FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Emblema Eclesiarquía Adeptus Ministorum Wikihammer

La historia de la Eclesiarquía se remonta casi a la creación del Imperio de la Humanidad hace más de diez mil años. En todo este tiempo han existido muchos héroes y heroínas santos que han derrotado a los enemigos de la fe verdadera. Los artefactos dejados por estos grandes individuos han recibido el estatus de símbolo sagrado, objetos de un gran poder y rodeados de algún que otro misterio.

En el Imperio existen muchos miles de reliquias, algunas de las cuales pueden trazar su origen hasta Santa Constantina de Alamar, el Cardenal Gherick, y el Confesor Dolan. Otras poseen un pasado mucho más incierto, y los miembros mas cínicos de la Inquisición afirman que si se juntasen todos los huesos de Sebastian Thor que hay esparcidos por el Imperio, la Eclesiarquía quedaría conmocionada al descubrir que su santo más eminente fue un gigante de dos cabezas, con muchos brazos muy largos y con varias articulaciones...

A pesar de todo, muchos templos y Catedrales albergan inmensos museos de reliquias sagradas, incluyendo trozos de la armadura del Emperador de diferentes épocas de la Gran Cruzada, y pelo, uñas y huesos de casi todos los Santos del Imperio (por ejemplo, el templo de Hallen XX sostiene la improbable afirmación de que posee el cráneo de San Decesio, cuya nave quedó desintegrada mientras dirigía una Cruzada contra los Orkos de Gado). Se considera un gran honor y una demostración de fe el llevar estas reliquias, cayendo mil desgracias sobre el alma de cualquiera lo suficientemente imprudente para perder una de ellas. Estos objetos son (supuestamente) irremplazables.

En el templo de cada Cardenal existen gigantescos volúmenes que registran su historia y su localización actual.
Incluso si por su cuenta no poseen poderes místicos, el efecto que estas reliquias tienen sobre los creyentes del Culto Imperial puede ser casi mágico. Con una reliquia de la fe a la que seguir, las fratrias se lanzan al combate con aún más ferocidad, muchos ejércitos de la Guardia Imperial han sido reforzados por un Confesor que portaba un artefacto sagrado, reforzando su determinación y demostrando que "el Emperador protege".
Algunas reliquias son elementos de arcanotecnología, que datan de la fundación del Ministorum, cuando el Adeptus Mechanicus cooperaba con la Eclesiarquía: en la actualidad, estas atesoradas reliquias son fanáticamente preservadas y conservadas tan bien como es posible. Si se estropean o son dañadas, la Eclesiarquía debe pagar las exorbitantes tarifas del Adeptus Mechanicus para que sean reparadas, pero es tal la leyenda y poder de estas reliquias, que los cofres se abren rápidamente si es necesario.

Reliquias notables Editar

  • Cráneo de Petronella la Pía - Siendo abadesa de la Orden de Nuestra Señora Mártir, Petronella la Pía se hizo famosa por los milagros que ocurrieron en su presencia. Aunque la humilde guerrera nunca afirmó poseer ningún poder inusual, parecía que el ojo del Emperador estaba sobre ella. Los enemigos eran consumidos por el fuego sagrado, mientras que los amigos eran salvados de la muerte con giros de buena fortuna milagrosos. Tras su valiente martirio en Xyphol V, el cráneo de Petronella se convirtió en un tótem sagrado, al que todavía se dirigen sus bendiciones.
  • Espada de los Dignos - Nacida en una batalla durante la Cruzada Longhallow, lo que comenzó como una simple espada de energía adquirió matices divinos después de atravesar el corazón de Lord Drexos el Mancillado. El soldado sin nombre que mató al Señor del Caos no fue sino el primer héroe elegido por la espada para canalizar el poder sagrado del Emperador. Desde la hermana Sophia de Leintor hasta el marine sargento Baxilor, muchos guerreros imperiales han llevado la Espada de los Dignos y ha sido elegido en el momento crucial para ejercer su furia divina.
  • Castigador - Hecho a mano por ciento diecisiete artesanos sordos y ciegos dentro del santuario del Santo sin Nombre, la pistola bólter conocida como Castigador es famosa por su absoluta letalidad. Ninguna armadura puede proteger contra la venganza que inflige, sin importar cuán gruesa o poderosa sea. Ningún campo de fuerza puede desviar sus disparos, ni ninguna habilidad antinatural puede contener su ira. Aquellos atrapados en el punto de mira de Castigador están condenados desde el momento en que se aprieta el gatillo.
  • La Fuente de la Furia - la única reliquia sobreviviente de la Guerra de los Mil Millones de Bautismos, este dispositivo con forma de granada tiene una ranura en la que se pueden insertar ampollas de agua bendita. Arrojado al enemigo, el dispositivo atomiza su carga útil y lo expulsa en una nube silbante de bendición que purga a los pecaminosos e indignos de la vista del Emperador.
  • Sudario del Antimártir - Drill-Abbott Bartolph el Bendecido se hizo conocido como el Antimártir de Mylok II después de sobrevivir a una serie de batallas inconcebiblemente letales sin un rasguño. Su sudario fue exhumado después de la destrucción de su santuario por Marines Renegados y se descubrió, para maravilla de todos, que conservaba las mismas bendiciones que Bartolph tuvo en vida. Ahora se usa en batalla como una capa, envolviendo a su portador se envuelve en la protección del Antimártir para resistir las heridas más graves.
  • Círculo Sagrado de Desvalle - Famoso cazador de Demonios del Caos y la perdicón de lo antinatural, el Inquisidor Lord Gastor Desvalle dirigió innumerables cruzadas en zonas de guerra corrompidas por el Caos y desterró a muchas entidades. Tan exitoso fue que el inquisidor se hizo gran cantidad de enemigos más allá del velo y se vio obligado a requisar un campo de fuerza personal singularmente poderoso para protegerle de los engendros de la Disformidad. Conocido como el Círculo Sagrado, este dispositivo bendito no solo enfunda a su portador en un campo de fuerza casi impenetrable, sino que también proyecta un aura sagrada que hace retroceder a las entidades antinaturales y evita que se manifiesten.

Fuentes Editar

  • Codex: Guardia Imperial (3ª Edición, 2º Codex).
  • Codex: Adepta Sororitas (6ª Edición).
  • Gathering Storm I: Fall of Cadia (7ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.