FANDOM


"¡Héroes de Armageddon! Habéis resistido el pérfido salvajismo de los Orkos y ya no hay nada a lo que debáis temer. Alzad bien alto los estandartes negros de la venganza: ¡ahora es nuestro momento!".

Última transmisión del Comisario Yarrick antes de partir junto a los Templarios Negros a la cruzada contra Ghazghkull Mag Uruk Thraka.


El nombre del Comisario Yarrick es conocido en todo el Imperio y se le cantan alabanzas en cientos de mundos. Para los hombres de la Guardia Imperial es un héroe, un liberador que salvó el mundo de Armageddon del depredador kaudillo de la guerra orko Ghazghkull Mag Uruk Thraka; y no en una, sino en dos ocasiones.

Fue durante la Segunda Guerra por Armageddon cuando Yarrick se ganó su fama. Era ya un militar veterano cuando dio comienzo el asedio a la Colmena Hades. Contaba con una larga y distinguida carrera en las Fuerzas de Defensa Planetaria y había sido propuesto para el retiro durante la Festividad de la Ascensión del Emperador. Yarrick tenía una merecida reputación de militar leal al Imperio y de líder inspirador para sus tropas. Durante su juventud aprendió el lenguaje de los Orkos de un incursor orko capturado que le ayudó a convertirse en un experto de la mentalidad orka. Otro líder hubiese prestado atención a las advertencias de Yarrick, pero Herman von Strab hizo caso omiso y se enfureció con el veterano comisario por atreverse a contradecir sus opiniones sobre los planes orkos. Von Strab no podía asesinar a Yarrick, pues sabía que una investigación revelaría su crimen cuando llegasen los representantes del Emperador. Para deshacerse de Yarrick, von Strab lo envió a la Colmena Hades. Esta fue una de las pocas decisiones sabias que tomó durante la campaña de Armageddon, pues Yarrik dirigió una magistral defensa de la asediada colmena, con la que inspiró a los maltrechos defensores a realizar prodigiosos actos de sacrificio. Su defensa detuvo la invasión orka y resultó una gloriosa, aunque costosa, victoria del Imperio.

Al principio de la Segunda Guerra, existía el pensamiento general de que Yarrick se había ganado un retiro pacífico. Pero el comisario sabía que Ghazghkull aún vivía y esto le atormentaba, por lo que decidió dedicar su vida a la caza de la "Bestia de Armageddon".

Cincuenta años después, Ghazghkull volvió a Armageddon e inició la Tercera Guerra. Yarrick volvió al planeta para oponerse una vez más al kaudillo orko, pero esta vez se hizo cargo de todas las fuerzas armadas del planeta. Fueron millones los que perdieron la vida durante la Tercera Guerra por Armageddon y el conflicto pronto degeneró en una guerra de deserciones en la que ninguno de los dos bandos era capaz de obtener una ventaja clara. Aunque Ghazghkull Mag Uruk Thraka fue expulsado de Armageddon, Yarrick juró no descansar hasta que se hubiese pagado por toda la muerte y destrucción que este había sembrado en los mundos del Imperio.

Fuente

Games Workshop [1]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.