FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

Singularidad Weimar-Höss

Efecto de la singularidad Weimar-Höss en un campo energético simple convergiendo en un punto central

Se llama Singularización Energética al proceso mediante el cual la energía de cualquier tipo concentrada en un radio definido es absorbida hacia un punto debido a la generación artificial de una singularidad, la cual transforma dicha energía en una nube electromagnética inofensiva que se disipa a gran velocidad. Si la intensidad de dicha singularidad, no obstante, excede ciertos límites, el resultado es una rasgadura extraplanar.

FuncionamientoEditar

La Singularización Energética se produce a través de un ingenio llamado Atractor, una tecnología desarrollada por Ritter Weimar-Höss, experto en mecánica energética y armamento de los Laboratorios Krautzmitt.

El artefacto es un complejo dispositivo de concentración energética dispersa de alta potencia, el cual es capaz de atraer hacia un punto concéntrico toda la energía que exista en un radio concreto. Dicha atracción es tan poderosa que genera una singularidad, la cual absorbe y aniquila los átomos, transformando la energía original en chorros electromagnéticos inocuos e informes que acaban disipándose. En la práctica esto significa que al activarse el Atractor cerca de una fuente de energía, en milésimas de segundo absorberá la misma y se producirá un colapso que termina con la liberación de una carga electromagnética en forma de nube.

AplicacionesEditar

Las aplicaciones del ingenio fueron obvias desde su descubrimiento: El uso de estos Atractores sobre escudos energéticos o motores dieron muy buenos resultados, mejorándose la técnica hasta conseguir un aparato de reducidas dimensiones, el cual era capaz de provocar un colapso completo de la energía en el lugar donde era activado, desintegrándose en el proceso. Montado sobre un proyectil como los Torpedos Barrakuda, el dispositivo es lanzado contra una nave y explosiona al contacto contra su escudo, absorbiendo la energía en un radio variable. El impacto de varios de estos artefactos lo debilitará hasta que la energía quede completamente disipada. Si el impacto se produce contra el casco de la propia nave, el colapso absorberá la energía del aparato debilitando su estructura y causando vacíos de potencia en sistemas y motores, lo cual, si se produce en repetidas ocasiones, provocará que la nave se quede sin energía por completo y a la deriva.

Singularización dirigidaEditar

en el Miclo VII (M42), el descubrimiento del Intraverso proporciona una nueva aplicación de los singularizadores.

Montados en las naves junto con los generadores de campos de recombinación controlados por las Intravernautas, los atractores Weimar-Höss son los ingenios usados para abrir una singularidad en el tejido Intraversal, lo cual da acceso al flujo de fotones hacia este medio.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.