FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Esquema Garras Rojas

Esquema de los Garras Rojas.

Uno de los relatos más famosos de la historia del Capítulo de Marines Espaciales Garras Rojas es el del Tecnomarine Clearn, su conductor, el Marine Rillan, y su Land Raider Garra de Águila. La acción tuvo lugar durante el primer día de la Batalla de Amion, dentro de la campaña contra las fuerzas Imperiales rebeldes del autoproclamado Rey de la Frontera Exterior, en M41.917. La batalla acabó con la ruptura de las líneas principales de defensa rebeldes; y permitió alcanzar la victoria final sobre las fuerzas rebeldes.

Garra de Águila formaba parte de la 6ª Compañía de los Garras Rojas, que había sido desplegada a lo largo de un frente muy amplio para apoyar el ataque de la Guardia Imperial. Clearn tenía órdenes de apoyar el asalto y, una vez rotas las líneas rebeldes, ayudar a la 189ª Legión de Acero de Armageddon mientras penetraba por la brecha.

A las 0620, el Land Raider se encontraba a dos kilómetros por delante de su posición inicial; y estaba empezando a alcanzar a los Baneblades, los Leman Russ y las unidades de asalto de la Guardia Imperial que estaban atacando las posiciones rebeldes. Cuando Garra de Águila cruzó la última línea de trincheras rebeldes, fue atacado por los equipos antitanque rebeldes, armados con cañones láser, que ya habían conseguido destruir dos de los Leman Russ de la Guardia Imperial. Los cañones láser dañaron el sistema de comunicaciones de Garra de Águila, incomunicando a Clearn del resto de la Compañía y de la batalla. Sin inmutarse por ello, Clearn consiguió utilizar un grupo de árboles como cobertura para poder acercarse al enemigo con relativa seguridad. Surgiendo de entre los árboles, Garra de Águila cayó sobre las posiciones rebeldes. Los rebeldes intentaron huir, pero fueron masacrados por los bolters pesados del Land Raider. Las escuadras de asalto de la Guardia Imperial llegaron para ocupar las posiciones conquistadas; y Clearn volvió a ponerse en marcha, esta vez hacia el Este, hacia el objetivo principal de Amion.

En esos momentos, el 189º había avanzado y estaba empezando a perseguir a los fugitivos de las desorganizadas líneas enemigas. Desafortunadamente, se encontró con una férrea oposición; y la infantería mecanizada empezó a sufrir bajas hasta verse obligada a detener su avance. Clearn ayudó en dos acciones puntuales, destruyendo cinco tanques y matando a docenas de infantes enemigos, pero lo más importante es que permitió a la infantería mecanizada dirigirse hacia su siguiente objetivo.

En ese punto, Clearn decidió que podía avanzar aún más. Su mapa le indicaba que había un depósito de suministros en un estrecho valle situado a poco más de cinco kilómetros de distancia. Se dirigió hacia esa posicion y, cuando finalmente llegó a la cresta del valle, vio que sus defensores estaban cargándolo todo para evacuar la posición lo más rápidamente posible. Clearn empezó a disparar inmediatamente, matando o hiriendo a sesenta rebeldes antes de que el resto pudiera escapar; y, a continuación, utilizó el cañón láser de Garra de Águila para destruir los vitales suministros de combustible y munición que los rebeldes habían abandonado.


Tras haber convertido ese objetivo secundario en un infierno en llamas, Clearn decidió dirigirse hacia el objetivo principal de Amion. Poco después, empezó a cruzarse con columnas de infantería rebelde que se retiraba hacia las defensas de la colmena y las atacó desde una distancia de 200 a 600 metros. Garra de Águila permaneció en el área durante más de una hora, disparando contra cualquier indicio de movimiento mientras patrullaba arriba y abajo. En el proceso, las células de combustible de Garra de Águila quedaron dañadas y empezó a llenarse el interior del tanque de humos tóxicos, lo que obligó a la tripulación a sellar los cascos de sus armaduras.

A causa del riesgo de explosión, muchos hombres habrían decidido que ya habían hecho suficiente. Sin embargo, Clearn no era un hombre, era un Marine Espacial; y, aún más, un Marine Espacial del Capítulo de los Garras Rojas. Así, aunque se había quedado completamente solo, decidió seguir adelante. Apenas había avanzado cuando se encontró en medio del ejército rebelde que se retiraba, rodeado por columnas de vehículos y soldados que creían que se encontraban a salvo. Cuando Garra de Águila abrió fuego contra ellos a corto alcance, causando una gran cantidad de bajas, el pánico se propagó vertiginosamente. Los soldados huyeron en todas direcciones y los vehículos se movieron descontroladamente, chocando los unos con los otros. ¡La masacre fue terrible!

Satisfecho, sin nada de munición para sus bolters pesados y con tres de los cuatro cañones láser fundidos por haberlos sobreusado, Clearn ordenó al Marine Rillan que volviera a casa. Pero intentó retirarse un instante demasiado tarde. El enemigo había reunido una batería de Basilisks, que impactaron tres veces en Garra de Águila, incendiándolo. Clearn y Rillan pudieron escapar, deteniéndose sólo un instante para coger sus bolters. Rodeados por todos lados por la enfurecida infantería rebelde, el destino de los dos Marines Espaciales era evidente. Sin embargo, presentaron una dura oposición mientras los rebeldes los atacaban. Finalmente, Rillan murió de un disparo, y Clearn fue arrastrado por la masa de soldados y pateado y golpeado hasta quedar inconsciente con las culatas de los rifles láser.

Horas más tarde, los restos de Garra de Águila fueron encontrados por la 189ª Legión de Acero de Armageddon a más de 16 kilómetros de su punto de partida. Cómo había llegado hasta allí era un misterio que despertó numerosas especulaciones durante meses entre las tropas que lucharon en esa campaña. No fue hasta que Clearn fue liberado de las celdas del infame Templo de la Verdad por Medio del Dolor, que se conoció toda la historia. Pero, para entonces, los relatos de la gesta del Land Raider Garra de Águila ya se habían convertido en leyenda…

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.