FANDOM


Dark Eldar chibi Maestitia Relictus fanart El Arconte Marquesade, mascota de los Drukhari, os ha invitado a leer su magnífica biblioteca sobre los secretos de Commorragh. Pero si hacéis el más mínimo ruido, vuestro dolor no tendrá final...

Sigue leyendo, tu alma ya es nuestra

Barón Sathonyx Eldars Oscuros 5ª Edición ilustración

El Barón Sathonyx gobierna los suburbios de Commorragh con mano de hierro desde su corte secreta. Se dice que ningún Infernal se atreve a ir a la guerra sin su bendición.

DescripciónEditar

En el podrido bajo vientre de Commorragh habita un guerrero que gobierna sobre los desposeídos, que dirige a un ejército de descastados como si fuera su cruel rey. Es el Barón Sathonyx, el Padre Infernal, Señor de la Oscuridad Central, cuya influencia se extiende por todo el mundo subterráneo commorrita. Se dice que ninguna banda de Infernales se atreve a ir a la guerra sin su bendición, y que sólo los líderes Infernales saben cómo encontrar su corte aérea, pues todo lo que rodea al Barón está cubierto por una tupida mortaja de secretismo.

Sathonyx fue una vez un noble de cierto estatus en la Kábala del Ojo Lacerado, y su insaciable ansia por llevar a cabo incursiones en el espacio real era de sobras conocida. Fue durante las Incursiones de Alaitoc cuando Sathonyx capturó nada más y nada menos que a un Vidente Eldar, una hazaña a la que dio toda la publicidad que pudo a su regreso. Sin embargo, por lo que respectaba al Arconte Cythrax, Señor del Ojo Lacerado, lo único que había hecho Sathonyx al traer a su casa a un psíquico tan poderoso era poner a toda su Kábala en peligro. Por ello, Sathonyx fue desterrado y escoltado a las entrañas de la Ciudad Siniestra por sus propios hermanos de la Kábala. Loco de furia, en cuanto Sathonyx tuvo ocasión mató a sus guardias y huyó hacia los subterráneos de la ciudad.

Desde ese día se puso un alto precio a la cabeza de Sathonyx. Todo tipo de experimentados cazarrecompensas y cazadores de alienígenas se lanzaron tras él, pero uno tras otro aparecieron muertos, colgados boca abajo de las torres y minaretes de la Kábala del Ojo Lacerado.

Después vinieron los Legítimos de las Kábalas, que se abrieron un sangriento camino a través de las entrañas de la Ciudad Siniestra para poder capturar a Sathonyx y llevarlo ante el trono de Cythrax.

Pero él logró evadirles incluso a ellos, y poco a poco se fue labrando gran fama y respeto como un superviviente acostumbrado a luchar con uñas y dientes por cada día de su vida. A medida que su leyenda aumentaba, Sathonyx se convertía en un héroe para las bandas de Infernales y en general para todos los que se sentían resentidos con la tiranía de las Kábalas. Así, el Barón logró reunir un harapiento pero leal ejército de exiliados, rebeldes e iconoclastas, y en una campaña de ira y fuego que se extendió por espacio de un año, logró postrar de rodillas a la casa de Cythrax.

Hasta el día de hoy, ni siquiera los más allegados lugartenientes del Barón conocen su secreto. Entre los muchos detalles que adornan la ensangrentada capa que viste siempre, se encuentran los restos del mismo Vidente Eldar cuya captura provocó su exilio. Sumergiendo sus huesos de venas cristalinas en sangre, Sathonyx es capaz de ver tenuemente el futuro. Debido a esta habilidad, el Barón es la pesadilla de aquellos que quieren cazarle, y su corte de exiliados va siempre un paso por delante de sus perseguidores.

El Barón Sathonyx disfruta de una reticente forma de respeto por parte de los Arcontes de las torres superiores (según ellos, "mejor malo conocido..."). Desde el ascenso de Sathonyx al poder, al menos se puede negociar con las bandas de Infernales, que no muestran otra lealtad que la que profesan por el Señor Infernal. Lo que todos esos Arcontes nunca admitirán es que el Barón es un experto en el espionaje y la extorsión: el hecho de que varios de ellos mismos hayan pertenecido en el pasado a las bandas de Infernales de Sathonyx es un secreto muy bien guardado. "El Barón todo lo ve" es una de las frases favoritas de Sathonyx; y dado que fue capaz de recuperarse de su caída en desgracia, para llegar a convertirse en amo y señor de los bajos fondos de Commorragh, quizás tenga razón.

ArmamentoEditar

El Barón Sathonyx va a la guerra montado en un aeropatín personalizado que incluye un sofisticado generador de tinieblas, y equipado con una armadura de Bruja, una espiral de sombras, un espadón infernal, una pistola cristalina y un lanzagranadas fantasma, además de los huesos del Vidente que capturó, que le ayudan a intuir el futuro.

FuentesEditar

  • Codex: Eldars Oscuros (5ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.