FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Caos flota revienta planetas abaddon

La "Revientaplanetas"

El Revientaplanetas, conocido como Krukal'Righ por los Marines Espaciales del Caos de la Legión Negra, fue el buque insignia de Abaddon el Saqueador durante la Guerra Gótica. Los orígenes de la enorme nave estelar conocida simplemente como el Revientaplanetas son un misterio para las autoridades navales. No tiene ninguna semejanza con cualquier diseño imperial de naves espaciales y se supone que fue construido en el Ojo del Terror por las fuerzas de Abaddon, justo antes de la Guerra Gótica. De hecho, varios de los expertos del Adeptus Mechanicus dudan que su construcción fuera posible fuera de la Disformidad.

Se cree que solo se construyó uno para la Guerra Gótica, pero lo cierto es que reapareció en la Decimotercera Cruzada Negra.

Construido alrededor de una central de energía de inconmensurable magnitud, el Revientaplanetas está armado también con numerosas baterías de lanzas de largo alcance, baterías de armas y lanzadores de torpedos. Extremadamente bien blindado y protegido por multitud de generadores de escudo, el Revientaplanetas sólo tenía una debilidad: era extremadamente lento. Fue esta falta de movilidad lo que provocó su destrucción, ya que fue destruido por una numerosa salva de torpedos, disparados desde largo alcance por los Cruceros de clase Lunar del grupo Omega, poco después de la destrucción de Kharlos II.

En la 13ª Cruzada Negra, reapareció y destruyó numerosos planetas antes de ser dañado de forma irreparable por las tropas de asalto de la Compañía de Honor de los Ultramarines. Aun así se le vio a la deriva y no totalmente destruido, por lo que es posible que se vuelva a oír hablar de él.

Historia Editar

Los orígenes de la enorme nave del Caos conocida como Revientaplanetas son un misterio para las autoridades de la Armada Imperial. No se parece a ningún diseño conocido de naves imperiales y se supone que fue construido por las fuerzas de Abaddon, justo antes del comienzo de la Guerra Gótica. En verdad, poco después de la conclusión de la Décima Cruzada Negra a principios del 39º Milenio, Abaddon descubrió en lo profundo del Ojo del Terror un antiguo astillero a la deriva a través de la Disformidad. Entre sus pórticos oxidados y torres de manufactorum desmoronadas, el Señor de la Guerra del Caos descubrió una nave a medio construir, de gran escala y terrible diseño. Sus Warpsmiths examinaron la nave, maravillados por su oscura majestad, y prometieron que, cuando se completara, sería la fatalidad de los mundos: un Revientaplanetas.

Muchos de los tecnosacerdotes del Dios Máquina atestiguan correctamente que el Revientaplanetas solo pudo haber sido fabricado dentro del Ojo del Terror, tan blasfema a todas las leyes de la naturaleza es su construcción. Esta formidable embarcación fue construida alrededor de un cañón de energía central dirigida, llamado acertadamente "Arma del Armageddon", un arma monstruosa capaz de dirigir una explosión focalizada de lo que se supone que es la mismísima materia de la Disformidad. Esta arma es capaz de provocar la destrucción de mundos, ya que su explosión es lo suficientemente poderosa como para atravesar la corteza de cualquier planeta, causando una inestabilidad catastrófica dentro del núcleo y literalmente destrozándolo. También está repleta de numerosas Lanzas de largo alcance, baterías de armas y lanzadores de torpedos. Bien blindado y protegido por una gran cantidad de generadores de Escudos de Vacío, la única debilidad del Revientaplanetas parece ser su insalvable lentitud.

En 978.M40, Abaddon derrocó a Lord Teknos del Mechanicus Oscuro del Mundo Forja corrompido de Raji IV. Los herejes de ese mundo juraron lealtad al Saqueador y regresaron con él al Ojo del Terror. En 982.M40, los Tecnosacerdotes renegados comenzaron la construcción de una nave estelar masiva dentro del Ojo, utilizando datos recuperados por las fuerzas de Abaddon del mundo Halo de Lanamorgstein. En 139.M41, la construcción del Revientaplanetas se completó y se realizó un esfuerzo masivo para encontrar suficientes tripulantes entre las Fuerzas del Caos para manejarlo. El asesor de Abaddon, Zaraphiston, ató varios demonios en la enorme nave, reduciendo en gran medida la mano de obra necesaria para ejecutarlo. Cuando las Tormentas Disformes comenzaron a engullir el Sector Gótico, Abaddon ordenó a sus subordinados Señores del Caos que atacaran, anunciando así su 12ª Cruzada Negra contra el Imperio.

Guerra Gotica Editar

Abaddon llegó al Sector Gótico en el 143.M41, utilizando el misterioso artefacto del Caos conocido como la Mano de la Oscuridad para capturar la Fortaleza Negra en Rebo V. Luego se reunió con el Revientaplanetas y lo tomó como su buque insignia. Su primer objetivo fue el mundo de Savaven, poblado por miembros de la Eclesiarquía. El cardenal Klein ordenó al comandante imperial del mundo que rechazara la demanda de Abaddon de rendición incondicional. El Saqueador usó Savaven como prueba para el Arma del Armageddon del Revientaplanetas, destruyendo el planeta en menos de una hora y matando catorce mil millones de almas. Un año después, el Revientaplanetas llegó a Saviour, un sistema estelar altamente poblado en el subsector Lysades. Después de revelar la existencia del Revientaplanetas, Abaddon exigió que los muelles orbitales de Saviour comenzaran a producir buques de guerra para su flota del Caos. El comandante de Saviour no tuvo más remedio que acceder para salvar la vida de once mil millones de personas.

Con la amenaza del Revientaplanetas de Abaddon cerniéndose sobre ellos, muchos mundos imperiales optaron por rendirse sin luchar. Múltiples subsectores cayeron fuera del control imperial y con ellos varios astilleros y muelles orbitales. A medida que el Imperio se enfrentaba a dificultades cada vez mayores para reparar sus propias embarcaciones, la construcción de nuevas se hizo cada vez más improbable. Con sus primeros ataques críticos, el Caos bien podría haber ganado la guerra incluso antes de que comenzara. Abbadon llevó al Revientaplanetas a Fularis, donde la Fortaleza Negra I orbitaba el mundo de Fularis II. Al principio, los imperiales eran optimistas ya que la flota de Abaddon había atacado desde el otro lado de Fularis II, lo que significaba que tendrían que desafiar los sistemas de defensa orbital y planetario de ese mundo para llegar a la Fortaleza Negra I. Las fuerzas imperiales habían mejorado recientemente sus armas en Fularis II por tal ocurrencia y dudaron de que incluso con dos Fortalezas Negras en su poder, el Saqueador sobreviviría a su asalto. Pero el optimismo inicial de Borgia iba a ser cruelmente destrozado ya que, una vez más, Abaddon hizo que las defensas de la Armada Imperial fueran lamentablemente ineficaces. Las dos Fortalezas Negras se ubicaron a unas setenta y cinco mil leguas de Fularis II y fuera del alcance de las plataformas de armas del mundo, a excepción de los lanzadores de torpedos. Una oleada de energía pronto se detectó entre las dos Fortalezas. Otra evidencia recuperada apuntó hacia un rayo de energía desatado hacia Fularis II. La Vindictiva fue atrapada por completo, sus escudos se sobrecargaron instantáneamente y su casco exterior se vaporizó cuando la onda de energía pasó sobre la nave. Fularis II fue encontrado más tarde con su atmósfera despojada y la superficie arrasada hasta una llanura rocosa. De la Fortaleza Negra leal, no había señal.

En 146.M41, el Revientaplanetas fue visto moviéndose hacia el mundo imperial de Stranivar en Bhein Morr. Stranivar ha sido bloqueado durante dos años, pero aún se negó a rendirse. Se perdieron las comunicaciones con Stranivar y cuando llegó una flota investigadora para determinar el destino del planeta, descubrieron para su horror que gran parte del Mundo Colmena había sido devastado por meteoritos creados por la destrucción de sus tres lunas. Un año después, en 147.M41, una flotilla imperial se encontró con el Revientaplanetas cuando salió de la disformidad y estaba entrando en el Sistema Corain. Atacaron inmediatamente antes de que llegara el resto de la flota de guerra de Abaddon. Después de causar un daño considerable, la flota imperial fue expulsada por el inmenso arsenal del Revientaplanetas . Las fuerzas de Abaddon invadieron Corain VI y se hicieron cargo de sus minas de cristal trikali estratégicamente importantes. Los guerrilleros leales informaron que cantidades considerables de cristal trikali fueron enviadas a la órbita, donde estaba estacionado el Revientaplanetas . El cristal Trikali se utiliza principalmente en los campos de contención antimagnéticos de los generadores disformes y los reactores de plasma.

Abaddon invadió el Sistema Drakulu en 148.M41 y esclavizó a los dos millones de habitantes del planeta principal del sistema estelar, un Mundo Agrícola. Se cree ampliamente que muchos de estos esclavos terminaron como sacrificios rituales llevados a cabo por Zaraphiston, y el resto se vio obligado a servir como tripulación en el Revientaplanetas y otras naves caóticas. Hacia 150.M41, Zaraphison predijo que las Tormentas Disformes que afectarían al Sector Gótico terminarían pronto. Abaddon rápidamente sacó su flota del Sistema Drakulu y se reunió con las Fortalezas Negras bajo su control. En este momento, las noticias llegaron a Abaddon de los refuerzos imperiales reunidos en el Sector Tamahl, listos para contraatacar en el Sector Gótico a través del punto de salto de la Deformación Tarantis. Abaddon envió a las Fortalezas Negras para destruir la estrella Tarantis y así evitar que sus enemigos usen el punto de salto, mientras llevaba al Revientaplanetas al vecino Sistema Boetia. Usando el poder del Revientaplanetas, Abaddon erradicó las instalaciones del Adeptus Astra Telepathica en el cinturón de asteroides de Boetia, cortando el faro de navegación que habría ayudado a cualquier buque de guerra imperial que se atreviera a saltar a través de las Tormentas de Disformidad al Sector gótico asediado.

Batalla de Getsemaní Editar

Abaddon dejó el Revientaplanetas bajo el mando de su Campeón del Caos Malefica Arkham y viajó con las Fortalezas Negras bajo su control al Sistema Schindlegeist para atacar la Fortaleza Negra V en 151.M41. El Revientaplanetas fue enviado para atacar a Arimaspia como una distracción.

Con una flota formidable compuesta por 17 naves capitales (incluyendo 2 acorazados y 2 cruceros de batalla) y 20 escoltas bajo su mando, el Lord-Almirante Cornelius Ravensburg de la Armada Imperial, el comandante de la Flota de Batalla Gótica, persiguió a la flota enemiga en la región de Getsemaní. Al darse cuenta de su difícil situación, las fuerzas del Caos intentaron salir del sistema nuevamente para tratar de alejarse lo suficiente de la estrella de Getsemaní para intentar un salto disforme. Ravensburg separó los barcos más rápidos de su flota para perseguirlos. La acción que resultó fue registrada por el Capitán Blythe del Guardián.

Mientras las naves imperiales seguían a la flota del Caos que huía, llegaron señales de advertencia de otra flota enemiga en curso de cierre. Las naves espaciales imperiales habían sido atraídas a una trampa astuta. Reforzada por otros 12 buques de guerra, la flota del Caos se volvió contra las naves imperiales y fue todo lo que pudieron hacer para evadir al grueso del enemigo. Incluso al hacerlo, perdieron 3 Destructores y 4 Fragatas en una serie de pequeñas escaramuzas. Las pérdidas enemigas totalizaron al menos 5 escoltas y tal vez hasta 10 o más. Con todos los buques de guerra masivos restantes con el comando de Lord Ravensburg, las naves imperiales no podían hacer más que correr. Blythe y su grupo de batalla se dirigieron hacia las proximidades de la flota principal de Ravensburg, pero incluso con su otra nave capital, las fuerzas imperiales aún estaban superadas en gran medida.

Durante tres días, las dos flotas dieron vueltas y se esquivaron entre sí a través del sistema, ninguno de los comandantes de la flota se preparó para lanzar la mayor parte de sus naves contra un enemigo cuya posición exacta se desconocía. Tres semanas después de llegar al sistema, la flota de Ravensburg y la armada del Caos se enfrentaron. Seis Fragatas clase Tormenta de Fuego ubicaron la flota de guerra del Caos cerca de Getsemaní II, utilizando la cubierta de varias nubes de polvo para evitar ser detectados. Aprovechando la oportunidad, el Lord Almirante movió toda su flota para atacar. Los Destructores clase Cobra de Ravensburg lanzaron varias salva de torpedos a una distancia extrema. Aunque tenían pocas esperanzas de infligir daño, los ataques con torpedos obligaron a los buques de guerra caóticos a alterar su rumbo para que se movieran hacia las naves capitales del Imperio. Forzados a un enfrentamiento frontal con la flota imperial, las naves del Caos tuvieron un pobre desempeño en el intercambio inicial de disparos.

Las explosiones de torpedos imperiales gritaron en la flota del Caos. Algunos fueron evadidos, pero otros golpearon a sus enemigos. Las escoltas imperiales cuidadosamente mantenían al enemigo reunido en una masa compacta mientras los otros buques de guerra imperiales pasaban por sus líneas. Cuando Lord Ravensburg dio la orden, las naves capitales imperiales vertieron una descarga continua en las naves del archienemigo. Las estrellas estaban llenas de enemigos y los imperiales no podían fallar a tan corta distancia. La flota imperial atravesó a sus adversarios, paralizó 4 naves capitales y destruyó 11 escoltas en el pase inicial. En lugar de volverse para luchar, el Señor del Caos ordenó a su flota continuar su curso en un intento por escapar. A medida que las naves Renegadas más rápidas se alejaban de la persecución de Ravensburg, parecía que la flota de guerra del Caos escaparía una vez más a la justicia.

Incluso cuando el enemigo se alejó, se produjeron numerosas pérdidas, según lo registrado por el Capitán Drew de la Fortaleza. La flota caótica fue repentinamente atacada sin previo aviso cuando los buques de guerra Eldar aparecieron frente a las naves del Caos como de la nada. Incluso cuando la flota imperial intentó avanzar hacia un nuevo rumbo, su temor se convirtió en una increíble felicidad cuando los Eldar atacaron al enemigo.

Atrapados entre el ataque de Eldar y la flota de Ravensburg, los buques de guerra del Caos fueron aniquilados, aunque una docena más de las naves del Emperador quedaron paralizadas o destruidas antes de que la victoria finalmente fuera reclamada. Nunca se descubrió por qué los Eldar decidieron prestar su peso a la causa imperial, aunque es una creencia común que finalmente habían oído hablar de la captura de Abaddon de las Fortalezas Negras y habían visto una alianza con los Mon-keigh como su única oportunidad de supervivencia.

A fines de 151.M41, Abaddon había sido derrotado en Schindlegeist, pero el Revientaplanetas logró destruir dos de los cinco planetas que componen el Sistema Arimaspia.

Con la flota de Abaddon desaparecida, la atención de la Armada Imperial se centró en las otras flotas del Caos. Las Tormentas disformes habían disminuido casi a su nivel normal y decenas de naves llegaron al Sector Gótico. Muchos de los caudillos del Caos siguieron a Abaddon y huyeron de regreso al Ojo del Terror, para alimentar su odio y amargura hasta que llegó otra oportunidad de atacar. Sin embargo, la lucha nunca terminó realmente, porque hay mundos dentro de la Nebulosa de Graildark que todavía esperan a las flotas del Emperador para liberarlos. Hay buques de guerra dispersos del Caos e incluso dos o tres flotas del Caos que todavía deambulan por la oscuridad entre las estrellas de Hammerhead Deeps y el Cúmulo de Cíclopes, esperando su oportunidad de atacar nuevamente.

Batalla de Kharlos II Editar

En 154.M41, Malefica Arkham, habiendo sido abandonada por Abaddon, intentó usar el Revientaplanetas para forjar un imperio propio en el Sector Gótico. El mundo de Gonnacrash en Quinrox Sound juró soberanía a su gobierno, pero, cuando trasladó al Revientaplanetas a Kharlos II, Arkham fue descubierto por el Escuadrón Omega de la Armada Imperial, recién llegado desde fuera del Sector Gótico. Sin naves que lo apoyaran, Arkham aún decidió atacar, pero el Revientaplanetas fue finalmente destruido por una salva de fuego continuo de torpedos de los cuatro Cruceros clase Lunar. Dos años después, el Inquisidor Horst lanzó una expedición imperial para recuperar el casco del Revientaplanetas para su estudio por el Adeptus Mechanicus. No se pudo encontrar rastro de él, y había rumores preocupantes de que una nave de la Legión Negra fuera avistada en las proximidades. La destrucción final del Revientaplanetas no se pudo confirmar, sin embargo, en los años posteriores a la Guerra Gótica no hubo avistamientos confirmados.

13ª Cruzada Negra Editar

A medida que se acercaba el final del 41º Milenio, los presagios terribles indicaron que la temida 13ª Cruzada Negra de Abaddon era inminente, ya que surgió un patrón en los ataques Caóticos lanzados al espacio imperial en los sectores que rodean el Ojo del Terror en 999.M41. En lo profundo de la anarquía de esta región infernal del Immaterium, las antiguas enemistades se habían dejado de lado frente al liderazgo de Abaddon como el Señor de la Guerra del Caos. Los odios amargos fueron sofocados e incluso las Legiones Traidoras con un profundo odio mutuo compartieron una paz incómoda para que pudieran lanzar el mayor asalto coordinado sobre el Imperio en la Larga Guerra desde la época de Horus. Juramentos y deudas vinculantes habían sido llamados a rendir cuentas y una fuerza, como no se había visto desde la Herejía de Horus, había sido reunida, lista para golpear el Imperio como un rayo.

Como parte de su constante vigilia alrededor del Ojo del Terror, unidades altamente entrenadas de Kasrkin Cadianos fueron empujadas al remolino, desesperadas por encontrar alguna indicación de dónde aterrizaría el primer golpe. La adivinación astrópata apuntó hacia el mundo arruinado de Urthwart, un mundo ya tomado por el Caos, su población esclavizada y sacrificada a los Dioses Oscuros. Al no encontrar nada vivo en Urthwart, simplemente la muerte y los horribles Zombis de la Plaga infectados con la Maldición de Nurgle, los Kasrkin se prepararon para retirarse. De repente, una frenética comunicación Vox desde sus naves en órbita informó que numerosos buques avanzaban hacia Urthwart desde el Ojo del Terror. Los Kasrkin intentaron regresar a sus naves de desembarco, pero ya era demasiado tarde. Las naves imperiales en órbita quedaron paralizadas o se vieron obligadas a retirarse y acelerar para Cadia. No debía haber escapatoria para los Kasrkin que estaban varados en Urthwart cuando una nave masiva, más grande que la nave capital más gigantesca del Imperio, se acercaba al mundo condenado: el Revientaplanetas. Pocos sabían de la existencia de esta enorme nave, ya que se había pensado perdido en la Batalla de Kharlos II, durante la Guerra Gótica siglos antes. Sin darse cuenta de su destino, los cadianos varados no pudieron hacer nada, ya que el poder incomprensible del Revientaplanetas se desencadenó en una devastadora lanza de energía que aniquiló el mundo arruinado en el que estaban atrapados. Cuando Urthwart murió, colapsando sobre sí mismo, una flota de guerra del Caos compuesta por cientos de buques de guerra y enormes transportes de tropas surgió de las profundidades del Ojo del Terror, anunciando el comienzo de la temible 13a Cruzada Negra del Abaddon el Saqueador.

Los expertos navales imperiales comenzaron a planear mundos que probablemente serían elegidos como objetivos para las atenciones de la nave. La inteligencia reunida durante la Guerra Gótica indicó que el Revientaplanetas era una embarcación pesada, y su Arma del Armageddon tomaba mucho tiempo en encenderse y ejercer su efecto sobre un mundo una vez que funcionaba. La nave probablemente estaría acompañada por una gran flota, que se emplearía para someter y distraer a las fuerzas navales del Imperio hasta que el Revientaplanetas pudiera liberar su arma principal. Por lo tanto, todos los activos navales imperiales disponibles tenían la tarea de localizar una flotilla de este tipo, y los piquetes de defensa del sistema se pusieron en alerta máxima por cualquier señal de que una gran flota del Caos se acercara a uno de sus mundos.

Los cielos sobre los mundos del Imperio se volvieron negros cuando las temibles Fuerzas del Caos comenzaron su invasión. El propio Revientaplanetas, el segundo buque insignia de Abaddon, se acercó cada vez más al sistema de Cadia. Los terribles y poderosos Marines Espaciales del Caos pisaron la superficie de mundos que no han pisado durante diez milenios y su odio y sed de venganza realmente no conocían límites. La Armada Imperial, durante largas semanas obligada a luchar contra una acción desesperada de retención contra las olas aparentemente interminables de los buques del Caos, finalmente se vio reforzada. Una flota del tamaño que no se había visto desde el final de la Guerra Gótica ocho siglos antes había sido enviada desde Cypra Mundi, y se preparó en Belis Corona en preparación para un contraataque masivo hacia la Puerta de Cadia. La llegada de esta vasta armada permitió a esos buques imperiales que habían estado luchando continuamente desde el comienzo de la invasión un breve respiro. Las compañías de barcos severamente agotadas fueron reforzadas a través de un grupo indiscriminado de prensa, y se llevaron a cabo reparaciones y reparaciones apresuradas en los buques que más los necesitaban.

Los refuerzos imperiales se dividieron en grupos de batalla, cada uno con la tarea de reforzar las defensas en un sector específico. Las regiones alrededor del Ojo del Terror abarcan muchos millones de años luz cúbicos, y solo mediante la aplicación concentrada de recursos en aquellas áreas con mayor necesidad desesperada podría la Armada Imperial esperar hacer incursiones y frenar, detener y eventualmente repeler las plagas de las flotas de guerra del Caos. la región. Durante las últimas etapas de la campaña, cuando se vio a la flota de Abaddon acercándose al Mundo Agrícola de Lortox, la Compañía de Honor de los Ultramarines, que había estado estacionada en la Puerta de Cadia durante muchos milenios, oficiales rotativos y guerreros veteranos Ultramarines organizados en compañías en otros lugares y también extraídas de los Capítulos Sucesores de los Ultramarines se distinguieron con un audaz contraataque espacial contra la flota de Abaddon cuando el Revientaplanetas se cernió sobre ese mundo imperial en las afueras del Sector Agripinaa. La acción le dio tiempo a las Fuerzas de Defensa Planetaria de Lortox para evacuar a una proporción significativa de la población antes de que el mundo fuera destruido por el horrible arma de destrucción planetaria del Saqueador. La Compañía de Honor Ultramarine logró paralizar al Revientaplanetas, pero aún tenía el poder suficiente para escapar. A raíz de las evacuaciones de Lortox, la Compañía de Honor volvió a desplegarse en Cadia y los sistemas estelares circundantes, lanzando una serie de operaciones para obstaculizar las fuerzas de Abaddon mientras asaltaban las posiciones imperiales. Estos ataques incluyeron una serie de acciones de abordaje muy exitosas contra los pesados ​​Pecios Espaciales que se utilizan para transportar vastas hordas de tropas enemigas para reforzar el asedio de Cadia por el Saqueador.

Era un sueño de tontos esperar que se pudiera encontrar al Revientaplanetas antes de que se lanzara contra las fuerzas imperiales. Sin previo aviso, apareció en órbita sobre el mundo de Macharia. Aunque muchos apenas podían creerlo, el enorme barco destruyó el mundo. Se perdió y con él millones de súbditos leales y fieles del Emperador, muertos a manos del Saqueador y su despreciable arma. El temor absoluto ahora descendió sobre el Alto Mando Imperial. A pesar de los éxitos de las primeras semanas de la invasión, muchos habían llegado a creer que esta guerra podría no ganarse a corto plazo. Donde al principio las fuerzas imperiales lucharon para rechazar al Saqueador, para negarle los puntos de apoyo en sus mundos, ahora lucharon para evitar que los abrumara por completo. Este era un paradigma sombrío, y uno que las fuerzas imperiales no estaban listas para aceptar. Creían que Abaddon no se atrevía a destruir Cadia, ya que sus Pilones se consideraban intrínsecos a la estabilidad continua de la Puerta de Cadia. Entonces el Imperio se mantendría allí, sin importar el costo.

En el apogeo del asalto caótico final a Cadia, tuvo lugar una batalla orbital masiva entre el Imperio y sus aliados Eldar y las Fuerzas del Caos. El Imperio aún intentaba reconstruir los detalles de la batalla, pero los registros actualmente siguen siendo tan confusos e incompletos que tal vez nunca sea posible conocer los verdaderos detalles de lo que ocurrió. Pero durante esta batalla final, el Revientaplanetas desapareció una vez más, y se supone que se retiró apresuradamente hacia el Ojo del Terror antes de la destrucción del planeta de Cadia, donde una vez más espera pacientemente hasta que se presente otra oportunidad para atacar contra el reino del Emperador Cadáver.

Era IndomitusEditar

Tras el final de la guerra de Vigilus, cuando parecía que el Imperio había conseguido rechazar a las fuerzas caóticas y salvar el Guantelete Nachmund, se recibieron comunicaciones astropáticas, que advertían que el Revientaplanetas había sido avistado avanzando hacia Sangua Terra, el planeta gemelo de Vigilus en el Guantelete, lo que prometía sin duda horribles noticias para las fuerzas del Imperio.

Dimensiones Editar

En cuanto a las dimensiones externas, desafortunadamente no se ha realizado un ensayo confiable del tamaño de la nave, pero sin duda es significativamente más grande que las naves de batalla de la Armada Imperial. El Capitán Vinrex de la Felicitas estimó que el desplazamiento bruto del Revientaplanetas fue superior a 400 millones de toneladas. Según un diseñador de Battlefleet Gothic: Armada, el Revientaplanetas tiene aproximadamente 6 millas de largo (o 10 kilómetros). Pero escalar el Revientaplanetas al tamaño de los otros navíos en el juegomuestra una longitud real de alrededor de 8.4 millas o 13.5 kilómetros.

MiniaturaEditar

  • Battlefleet Gothic.

GaleríaEditar

FuentesEditar

  • Imperium Nihilus: Vigilus Ablaze (Libro de Campaña, 8ª edición).

Extraído y traducido de Warhammer 40k Wiki UK

  • Talon of Horus, por Aaron Dembski-Bowden.
  • Battlefleet Gothic 2002 Annual.
  • Battlefleet Gothic: Armada.
  • Battlefleet Gothic Rulebook (Blue Book).
  • Battlefleet Gothic: Armada (Videojuego).
  • Codex: Marines Espaciales del Caos (8ª edidión).
  • Codex: Ojo del Terror (3ª edición).
  • The 13th Black Crusade, porAndy Hoare.
  • White Dwarf 238 (US): "The Slayer of Worlds: History of the Origins and Activities of the Planet Killer" por Gav Thorpe.
  • Execution Hour (Novela), por Gordon Rennie.
  • Shadow Point (Novela), por Gordon Rennie.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.