FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Harald Deathwolf gruñó mientras abría la rampa de su cañonera de una patada. Al caer, la plancha de metal dejó paso a una salva de balas que repiquetearon contra la servoarmadura de Harald. Con un grito de furia, el Señor Lobo cargó contra la masa de Cultistas que había frente a él. Un barrido poderoso de su hacha lanzó muchas de sus cabezas alrededor y unos chorros de sangre roja mancharon la blancura de la nieve.

Tras su señor, la Guardia del Lobo de Harald se desplegó desde la nave, montando en sus lobos a la fría luz del día. El Señor Lobo saltó sobre el techo de su cañonera estrellada intentando encontrar una posición desde donde vislumbrar la batalla. Y no le gustó lo que vio.

Los aerotransportes de los Lobo Muerto habían perdido la formación, resultando gravemente dañados y se habían dispersado por la parte superior del glacial. Los Lobos Espaciales salían de sus cañoneras y Cápsulas de Desembarco rodeando la Torre de Morkai.

Estaban aislados y en medio de una maraña de tormenta de fuego y baterías venganza y recibiendo fuego de castigo de bandas de Cultistas, Demonios y la Legión Alfa. En medio del caos se escuchó el aullido de los Wulfen, avivando el hambre animal que había metido a los Lobo Muerto en este embrollo.

—Si vivo lo suficiente, Grimnar, ¡tú y yo vamos a tener unas palabras! —masculló Harald para sí, antes de volver a subir al lomo de Diente de Hielo. Reuniría a sus guerreros y entrarían en la fortaleza, o morirían en el intento.

Fuente Editar

  • Warzone Fenris: Curse of the Wulfen (7ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.