FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Inqsello Este artículo debe ser actualizado con información de nuevos Codex y publicaciones oficiales. La información que contiene puede no seguir vigente o estar incompleta. Disculpen las molestias.
"Los pecados del padre, dicen. Quizás. Quizás no. Pero nosotros siempre fuimos diferentes. Mis hermanos y yo, nunca fuimos verdaderamente parientes con los otros, los Ángeles, los Lobos, los Cuervos... Quizás nuestra diferencia fue el pecado de nuestro padre, y quizás fuese su triunfo. No estoy fortalecido por nadie que dirija una mirada crítica sobre la historia de la VIII Legión. Sin embargo, estas palabras me enferman. Los pecados del padre. Estas palabras han dado forma a mi vida. Los pecados de mi padre han hecho eco a través de la eternidad como herejía. Aunque los pecados del padre de mi padre sean venerados como los primeros actos de divinidad. No me pregunto a mi mismo si esto es justo. Nada es justo. La palabra es un mito. No me importa qué es justo, y qué es correcto, y lo que es injusto y erróneo. Estos conceptos no existen fuera de los cráneos de aquéllos que pierden su vida en contemplaciones. Me pregunto a mí mismo, noche tras noche, si merezco venganza. Consagro cada latido de mi corazón a destruir todo lo que una vez construí. Recuerda esto, recuérdalo siempre: mi espada y mi bólter ayudaron a forjar el Imperium. Yo y aquellos como yo, nos tomamos grandes derechos en destruir el imperio enfermizo de la humanidad, ya que fue nuestra sangre, nuestros huesos, y nuestro sudor los que ayudaron a construirlo. Mira ahora a tus brillantes campeones ahora. Los Adeptus Astartes que escudriñan los oscuros lugares de tu galaxia. Las hordas de frágiles mortales esclavizados a la Guardia Imperial y encadenados al servicio del Trono de las Mentiras. Ni una de entre todas esas almas había nacido cuando mis hermanos y yo construimos este Imperio. ¿Merezco venganza? Déjame decirte algo sobre la venganza, pequeño vástago del Imperio. Mis hermanos y yo juramos sobre nuestro agonizante padre que expiaríamos los grandes pecados del pasado. Desangraríamos al indigno Imperio que habíamos construido, y purificaríamos las estrellas de la mancha del Falso Emperador. Esto no es mera venganza. Es redención. Mi derecho a destruir es más grande que tu derecho a vivir. Recuerda eso, cuando vengamos a por ti."
Talos Valcoran, el Cazador de Almas. Líder de la Primera Garra de la 10ª Compañía de los Amos de la Noche
Talos Valcoran Amos de la Noche retrato

Talos Valcoran, el Cazador de Almas.

Talos Valcoran, también conocido como el Cazador de Almas o el Profeta, era un Marine Espacial del Caos perteneciente a la VIII Legión, los Amos de la Noche. Líder de la Primera Garra de la 10ª Compañía, Talos era uno de los Marines Traidores que sobrevivieron al paso del tiempo, hasta el M41. Durante la época de la Gran Cruzada era el Apotecario de la Décima Compañía, y mantuvo siempre una relación muy próxima con el Primarca Konrad Curze, el cual le otorgó el título de "El Cazador de Almas".

Cuando Talos consideraba que su caza era sumamente fácil evitaba utilizar narcóticos de combate en su sangre. La pureza residía en abstenerse de tales cosas hasta que se convirtió en necesario.

Talos solía avanzar sigilosamente a través de las sombras, con los nudillos de sus guanteletes arañando las paredes de metal. Siempre fusionándose con las sombras.

Historia Editar

Iniciación Editar

Permanecería desnudo en una sala oscura, en una fila alineada con otra docena de almas. Otros iniciados permanecen junto a él, desnudos, las marcas de sus cicatrices aún frescas sobre sus pálidas pieles. Apenas los percibía. La sexualidad era un concepto prohibido, ajeno a su mente, una de los diez mil conceptos de humanidad que su consciencia descartó. Nunca más recordaría el rostro de su madre y de su padre. Solo recordaría su propio nombre ya que los maestros de la Legión nunca se lo cambiaron.

Tras la Hereía de Horus Editar

Al finalizar la Herejía de Horus, en la cual los Amos de la Noche participaron plenamente, desatando su brutalidad sin medida contra las tropas leales al Emperador, los hijos de Nostramo continuaron su serie de genocidios en masa por todo el Este Galáctico, provocando la ira de los Altos Señores de Terra.

Fue entonces cuando se envió a la mitad de las asesinas del Templo Callidus para eliminar al Primarca Konrad Curze, y así detener sus matanzas. Pero solo una, M'Shen, lo consiguió. Seguidamente Talos persiguió por todo el palacio del Acechante Nocturno a M'Shen con la intención de matarla y vengar a su Primarca, contradiciendo las órdenes de Curze que dejaban bien claro que la asesina debía de poder completar su misión. El resto de oficiales de la VIII Legión solo reaccionaron y ayudaron a Talos cuando supieron que la asesina, además de haber matado a su Primarca, había robado parte de los objetos más venerados de los Amos de la Noche. Al asaltar la nave de la asesina fue Talos quien la mató personalmente, al estilo de los Amos de la Noche.

Cuando la Legión de los Amos de la Noche quedó dispersa adaptarían su modus operandi a la piratería. Entre estos hechos constaba el buscar recursos en pecios que han quedado a la deriva en el espacio. Este tipo de piratería a Talos Valcoran le ofendía enormemente, como siempre era, como siempre había sido desde que se hubieran separado de la Legión de los Amos de la Noche.

Talos y Aurum Editar

"Esto mantiene las cosas interesantes. Adoro cada maldición que su Capítulo (en referencia a los Ángeles Sangrientos) gritan contra mí."
Talos Valcoran. Líder de la Primera Garra. 10ª Compañía de los Amos de la Noche

Talos Valcoran ha sido objetivo de varias cacerías por parte del Capítulo de los Ángeles Sangrientos ya que tiene en su poder una reliquia de los Ángeles Sangrientos, la espada de energía Aurum que la cogió cuando venció en combate a su anterior portador.

Es casi preocupante lo a menudo que los hijos de Sanguinius intentaron reclamar la espada, recuperándola de sus manos. Era mucho menos preocupante de cómo de a menudo tuvo que matar a sus propios hermanos cuando buscaban coger la espada de sus manos muertas. La avaricia destrozaba toda unidad, incluso entre los hermanos Legionarios.

El ProfetaEditar

Con el paso del tiempo desde la muerte de Konrad Curze, a Talos cada vez tenía cada vez con más frecuencia visiones sobre posibles futuros sobre él o gente que le rodeaba. Cada visión iba acompañada de un dolor agónico y de imágenes de muerte y sufrimiento, atormentando su alma y su mente. Por ese motivo era conocido entre los suyos como "El Profeta". Esa extraña capacidad, que heredó de su Primarca, lo convirtió en un instrumento muy útil a ojos de Vandred Anrathi el Elevado, ya que muchas de sus acciones estaban condicionadas por las visiones del Profeta.

Pasaron los milenios, y cada Compañía de la VIII Legión se desperdigó por la galaxia. El Cazador de Almas dejó de ser un simple Apotecario para ser el comandante de facto de la Primera Garra. Algunos hermanos de Talos se dejaron corromper por los Poderes Ruinosos, pero no él. Ese es uno de los motivos por los cuales Talos siempre estuvo enfrentado con su superior directo, El Elevado. Ya que su rectitud y su manera de ser, eran todo lo contrario a las de su comandante.

La 10ª Compañía de los Amos de la Noche participó en el saqueo del Cúmulo de Crythe, junto con la Legión Negra de Abaddon el Saqueador, para poder obtener recursos y personal con vistas a una de las Cruzadas Negras del Saqueador. En esos saqueos Abaddon en persona se interesó mucho en que Talos se pasara de una Legión a la otra, con objeto de poder utilizarlo para sus propios fines. Talos rehusó el honor que le ofrecía el Señor de la Guerra del Caos, provocando la ira de éste.

Talos, sufriría al borde de esta afección muchas veces.

Talos, junto con todos los miembros de la Primera Garra, murieron en Tsagualsa, cuando su nave, la Eco de Condenación, fue acorralada por una partida de Nave Fantasma Eldars de Ulthwé. Talos tomó la decisión de pelear bajo la superficie del planeta, en las antiguas cámaras subterráneas de su antigua fortaleza. El Cazador de Almas sacrificó su vida para intentar matar a la Señora Fénix Jain Zar.

DescripciónEditar

La lucha de Talos contra el Imperio de la Humanidad era muy diferente de la que libraban los demás miembros de las otras Legiones Traidoras. Creía firmemente que el Emperador no era un Dios, y justamente por eso despreciaba tanto a todo lo relacionado con la deificación del Emperador. Talos no aprobaba que sus hermanos se dejaran influir por los Dioses del Caos, pero lo toleraba, ya que eran sus compañeros de armas.

Recuerda las conexiones que bajaban por su espina dorsal. Las cicatrices, los módulos metálicos... En un universo donde ningún dios existe, sabe que su mortalidad más cercana puede venir de la divinidad.

Talos tiene sus labios pálidos y una sonrisa encorvada. Solía gastar varios segundos en disfrutar de la expresión de sus víctimas, de la pasión que emanaba de los ojos, como el odio que sentían hacia él y sus hermanos de batalla.

Armamento y equipo Editar

Su yelmo tiene los ojos sesgados, de un color rojo asesino. Su placa facial está pintada de color blanco pálido. La calavera pálida como el hueso de ojos rojos como la sangre le vigila a la vez que él la vigila. La visión dentro del yelmo es de color escarlata, con runas de datos que fluyen en un lenguaje rúnico muy definido y de color blanco, a través de su retina. Los vox-altavoces de su yelmo crujían al hablar.

A parte del bólter que siempre llevaría:

  • Aurum - Espada de energía que tras una confrontación con un campeón de los Ángeles Sangrientos, de la que salió victorioso, se apoderó de esta preciosa ama de su contrincante. Para el Capítulo de los Angeles Sangrientos está considerada una reliquia. Las palabras rara vez hacían justicia a su artesanía. Forjada cuando la Gran Cruzada del Emperador tomó sus primeros pasos hacia las estrellas, la espada fue forjada por uno de los primeros héroes de la Legión de los Ángeles Sangrientos. Siglos después caería en manos de Talos. Esta espada dorada tiene un travesaño en forma de alas de ángel.

El Cazador de Almas, al igual que sus compañeros de la 10ª Compañía, iba armado con las piezas y armas que podían saquear de los Marines Espaciales Leales muertos, ya que la capacidad de abastecimiento de la partida de guerra era muy limitada.

GaleríaEditar

FuentesEditar

Extraído y traducido parcialmente de Wikihammer 40K UK.

  • Cazador de Almas, por Aaron Dembski-Bowden.
  • Cosechador de Sangre, por Aaron Dembski-Bowden.
  • Acechante del Vacío, por Aaron Dembski-Bowden.
  • Shadow Knight, por Aaron Dembski-Bowden.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.