FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Saliente Canis Cruzada Achilus Cuenca Jericho Tau Velk'Han Flota Enjambre Dagon Tiranidos Wikihammer

Abarcando un territorio de los más antiguos reclamados por la Cruzada de Achilus, el Saliente Canis ha tenido poco progreso desde su fundación, ya que los tenaces e insidiosos T'au siguen resistiendo contra las fuerzas del Imperio. En medio de esta guerra en activo, la persuasiva diplomacia y las promesas de unidad ofrecidas por los T'au socavan la lealtad de los planetas ya reclamados durante la cruzada y la voraz amenaza de la Flota Enjambre Dagon ha logrado cruzar el corazón de la Brecha Jericho y estrellarse contra el flanco del avance sobre el Saliente Canis.

HistoriaEditar

El Saliente Canis incluye docenas de mundos que se extienden desde el borde del Collar de Hierro hasta el Arrecife Negro, la mayoría de ellos, reclamados en los primeros años de la Cruzada de Achilus. Estos territorios, con un gobierno imperial establecido desde su conquista, todavía están lejos de ser partes estables y prósperas de los dominios del Emperador debido a la sedición y el malestar que difunde el más antiguo enemigo de la Cruzada de Achilus, el Imperio T'au.

Antes de que el Saliente Canis llevara ese nombre, innumerables mundos se rebelaron contra la jerarquía de la Cruzada y contraatacaron a las autoridades imperiales que afirmaban dominarlos, convirtiendo la Cruzada en un caos, un desastre que empeoró cuando el líder fundador se perdió en el inmaterium. Se requirió la rápida y brutal respuesta del Adeptus Astartes, en particular de las fuerzas secretas de los Guardianes de la Muerte, para sofocar las rebeliones mediante el terror y el derramamiento de sangre, una respuesta que otorgó a aquellos mundos una nueva razón para temer la ira del Emperador.

Sin embargo cuando la estabilidad ha sido devuelta a los mundos rebeldes y la guerra contra los T'au se concentra en los vapuleados sistemas del Frente Greyhell, se ha manifiestado una nueva amenaza en el Saliente Canis. La amenaza tiránida, que tan rápidamente destruyó lo logrado durante décadas de conquista triunfante en el Saliente Orpheus, presiona ahora sobre mundos del borde del Saliente Canis, amenazando a las fuerzas imperiales y T'au por igual. Mientras que algunos no darían cuartel y no tendrían piedad con los T'au incluso frente al Gran Devorador, otros han comenzado a pensar que una alianza contra la amenaza Tiránida puede ser el único camino para que la Cruzada de Achilus sobreviva.

Frente GreyhellEditar

Con la formación del Saliente Canis y el nombramiento como su gobernador del Lord Comandante Sebiascor Ebongrave, anteriormente miembro del personal de mando de Achilus y una de las mentes detrás de los éxitos de la Operación Hammerfall, el trabajo de purgar todos los mundos de los rebeldes xenófilos que los infestaban se convirtió en la primera prioridad. A los pocos días de su ascenso al mando del Saliente, Ebongrave dio su primera orden general: la cuarentena de Argoth, Rheelas y Kaggeran, los tres mundos que habían sufrido las peores rebeliones.

La cuarentena se hizo pública casi de inmediato, con decenas de propagandistas componiendo material para enfatizar la lamentable necesidad de tal sombrío castigo en una escala tan colosal. Con este acto, Ebongrave esperaba utilizar los mundos en cuarentena como un ejemplo para el resto de planetas del saliente, demostrando que el Imperio no toleararía rebeliones y que cualquiera que desafiase la voluntad del Emperador se encontraría condenado a un cruel y poco envidiable destino.

Mediante la cuarentena y el establecimiento de varias fortalezas del precinto del Adeptus Arbites en otros mundos dentro del Saliente para purgar despiadadamente cualquier persistente grupo rebelde, la pacificación del Saliente Canis estaba en marcha por lo que Ebongrave dirigió su atención a la guerra contra los T'au. Ebongrave no está dispuesto a cometer los mismos pasados errores de la Cruzada, por lo que sus fuerzas son meticulosas, despiadadas,y totalmente centradas en la eliminación de todo rastro de presencia e ideología T'au en todos los mundos conquistados. El progreso es lento ya que pocos mundos tocados por la filosofía T'au están dispuestos a rendirse a la regla de hierro del Imperio.

En la actualidad, la mayor parte de los combates está dentro del Frente Greyhell, una serie de planetas ferozmente disputados por las fuerzas T'au. La brutal e implacable guerra dentro del Frente Greyhell se complica aún más debido a los políticos y espías de ambos bandos que colaboran en las acciones militares. Agentes infiltrados trabajando en ambos lados intentan socavar los esfuerzos de sus enemigos creando una atmósfera de desconfianza tanto entre la Guardia Imperial como entre los Gue'vesa alineados con los T'au por lo que la paranoia de Ebongrave ha dado como resultado frecuentes purgas de unidades sospechosas de haber sido subvertidas por los T'au.

Entre las purgas y las bajas sufridas por las unidades de primera línea, la tasa de desgaste de la Guardia Imperial en el Frente Greyhell es bastante alto.

El mayor revés de los últimos años se produjo cuando simpatizantes T'au profundamente infiltrados atacaron Spite, causando daños masivos en varias ciudades y en las fortificaciones alrededor del propio centro de mando de Ebongrave. Este asalto, devastador e inesperado, solo hizo que aumentar su paranoia ordenando extensas purgas de personal en todos los niveles de su mando. Pasó más de un año antes que se calmara la agitación causada por el ataque.

EstancamientoEditar

La guerra en el Saliente Canis ha llegado a un brutal estancamiento, con el Imperio incapaz de ganar puntos de apoyo significativos dentro del Frente Greyhell, y los T'au siendo forzados a utilizar todos los trucos y estratagemas posibles para defenderse de las fuerzas de la Cruzada.

El interminable conflicto se ha cobrado la vida de miles de millones de guardias imperiales tanto por las armas T'au como por la paranoia de sus comandantes por lo que la moral se ha ido desmoronando durante años.

Para empeorar las cosas, el Saliente Canis se enfrenta a un nuevo peligro. En un puñado de mundos a lo largo del borde del saliente, los tiránidos han comenzado su inexorable invasión y ni los T'au ni el Imperio están en condiciones de afrontar tal amenaza. Ebongrave no está dispuesto a ceder terreno ante los T'au para enfrentarse a los tiránidos con todas sus fuerzas del Saliente y hasta ahora se contenta intentando mantener el acoso mediante sus prescindibles legiones penales, unas legiones repletas de hombres y mujeres marcados como traidores en sus intermitentes purgas. En su defensa, estas legiones de almas condenadas lo están dando todo para contener el ataque Tiránido pero no son suficientes para soportar el embate de los innumerables enjambres xenos.

Al principio, muchos miembros del personal de Ebongrave barajaron la posibilidad de tratar con los T'au y establecer una tregua o un alto el fuego para enfrentarse a la terrible amenaza que afecta a ambas civilizaciones.

Estas sugerencias fueron premiadas con cargos de blasfemia y traición y los que las habían propuesto rápidamente se encontraron trasladados a primera línea ante los Tiránidos. Ahora estas propuestas se realizan evitando los oídos del Lord Comandante, pasando por encima de Ebongrave hacia distintos agentes de la Inquisición o hacia el personal del Lord Militante Tetrarchus. Se han realizado esfuerzos para establecer contactos pacíficos con los T'au pero la paranoia de Ebongrave ha demostrado repetidamente ser un obstáculo en ese sentido, saboteando los esfuerzos diplomáticos del Imperio.

Entre los Tiránidos y los T'au, el Saliente Canis se halla bajo una presión extraordinaria y no parece vislumbrarse ningún signo de que dicha presión pueda aliviarse en algún momento del futuro cercano.

Mundos conocidosEditar

  • Bellom - Durante la Era de las Sombras, cuando el material en bruto de la Disformidad fue escupido al espacio real debido a las nacientes Tormentas Disformes, Bellom quedó purgado de toda forma de vida y hoy en día es un mundo muerto. Los Guardianes de la Muerte conservan una Estación de Vigilancia orbital que circunda en su trayectoria las fronteras exteriores del sistema. A pesar de que lo que dicha estación ha sido olvidado por el paso del tiempo, su simple existencia es motivo suficiente para mantenerla allí.
  • Carmyn - Es un Mundo Paraíso utilizado como retiro de los horrores de la guerra y las tensiones del alto mando. Su misma existencia solo es conocida por el alto mando, por lo que la soldadesca común no tiene ningún conocimiento acerca de su existencia.
  • Meskaile (Mundo Muerto) - Es uno de los tres mundos situados a lo largo del borde posterior del Saliente Canis. Los otros dos son Themiskon Point y Scansion Beta. Inicialmente, los tres mundos fueron atacados por los elementos de vanguardia de la Flota Enjambre Dagon, aunque el interés que pudieran tener los Tiránidos en dichos mundos es una incógnita que aun frustra a los analistas imperiales.
  • Scansion Beta (Mundo Muerto) - Este mundo es tan solo uno de los muchos Mundos Muertos que rondan por la Cuenca de Jericho.
  • Spite - Spite fue el Mundo Fortaleza en el que el Lord Comandante Sebiascor Ebongrave reunió a las fuerzas bajo su mando para lanzarlas contra los T'au. Es un planeta densamente poblado e industrializado que fue arrasado y arruinado por un terrible ataque lanzado por descontentos revolucionarios humanos, que muchos analistas consideran que fueron simpatizantes de, y fueron apoyados por, los T'au. En dichos ataques perecieron millones de personas.
  • Thesmiskon Point (Mundo Muerto) - Todo lo que queda de este mundo,  antaño un verde y fértil planeta que alojaba un rico y variado ecosistema, es una roca desprovista de toda forma de vida.
  • Wrath - Asentado en la extensión navegable de la Confluencia de Aegle, Wrath se convirtió rápidamente en un Mundo Fortaleza las fuerzas de la Cruzada. Se libraron amargas batallas de muchos años de duración para suprimir a los altamente beligerantes habitantes, que finalmente fueron doblegados. Poco después, Wrath fue convertido en el núcleo administrativo del Saliente Canis.

FuentesEditar

  • Deathwatch: The Jericho Reach (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.