FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Los Sin Piel eran una tribu de criaturas mutantes que vivían en Medrengard, el actual mundo natal de los Guerreros de Hierro.

Tapa cielo muerto sol negro

Uriel Ventris en Medrengard, hogar de los Sin Piel

OrigenEditar

Los Sin Piel eran el producto fallido de las Daemonculati, una máquina demoníaca diseñada por los Guerreros de Hierro para la fabricación en masa de Marines Espaciales del Caos. La máquina utilizaba mujeres vivas a las cuales se les administraba una gran cantidad de droga y substancias maléficas que las deformaba y las convertía en enormes matrices vivientes de maduración. Después se introducía un niño (generalmente esclavos capturados) en dicha matriz y ahí se producía la transformación/mutación que les convertía en marines espaciales. Cuando el proceso no evolucionaba de forma correcta, el desgraciado al que hubiesen introducido en la Daemonculati mutaba irremediablemente.

Los Sin piel nacían desfigurados, mutados y sin piel (de ahí su nombre). Tras ser calificados como no válidos por parte de sus siniestros creadores, se los desechaba a través de los sistemas de alcantarillado de la fortaleza de Khalan-Ghol. Sin embargo, estas criaturas no siempre morían: a veces sobrevivían e incluso prosperaban. Aunque cada uno era único en forma y tamaño, el olor que llevaban en su interior, el olor de la Daemonculati, era para ellos como una marca familiar, y se juntaban formando enormes tribus para cazar cualquier cosa que se le pusiera a tiro. Eran caníbales y salvajes.

Al igual que en las jerarquías sociales modernas, los Sin Piel estuvieron encabezados por el más poderoso entre ellos, una enorme criatura llamada el Señor de los Sin piel. Su líder estaba preocupado no sólo por el bienestar de sí mismo, sinó por el de todos ellos, incluidos los más pequeños y más débiles de su especie. A lo largo de sus cacerías en Medrengard buscaban carne para comer y pieles para cubrirse y cuando cazaban llevaban sus trofeos de vuelta a la guarida para compartirlos con sus hermanos. Sin embargo, el tamaño de sus miembros más grandes les daba un apetito increíble y cazaban de forma incansable.

CreenciasEditar

Un aspecto fascinante de estas criaturas es que rendían culto al Emperador de la Humanidad, a pesar de su estado mutante. Independientemente de sus órganos mutados, no habían olvidado al Dios de la humanidad. Si se trataba de una memoria persistente de la infancia o un producto de la memoria genética que se les inculcó a través de la Semilla Genética (mucha de ella capturada al enemigo) es desconocido.

Los Sin piel hicieron un pacto con Uriel Ventris y Pasanius, y ayudaron con sus fuerzas al asalto a la fortaleza del herrero de batalla Honsou, en Medrengard. Junto con el par de Ultramarines, los Sin piel supervivientes escaparon del planeta. Sin embargo, fueron asesinados en Salinas después de sufrir una infestación demoníaca. Uriel administró la paz del Emperador a los que quedaron demasiado malheridos como para sobrevivir. Debido a la destrucción de las Daemonculati, es probable que los Sin Piel se hallen extinguidos. Aunque como ellos mismos decían: "No debe haber más como nosotros".

FuentesEditar

Extraído, traducido y adaptado de Lexicanum inglés.

  • Cielo muerto Sol negro, de Graham McNeill.
  • Campo de la Muerte, de Graham McNeill.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.