FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!


"¡Es la manera de hacer las cosas en Fenris! ¡Resistimos todo lo que podemos! ¡Luchamos tan duramente como es posible! ¡Matamos tanto como es posible! ¡Solo cuando no podemos hacer más seguimos adelante!"

--Skold Greypelt de los Lobos Espaciales, resumiendo el modo de vida de su Capítulo

Skold Greypelt Lobos Espaciales Wikihammer

Picto-captura de Skold Greypelt, del Capítulo de los Lobos Espaciales

Skold Greypelt
fue el líder de destacamento de los Lobos Espaciales que luchó contra los Tiránidos en el Mundo Helado de Shadrac, colaborando asimismo en la evacuación del mismo. Durante el enfrentamiento contra los Tiránidos, Greypelt rescató y acabó haciéndose amigo del Sargento Poul Marlin, del 10º Regimiento de Slavok, de la Guardia Imperial.

HistoriaEditar

Provocando al enjambreEditar

Cuando el planeta Shadrac fue atacado por los Tiránidos de la Flota Enjambre Medusa, una de las Grandes Compañías de los Lobos Espaciales intentó defenderlo. Una vez quedó claro que el esfuerzo sería en vano, Skold Greypelt y su Manada decidieron quedarse atrás, apoyados por un Sacerdote de Hierro y una cañonera Thunderhawk, para infligir tanto daño como fuera posible a los Tiránidos, haciéndoles pagar el precio más alto posible por la pérdida para el Imperio del  planeta condenado.

Treinta días estándar tras el inicio de la invasión Tiránida, Greypelt y su Manada se encontraron con dos veintenas de supervivientes del 10º Regimiento de Slavok. Los soldados de la Guardia Imperial, debilitados y hambrientos, avanzaban a pie hacia un puesto de avanzada que esperaban que no hubiera sido destruido por los Tiránidos. De inmediato, los Lobos Espaciales comenzaron a seguir a los Guardias Imperiales en retirada, empleándolos brutalmente como carnaza con la que atraer a los enjambres Tiránidos forzándolos a atacar a una presa debilitada. Cuando uno de los enjambres logró rodear por completo a los soldados supervivientes, intervinieron los Astartes, exterminando al enjambre de pequeños Gantes antes de desaparecer de nuevo, dejando a los sorprendidos Guardias Imperiales solos, pero indemnes.

Finalmente, los Guardias Imperiales consiguieron llegar al puesto de avanzada hacia el que se dirigían, en donde uno de ellos resultó afectado por demencia tóxica tras comer comida podrida. El demente escapó a los páramos helados que rodeaban la fortificación, en donde murió a manos (o zarpas) de un Hormagante. Greypelt intervino y abatió al Hormagante justo cuando este se disponía a abalanzarse sobre el Sargento Poul Marlin, quien había salido en pos de su enloquecido camarada de armas con la intención de rescatarlo. Los Lobos Espaciales, una vez más, se fueron una vez concluido el combate, sin establecer ninguna clase de contacto, aparte del sonido de sus Bólters y de la imagen de unas servoarmaduras grises vistas de refilón por Marlin.

La situación se complicó aún más al día siguiente, ya que los soldados de la Guardia Imperial encontraron unos TBP Chimera en el puesto de avanzada, consiguiendo poner tres de ellos en funcionamiento. Los infantes salieron a toda velocidad en busca de los Lobos Espaciales, aunque esto hizo que sus protectores no fueran capaces de seguirlos sin poner al descubierto su Thunderhawk, algo que no querían, ya que los Tiránidos solo estaban empezando a reunirse para eliminar a los tercos defensores. Skold Greypelt decidió seguir a los soldados imperiales con dos de sus hermanos, montados en las tres Motocicletas de Asalto que les quedaban, mientras que el resto de la Manada esperaba a bordo de la Thunderhawk. Los Guardias Imperiales se dirigieron de cabeza hacia otro enorme enjambre de Gantes, contra el que lucharon con ferocidad. Cuando los tres Astartes se unieron a la refriega, acabaron con rapidez con las bioformas Tiránidas menores, dándose cuenta demasiado tarde de que habían caído en una trampa. Los Gantes se habían sacrificado para frenar a los humanos, permitiendo que un poderoso Cárnifex pudiera unirse al combate. Mientras que la "Muerte Chillona" cargaba hacia adelante, Skold Greypelt ordenó a los soldados que huyeran a la carrera, tras lo que se giró para enfrentarse al gigantesco Tiránido con sus dos Hermanos de Batalla. Los tres Lobos Espaciales lucharon con valentía, pero al no disponer de ninguna clase de armamento pesado o anti-tanque, no tenían demasiadas oportunidades de acabar con la poderosa bestia. El Cárnifex redujo a pedazos sus motocicletas, e hirió de gravedad a uno de los Astartes, Tryvgas, tras lo que se lanzó contra los dos Lobos Espaciales que seguían en pie. Fueron salvados justo a tiempo por Poul Marlin, quien, rehusando huir, disparó el último Misil Krak de su lanzamisiles directamente dentro de las fauces del Cárnifex.

La última batalla de ShadracEditar

Skold Greypelt Festin Lobos Espaciales Wikihammer

Skold Geypelt, en el festín funerario de Tryvgas

Tras presentarse, los Lobos Espaciales llevaron a los Guardias Imperiales hasta su campamento, en donde levantaron un túmulo funerario para el mortalmente herido motorista de los Lobos Espaciales, tras lo que encendieron una enorme fogata y disfrutaron de un festín a la manera de Fenris, con muchas canciones, fanfarronadas e ingestión de pintas de cerveza fenrisiana en honor de su agonizante hermano. Se pidió a los sorprendidos Guardias Imperiales que participaran, y, cuando un dubitativo Sargento Marlin se atrevió a preguntar por qué los Lobos Espaciales no estaban preocupados por atraer a los Tiránidos, fue respondido con carcajadas rugientes, juramentos de que los Lobos Espaciales no tenían miedo de nada y la afirmación de Skold Greypelt de que el plan de los Lobos Espaciales había sido, desde el principio, atraer a los Tiránidos en la mayor cantidad posible. Greypelt le explicó que los Astartes querían hacer que los Tiránidos pagaran el precio más alto posible por Shadrac, por lo que su desafío y el hecho de haber exterminado a tantos enjambres menores habían hecho que los Tiránidos, finalmente, hubieran comenzado a converger en grandes cantidades, reuniéndose para acabar con aquella molestia, algo que harían en cuestión de horas.

Tras el festín, los Lobos Espaciales y los Guardias Imperiales adoptaron posiciones defensivas para retener a los Tiránidos por el mayor tiempo posible. Pronto comenzó la batalla, en la que oleada tras oleada de bioformas Tiránidas menores se lanzaron contra los testarudos defensores, solo para ser aniquilados a puñados por las ráfagas de los Rifles Láser y los Bólters, antes de que los pocos que consiguieron atravesar la temible línea de defensa acabaran reducidos a pedazos.

Skold Greypelt Batalla Lobos Espaciales Wikihammer

Skold Greypelt enfrentándose a los Tiránidos en Shadrac

Sin embargo, los valerosos defensores se fueron quedando poco a poco sin munición, por lo que Greypelt lideró la huída del planeta una vez quedó claro que estaba condenado ante el Gran Devorador. El Lobo Espacial llamó a la Thunderhawk del Capítulo que tenían en reserva, a la cual subieron a la carrera Skold, nueve de sus Lobos Espaciales y 18 hombres del Sargento Poul Marlin, logrando escapar en el último segundo.

Mientras sus camaradas lograban escapar, Tryvgas, el mortalmente herido Lobo Espacial, yacía en su túmulo funerario. Con un último grito de desafío, detonó el arma nuclear que había sido enterrada junto a él. Una cataclísmica explosión, vista por los supervivientes desde la órbita, arrasó y aniquiló a los enjambres que convergían, incinerando miles de Tiránidos y negando para siempre su biomateria a la Mente Enjambre. Shadrac había caído, pero la Mente Enjambre tuvo que pagar un considerable precio por semejante acción.

La fuga de ShadracEditar

Las preocupaciones de los supervivientes no habían acabado, ya que las naves de la Flota Imperial y de los Lobos Espaciales, capaces de viajar por la Disformidad, se habían visto forzadas a abandonar el sistema tras ser acosadas por las Bio-naves Tiránidas, dejándolos atrapados y a la deriva dentro de su cañonera Thunderhawk. Greypelt se tomó con estoicismo el hecho de que hubieran escapado de los Tiránidos para morir asfixiados en el vacío, aunque los Guardias Imperiales supervivientes no reaccionaron tan bien, lo que hizo que el Sargento Marlin tuviera problemas para mantener intacta la disciplina de sus hombres. Los desesperados infantes pusieron en marcha la estación de Auspex de la Thunderhawk, tras lo que idearon un desesperado plan para salvarse.

Transporte Flota Eurus Imperio Wikihammer

Lecturas del Auspex de la Thunderhawk mostrando esquemas de la nave con la que escapar del Sistema Shadrac

Al escanear un Pecio Espacial presente en el sistema, identificaron una adición reciente, un Buque Nodriza de Carga clase Eurus de la Flota Imperial que, por algún motivo, se había estrellado contra aquel. Los rastreos del Auspex mostraban que el puente y los motores de impulso del carguero estaban intactos, por lo que los Guardias razonaron que si conseguían desgajarlo del cuerpo principal del Pecio Estelar empleando cargas de demolición sin dañar demasiado la nave, podrían emplearla para hacer un salto a ciegas hacia el puesto imperial más cercano. Trunglas, el Sacerdote de Hierro, mostró cierta reticencia al plan, y Skold Greypelt contempló con desapegada diversión como el Sargento Marlin exponía y defendía el plan al gruñón y refunfuñante sirviente del Omnissiah, quien no quería cometer un sacrilegio contra el Espíritu Máquina de la nave estelar al modificarla o repararla sin seguir los rituales y procedimientos prescritos por el Adeptus Mechanicus. Los soldados de la Guardia Imperial estuvieron de acuerdo en dejar que el Sacerdote de Hierro llevara a cabo sus ceremonias mientras iban colocando las cargas que separarían la nave de carga del pecio estelar, solo causando la detonación una vez el Sacerdote de Hierro estuviera listo.

Los soldados y los Lobos Espaciales se pusieron rápidamente en marcha, pero pronto surgieron problemas, ya que se encontraron con un grupo de Orkos procedentes de otra sección del pecio estelar, quienes querían rapiñar la más reciente adición a su hogar, y se tomaron con entusiasmo el poder pelear. Skold Greypelt ordenó a los soldados que le acompañaban que se mantuvieran en silencio en su puesto, para no molestar a Trunglas mientras iniciaba sus rituales, y se dirigió a investigar los informes de batalla. Llegó a tiempo de ayudar al asediado Sargento Marlin, quien apenas conseguía mantener a raya a los Orkos con las ráfagas de su Pistola Bólter. Greypelt se unió a la refriega, reduciendo salvajemente a los Orkos a pequeños pedazos verdosos con su Hacha de Energía. El Lobo Espacial estalló en carcajadas cuando Marlin le recordó que solo tenían una oportunidad de hacerse con la nave, respondiendo con cierta satisfacción que la vida, en sí misma, solo daba una oportunidad y que lo único que importaba era hacer que dichas oportunidades contaran. Ambos guerreros retrocedieron mientras luchaban, dirigiéndose hacia la escotilla de acceso del carguero de flota, ganando el tiempo necesario para que Trunglas completara los rituales necesarios. Una vez estos estuvieron completos, saltaron a través de la escotilla e hicieron estallar las cargas, las cuales separaron su nueva nave del pecio espacial. Como bonificación, la explosión incineró a los Orkos que estaba atacándoles.

Mientras la Nave Nodriza de Carga se alejaba usando su propia potencia impulsora, Greypelt se rió de Marlin, quien se dio cuenta, confuso, de que solo le quedaba un disparo en su Pistola Bólter. El Lobo Espacial le repitió a su amigo que siempre tendría solo un disparo.

PersonalidadEditar

Skold Greypelt Retrato Lobos Espaciales Wikihammer

Retrato de Skold Greypelt

"¿Alguna vez vas al combate pensando: 'No tiene sentido que me esfuerce, tendré otra oportunidad más tarde'? Solo tenemos una oportunidad, Marlin. ¡La vida solo da una oportunidad! ¡Hacer que cuente es lo único que importa!"

--Skold Greypelt animando en tono burlón a Poul Marlin

Skold Greypelt es un Astartes típico de los Lobos Espaciales, temerario y tenaz en el combate, fanfarrón y extrovertido en los festines y ferozmente protector para con sus Hermanos de Batalla y amigos. Al contrario que los Astartes de otros Capítulos, no tiene problemas ni recelos para interactuar con los humanos normales, haciendo amigos con facilidad entre ellos, mostrándoles el respeto que se hayan ganado. Se desconoce la Gran Compañía a la que pertenece y su rango exacto, pero a juzgar por el hecho de que estaba al mando de una enorme Manada, y que hasta un Sacerdote de Hierro aceptara su autoridad, es bastante probable que se tratara de un miembro de la Guardia del Lobo de su Gran Compañía.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Alemán, Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

  • "Lone Wolves" (Novela Gráfica), por Dan Abnett y Karl Richardson.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.