¡Aprende o muere!

Editando

Súcubo

1
  • La edición puede deshacerse. Por favor revisa la comparativa de abajo para verificar que esto es lo que quieres hacer, y una vez hecho guarda los cambios para así terminar de deshacer la edición…
Revisión actual Tu texto
Línea 47: Línea 47:
 
Las Súcubos de los Cultos de Brujas están bendecidas por una belleza física sin igual, sus esculturales y flexibles cuerpos de piel de alabastro están constreñidos por corseletes decorados de cuchillas, y ajustados monos de cuello alto que parecen estar hechos de seda líquida. Cada uno de sus gráciles y sinuosos movimientos es magnético, casi hipnótico; podría decirse que las Súcubos fluyen por el campo de batalla como serpientes hacia sus presas.
 
Las Súcubos de los Cultos de Brujas están bendecidas por una belleza física sin igual, sus esculturales y flexibles cuerpos de piel de alabastro están constreñidos por corseletes decorados de cuchillas, y ajustados monos de cuello alto que parecen estar hechos de seda líquida. Cada uno de sus gráciles y sinuosos movimientos es magnético, casi hipnótico; podría decirse que las Súcubos fluyen por el campo de batalla como serpientes hacia sus presas.
   
Una Súcubo hará todo lo que esté en su mano para preservar su seductora y fascinante apariencia, incluyendo el salvaje sacrificio de docenas de guerreros menores justo antes de salir a la arena del anfiteatro, alimentándose de sus últimos instantes de agonía a fin de presentar ante el público una imagen joven y resplandeciente. Cuando finalmente aparece en escena, lo hace con la majestuosidad y arrogancia de una reina fría y cruel. Aunque cada Súcubo pueda parecer una visión deliciosa, sus encantos son del todo engañosos: cualquiera que mire en su interior verá una gris, mezquina y retorcida arpía, en vez de una belleza de piel marmórea.
+
Una Súcubo hará todo lo que esté en su mano para preservar su seductora y fascinante apariencia, incluyendo el salvaje sacrificio de docenas de guerreros menores justo antes de salir a la arena del anfiteatro, alimentándose de sus últimos instantes de agonía a fin de presentar ante el público una imagen joven y resplandeciente. Cunado finalmente aparece en escena, lo hace con la majestuosidad y arrogancia de una reina fría y cruel. Aunque cada Súcubo pueda parecer una visión deliciosa, sus encantos son del todo engañosos: cualquiera que mire en su interior verá una gris, mezquina y retorcida arpía, en vez de una belleza de piel marmórea.
   
 
Muchas de las más celebres Súcubos buscan trascender la violencia terrenal de los anfiteatros de lucha y concentrar todo su ser en el propio acto de matar. El objetivo final de cada una de estas ejemplares guerreras, inspiradas por las [[Musas Oscuras]], es desarrollar su estilo propio y exclusivo de asesinato, con el que sean identificadas para siempre. Actualmente, entre sus filas se cuenta la tan seductora como letal Helica Besotóxico, Yctria la Reina Desolladora (cuyo incendiario temperamento es ya legendario), y por supuesto [[Lelith Hesperax]], que en una ocasión especialmente recordada decapitó a una docena de Brujas rivales con su característica pirueta acerada.
 
Muchas de las más celebres Súcubos buscan trascender la violencia terrenal de los anfiteatros de lucha y concentrar todo su ser en el propio acto de matar. El objetivo final de cada una de estas ejemplares guerreras, inspiradas por las [[Musas Oscuras]], es desarrollar su estilo propio y exclusivo de asesinato, con el que sean identificadas para siempre. Actualmente, entre sus filas se cuenta la tan seductora como letal Helica Besotóxico, Yctria la Reina Desolladora (cuyo incendiario temperamento es ya legendario), y por supuesto [[Lelith Hesperax]], que en una ocasión especialmente recordada decapitó a una docena de Brujas rivales con su característica pirueta acerada.
  Cargando editor...
Abajo se muestran algunos códigos usados comúnmente. Simplemente haz clic sobre el que quieres y aparecerá en la caja de edición de arriba.

Ver esta plantilla