FANDOM


Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.


Stalynthia es un Mundo Minero controlado por los Dominios Severianos y localizado en el Subsector de la Periferia del Sector Calixis. Actualmente es una de las líneas del Frente de la Frontera Exterior.

DescripciónEditar

La árida superficie de Stalynthia oculta su tremenda riqueza. De hecho, este Mundo Minero es el recurso más valioso de los Dominios Severianos. Aunque es incapaz de sostenerse a sí mismo, ya que el planeta no puede producir la suficiente y adecuada comida para toda su población, Stalynthia puede proporcionar las suficientes materias primas metálicas como para cumplir con las necesidades de todos los Manufactorum que siguen estando en manos de los Separatistas. Mientras sean capaces de seguir cosechando la riqueza del planeta y entregar los minerales conseguidos a otros sistemas estelares, los Dominios Severianos tienen asegurados materiales que pueden ser empleados en el esfuerzo bélico. Por supuesto, tal riqueza hace del planeta un objetivo para todos los grupos implicados en el esfuerzo bélico que se está desarrollando en el Frente de la Frontera Exterior.

ClimaEditar

Stalynthia tiene una atmósfera bastante contaminada, que retiene el calor hasta alcanzar temperaturas casi insostenibles. Los siglos de agresiva minería a cielo abierto han contaminado gravemente la superficie y atmósfera del planeta. El aire es espeso, y está repleto de sustancias en suspensión, que reducen la visibilidad a sólo unos cuantos metros, incluso en los días más claros. En ocasiones las condiciones son tan graves que la navegación sobre la superficie del planeta depende en exclusiva del uso de señales de radar, ya que incluso los más brillantes focos son incapaces de atravesar el densamente contaminado aire. Ese mismo aire es increíblemente peligroso para los ciudadanos del planeta. Las operaciones mineras son llevadas a cabo por los habitantes del planeta desde que son capaces de levantar una pala hasta el día en que no son capaces de mantenerse en pie. En lugar de excavar profundamente bajo la superficie del planeta, todas las minas están abiertas al cielo. Esto tiene el beneficio de reducir el número de desplomes, así como el poder permitir que prácticamente toda la mano de obra del planeta pueda participar en aislar los minerales más valiosos. Sin embargo, incluso con la limitada maquinaria empleada, las constantes excavaciones han contribuido al incremento de la contaminación atmosférica. El polvo se remueve continuamente, y los agresivos vientos del planeta arrastran y revuelven con facilidad las partículas en suspensión que se encuentran en el aire.

Una comparativamente reducida superficie cubierta por el agua y la increíblemente nivelada corteza del planeta contribuyen a los violentos vientos de Stalynthia. Hay pocos objetos que puedan interrumpir el flujo del aire a medida que fluye sobre la superficie del planeta. Se cree que los efectos gravitatorios de las dos pequeñas lunas del planeta también juegan un papel importante en lo que respecta a su revolucionada y violenta atmósfera. La lluvia apenas hace acto de presencia sobre la superficie de Stalynthia, aunque las tormentas de polvo son una ocurrencia bastante común. Las más intensas de estas tormentas son capaces de arrancar la carne de los huesos de un humano expuesto accidentalmente a tales corrientes. Irónicamente, aunque la superficie de Stalynthia apenas recibe luz solar directa, su superficie está hoy en día más caliente de lo que las leyendas indican que estaba en el lejano pasado. Se cree que la contaminación del planeta ha oscurecido la atmósfera, permitiéndole absorber una cantidad mucho mayor de calor. Esto ayuda además a dispersar la luz y el calor, por lo que la temperatura varía poco entre el día y la noche, mostrándose asimismo pocas variaciones estacionales. Una consecuencia adicional es que la superficie está siempre nublada y envuelta en un tenebroso crepúsculo. Muy pocas naves atmosféricas son capaces de viajar a través del densamente polucionado aire de Stalynthia. La cantidad de materia en suspensión de la atmósfera es demasiado destructiva para los motores tradicionales. Muchas aeronaves que tan siquiera intentan penetrar en la atmósfera se estrellan contra la superficie en el momento en que sus sistemas se ven totalmente bloqueados. Esto hace que el transporte sea extremadamente ineficiente y hace de las operaciones militares en Stalynthia algo cuando menos complicado.

Historia y culturaEditar

Sin que resulte una sorpresa, aquellos que viven en el planeta tienen poco conocimiento del valor de su riqueza mineral o de la importancia capital que sus recursos representan para los Dominios Severianos. De hecho, casi toda la población de Stalynthia vive en un estado de casi abyecta pobreza, Sin embargo, no se cree que este fuera siempre el caso. Las leyendas sugieren que, cuando la Humanidad colonizó por primera vez Stalynthia, su atmósfera estaba mucho más despejada. El planeta incluso pudo haber estado en el pasado dotado para la agricultura. El desastre ecológico del planeta se inició después de que los exploradores imperiales descubrieron la abundancia de valiosos minerales que saturaban la corteza del planeta. En poco tiempo, prácticamente todos los habitantes del planeta comenzaron a trabajar en las minas que salpicaban el planeta. Al principio, esto otorgó un cierto grado de libertad económica a los habitantes del planeta que colaboraban en extraer los valiosos minerales de la corteza planetaria.

Con el tiempo, una proporción cada vez mayor de la población se volcó en este trabajo. Esto continuó hasta que surgieron los problemas de polución del planeta, reduciéndose a la par la cantidad de tierra cultivable. Pronto, los miembros de la nobleza imperial del planeta comenzaron a importar comida y bienes de supervivencia que pudieran ser intercambiados por los valiosos minerales. En muy poco tiempo, virtualmente todos los mineros eran poco más que esclavos, lo que resultó ser una situación ideal para el Duque Severus XIII, ya que no le costó demasiado convertir su desesperación en ideas de revolución.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK

  • Only War: Core Rulebook (Juego de Rol).
  • Only War: Enemies of the Imperium (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.