FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Sammael, Gran Señor del Ala de Cuervo, marchó a través del Salón de la Sabiduría Oculta con el Apotecario Ekrophan a su lado. Las pisadas de los guerreros del Ala de Cuervo resonaban en el mármol de ese gran espacio y se perdían en los altos techos cavernosos. Estaban armados y vestidos con armadura, listos para una batalla. Pero, ¿qué tipo de batalla y contra quién? se preguntaba Sammael. Era una época extraña y todo parecía empeorar con el paso del tiempo.

—¿Y dices que aún no le han encontrado?

El Apotecario negó con la cabeza.

—No, señor. El Explorador Dolutas desapareció horas después de haberle traído al Apothecarion. Yo hice su inspección inicial en persona y no encontré nada más allá de lo obvio. Es desconcertante.

Sammael alzó una ceja y obsequió al Apotecario con una mirada helada.

—Diría que eso es quedarse corto, hermano. Un guerrero herido se desvanece. Nadie lo ve irse. Nadie le ha visto desde entonces. ¿Cómo es posible?¿Se fue por su propio pie? y en ese caso ¿por qué? Son preguntas que no deben quedar sin respuesta.

El Apotecario asintió.

—Como digáis, señor. La búsqueda continúa y esperemos que para cuando regresemos de Tranquilitus nuestro ausente haya sido encontrado.

Sammael no le respondió mientras ambos salían por el Arco de los Mártires y emergían en una de las ajetreadas cubiertas de embarque de la Roca. Tal y como era costumbre, ambos guerreros del Ala de Cuervo pasaron sus dedos por las piedras del arco al pasar, pidiendo la bendición del Primarca para la misión.

Sammael hizo una pausa y supervisó la actividad de la cubierta. Al final de la enorme cámara excavada en piedra se encontraba el espacio con su vacío letal mantenido a raya por los antiguos campos de fuerza. Frente a ella, los guerreros del Ala de Cuervo estaban montando en sus corceles blindados y moviéndose para embarcar en las Thunderhawks que les llevarían hasta su Crucero de Asalto. Sammael sintió un tranquilo orgullo al ver a sus hermanos hacer sus juramentos. Pero el sentimiento se desvaneció rápidamente en su inquietud.

El informe había llegado de uno de los jefes de Astrópatas de la Roca: una nueva tormenta Disforme se había formado sobre el mundo de Tranquilitus. Y su firma en el Empíreo coincidía con la que había azotado Nurades. Además, las intercepciones de los Astrópatas revelaban que una fuerza del tamaño de una compañía de Lobos Espaciales estaba en ruta hacia el mundo, un despliegue que resultaba sospechoso por su tamaño y velocidad. Fuera lo que fuera lo que llevaba a los lobos a Tranquilitus, el Supremo Gran Maestre Azrael había encargado al Ala de Cuervo que lo descubrieran y Sammael estaba decidido a no fallar en su tarea.

Pero a pesar de su convicción, Sammael no podía quitarse de encima la sensación de que algo terrible se acercaba.

Fuente Editar

  • Warzone Fenris: Curse of the Wulfen (7ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.