FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.


Rykehuss

Rykehuss

Rykehuss es un inquisidor del Ordo Hereticus y miembro de la Cábala Tiranista.

Descripción. Editar

Rykehuss es el terror de los brujos, un hombre para el que todos son culpables de algo y cuya única sentencia es la muerte. Para él, el sector Calixis es una cloaca infecta en el que los brujos proliferan como cucarachas y los honrados y devotos ciudadanos del Imperio están continuamente asediados por el pecado en todos los aspectos de su vida.

Los exabruptos de cólera volcánica y enardecidos sermones de Rykehuss son bien conocidos en el Bastión Serpentis, y exhorta continuamente a sus camaradas inquisidores a que caigan sobre los pecadores y los purifiquen con llamas virtuosas o los condenen por toda la eternidad.

Rykehuss viste una armadura personalizada y muy recargada, un regalo del Adeptus Mechanicus por haber erradicado una secta de brujos en un mundo forja de un sector cercano. También es un experto con todo un arsenal de armas distintas.

Los métodos del buscador de brujas son bien sencillos. Llega a una ciudad concreta, ve depravación en todas partes e inmediatamente organiza un tribunal popular en el que los beatos ciudadanos llevan a juicio a los parientes y vecinos acusados. Cuando Rykehuss recibe noticias de una herejía especialmente vil perpetrada en algún lugar cercano, reúne a tantos refuerzos armados con antorchas como le es posible y se dirige al lugar, confiando en que su destreza marcial le baste para ejecutar personalmente a los pecadores.

Algunos de los que presencian los terrores de Rykehuss le consideran un héroe, otros un carnicero; y todos ellos están en lo cierto. Muchos inocentes han muerto a manos de Rykehuss, pero también numerosos psíquicos  renegados y sectarios. No obstante el inquisidor no es tan cruel como parecen sugerir sus métodos.

Sabe que no puede matar a todos los pecadores, pero su estilo pomposo y aterrador garantiza que todos los ciudadanos imperiales sean conscientes de que hay amenazas ocultas entre ellos, y castigos aún peores para sus momentos de debilidad. Aunque las muertes de inocentes siempre son lamentables, son un pequeño precio que Rykehuss está dispuesto a pagar para extender el pánico que ayuda a reprimir las actividades de los brujos, y de todos modos el Emperador acoge a los inocentes en su seno, así que tanto da.

Rykehuss está obsesionado con la idea de que la actividad generalizada de los brujos en este sector es la causa de que se cierna sobre él la amenaza de la Hereticus Tenebrae

FuentesEditar

  • Dark Heresy (Juego de rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.