrespirable. Si la vida intentó evolucionar alguna vez en Taros, nunca pasó del nivel microscópico. El planeta carecía de agua líquida y apenas había humedad atmosférica. Sin embargo, los exploradores huamanos debieron darse cuenta de que el ecosistema no necesitaba mucho para empezar a ser capaz de soportar vida: las temperaturas eran altas, pero no tanto como para hacerlo inhabitable (excepto en los desiertos profundos), y la atmósfera era lo bastante estable como para poder manipularla. Pero sobre todo se encontraron con enormes cantidades de minerales útiles cerca de la superficie, fáciles de obtener mediante canteras y minas. Por tanto, Taros podía llegar a ser colonizado, y el atractivo de los depósitos de minerales hizo el proyecto de terraformación económicamente rentable.

Durante la Era Oscura de la Tecnología, la Humanidad disponía de la tecnología y el conocimiento necesarios para alterar las condiciones de un planeta para generar un hábitat apto para la vida humana. La transformación no tenía que ser muy amplia, sino solo producir un clima en el que un colono pudiera sobrevivir sin un traje hermético y excavar una mina. Ayudados por tecnología que hace mucho que fue olvidada, los exploradores terraformaron el estéril planeta hasta convertirlo en algo en lo que los humanos pudieran vivir. Esto, sin embargo, no ocurrió de la noche a la mañana, sino que bien pudo llevar 5000 años terranos de duro trabajo: se introdujo agua líquida en el planeta, dando lugar a los mares artificiales; se implantaron plantas y algas transgénicas, que produjeron oxígeno respirable; un cuidadoso mantenimiento y una lenta alimentación cambió la atmósfera. Cómo se logró esto es un misterio en la retrógrada Era del Imperio, pero la cuestión es que hoy día sigue existiendo vida en Taros. La primera mención imperial de Taros aparece en el M30, justo después del final de la Era de los Conflictos, cuando el planeta fue redescubierto por los ejércitos de la Gran Cruzada, surgidos desde Terra con la intención de reconquistar la Galaxia en nombre del recién fundado Imperio de la Humanidad. Los humanos habían sobrevivido a duras penas en Taros, degenerando a un nivel salvaje y paleolítico. La población, que probablemente jamás fue grande, había caído por debajo del millón de habitantes, y se calculó que de haber permanecido así, se habría extinguido por completo en un milenio.

El redescubrimiento de la riqueza mineral del planeta resultó en la decisión del Imperio de recolonizar Taros. Los degenerados y hostiles colonos originales fueron exterminados por una de las Flotas Expedicionarias de la Gran Cruzada y se instalaron nuevos colonos imperiales, que establecieron instalaciones mineras y un Espaciopuerto. Durante los diez milenios de gobierno del Imperio, la población de Taros creció con constancia hasta los cerca de doce millones de personas que hay actualmente. Una gran ciudad, Tarokeen, se desarrolló en torno al Espaciopuerto, y la producción de minerales metálicos siguió siendo su principal valor para el Imperio.

Los informes del Departamento Munitorum indican que en toda la historia del Imperio, Taros solo ha reclutado 8 Regimientos para la Guardia Imperial. El 1º de Taros fue aniquilado durante la 3ª Cruzada Negra. El 2º y el 3º de Taros sirvieron durante la Cruzada de San Saen y acabaron por ser disueltos, aunque sus supervivientes fueron reunidos en otra unidad de la Guardia Imperial. Se desconoce qué fue del 4º y el 5º de Taros. El 6º de Taros se enfrentó a los Orkos del ¡Waaagh! Badun y también fue disuelto más adelante para trasladar a los supervivientes al 15º de Cadia como reemplazos. El 7º de Taros se perdió mientras acompañaba a la tercera expedición del Comerciante Independiente Foulway Tor a la Franja Este. El 8º de Taros permanece activo actualmente como parte de la guarnición imperial de Hellion IV.

Campaña de TarosEditar

La Campaña de Taros enfrentó a las fuerzas imperiales contra la FDP de Taros, los T'au, y sus aliados mercenarios Gue'vesa y Kroot en una serie de batallas a través de la superficie del desértico planeta. Antes de la campaña, el Gobernador imperial, Lord Uphir Aulis, había establecido relaciones comerciales amistosas con los T'au, que deseaban los metales estratégicos de Taros para su propia maquinaria bélica. Al final, el Gobernador buscó pasarse con su planeta al Imperio T'au, con el apoyo de gran parte de la población planetaria.

Su inminente traición fue descubierta por un equipo enviado por el Adeptus Administratum, que buscaba determinar la forma de incrementar el diezmo de mineral del planeta con vistas a cumplir con las crecientes exigencias de material de la Guardia Imperial ante la prevista 13ª Cruzada Negra de Abaddon el Saqueador. Cuando el comercio ilegal con los xenos fue destapado, una Compañía completa del Capítulo Astartes de los Hijos Vengadores fue enviada a matar al Gobernador, pero fracasaron al ser interceptados por guardaespaldas T'au asignados a proteger en secreto al Gobernador.

Tras el intento de asesinato, los T'au anexionaron oficialmente el planeta, mientras que el Imperio reunió un ejército compuesto por varios regimientos de la Guardia Imperial para recuperar el planeta. Tras esto siguió una invasión a gran escala del planeta, que acabó con la derrota del 461º Ejército de la Guardia Imperial y de elementos de las Compañías 3ª y 6ª del Capítulo de los Aves de Presa. Esta derrota se atribuye en parte a la deserción de un gran porcentaje de los tarosianos en favor de los T'au, incluyendo sus Fuerzas de Defensa Planetaria. Taros se convirtió entonces en T'ros, un nuevo Sector de la Tercera Esfera de Expansión del Imperio T'au, y su población en ciudadanos Gue'vesa, mientras su producción de minerales se envía al completo a servir a los militares de la Casta del Fuego.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Imperial Armour III.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.