FANDOM


Inqsello Por orden del Ordo Wikia de la Santa Inquisición, este artículo se considera fuera del Canon Imperial. Se declara carente de toda veracidad y blasfemo; y todo el que lo lea sufrirá purga inmediata. Si usted es el autor, diríjase a las autoridades competentes para someterse a la penitencia pertinente.

Atención: Material No Oficial sin Sello de Calidad Wikihammer


Libro necroteuco caos inquisicion

Heme aqui, queridos lectores, yo seré vuestro guia en la colmena.

En millones de mundos...bajo la luz de millones de soles, se yergue el Imperio del Hombre, que lucha por sobrevivir en un universo hostil, detrás de sus muchas corrientes de comercio y del trabajo exaustivo de billones de seres humanos, se levantan las gargantúas de la humanidad, los colosos sin nombre, los grandes escudos y hogares que mantienen a lo que queda de la humanidad, a salvo del exterior, de los mundos toxicos en las que se encuentran, o de los soles que las alumbran...Las colmenas.

Desde las zonas mas oscuras de la colmena hasta la priscila cumbre llena de burocraticas familias y ricos dirigentes, pasando por las zonas de viviendas y manufactorums, de puertos espaciales, de enormes ejercitos de la Fuerza de Defensa Planetaria, y de legiones de arbites que no son capaces de controlar a la ingente masa de fanaticos del Emperador...o de otras sombras...se esconden las historias de la gente extraordinaria, gente que no aceptan su oscuro destino y desean cambiarlo, gente que desea sobrevivir en un entorno que de milagro no los a matado todavia...gente cuyo único deseo es escapar de esta enorme y gargantuesca mole llena de humanos que amenaza con aplastarlos en la busqueda de recursos cada vaz mas escasos...este es un relato sobre la "Colmena XVI". En este relato, a algunas de esas personas, nuestros protagonistas, puede que esta gente extraordinaria, de las que algunas sobreviviran y otras morirán, algunas tendran que dejar de un lado su propia humanidad con tal de salvar a sus seres queridos y a si mismas, y otras....bueno...digamos que no os voy a chafar la historia...asi que comencemos por...

El principio.Editar

Bienvenidos a la ultima colmena del sector "Dorado 56",en el último planeta humano del sistema solar "F 4173", antaño mundo manufactorum, agricola, cuartel militar de la guardia imperial, mundo monasterio del capitulo de "Los Recuperadores" , cuya posición en el sur de la galaxia, la compromete con casi ninguna raza xeno, hogar de  piratas eldar, de inquisidores retirados, de multiples culturas y civilizaciones, apretadas bajo un mismo puerto imperial que lejos de amparar a la gente...los convierte en papilla para los xeno visitantes que distantes de apreciar el planeta, lo repudian. Vereis, éste planeta se encuentra en un sistema solar marchito, que está entre un portal disforme... y los manufactorums, puertos ricos, enormes castas familiares de comerciantes independientes y poderosos hornos y fundiciones del planeta " Astern 1", del sistema vecino, cuyos enclaves mineros, tan ricamente explotados por la poblacion, y los tres mundos agricolas que sustentan a este autárquico sistema, con una guarnición casi nula de FDP, arbites, astartes, e inquisitores para mantener la ley imperial, convierten a este sistema, una bomba de fusion a punto de explotar, del que la colmena de "Dorado 56", será seguramente su primera victima.

En este planeta, lo que queda de una población subyugada al regimen imperial, se prepara para su exterminio mientras se aferra al poco comercio que entra procedente de la disformidad. Así que comenzaremos nuestro relato en el "Puerto luminoso", donde lo que queda de la poblacion se apiña para entrar en esta zona de trabajo y (lugubre) prosperidad. Este puerto corriente y moliente se divide en cuatro zonas: la zona de embarque, la zona de residencas, la zona de ocio, y la zona de despegue.

Comenzaremos en la zona de residencias. En el hotel del mismísimo magister...

El descanso del viajeroEditar

En la zona de residencias del puerto espacial, sólo podian residir los mercaderes independientes, los talleres especializados, y por supuesto los bazares en los que podias encontrar desde el carísimo promethio, hasta partes de naves descuartizadas, pasando por puestos donde se puede comprar comida rápida que sabe a madera reciclada y por tiendas especializadas en donde se pueden encontrar simunistros y recambios de todo tipo. En la zona de residencias, habia tres zonas, la zonade comercio que cruzaba la zona de residencias, la zona baja donde se encontraban todos los marinos y personas que estando de paso no tenian el suficiente dinero como para poder alquilar una habitacion en una casa de la zona alta, los que tenian un taller en la zona de comercio del puerto y de los bazares de la zona de residencias, y aquellos que trabajaban en el puerto espacial, no es de extrañar que fuera la zona más extensa.Y después estaba la zona alta, donde las zonas de juego no tan clandestinas, las residencias de los nobles o mas bien palacios donde se alojaban normalmente lo capitanes afiliados a alguna franquicia de comercio, los cuarteles de la F.D.P y de la Guardia Imperial que eran unas fortalezas enormes donde se entrenaban constantemente los soldados y los guardias de la burocracia local y por supuesto, el Hotel.


Ciudad Imperial Imperio Warhammer 40k Colmena Dawn of War 2

He aquí "El descanso del viajero"...mis lectores..

"El descanso del viajero" sobresalia sobre el resto de casas, palacios, casinos, templos y edificios del admministratum como la joya de la corona de un enorme reloj en el que todos los paseantes eran el aceite que limpiaba el fucionamiento de éste. El único hotel del puerto espacial y de la colmena, rodeado de edificios menores, habitado de inquisidores, altos cargos de la F.D.P y capitanes de navios Imperiales, ya que éstos eran los únicos capaces de permitirse el alojamiento en las habitaciónes constantemente atendidas desde las que se podian ver los suntuosos capiteles y tejados góticos de la zona rica de la ciudad, al otro lado de la zona de residencias del puerto espacial, e incluso del enorme muro que rodeaba la zona superior para poder defender la cuspide de la colmena de cualquier ataque y rebelion por parte de la gente del puerto y del pueblo llano. Era el único edificio que no ornamentaba ninguna imagen imperial, ninguna águila recorria la fachada mirando la calle, ninguna orgullosa estatua se colocaba al lado de las puertas donde entraba la gente al enorme hall que era tan alto como cualquier edificio de la zona baja, recorrido por enormes frescos de naves que recorrian el espacio, en donde luchaban entre ellas representando alguna batalla pasada, en donde aparecia la única imagen que hacia honor al credo imperial gracias a la cual el templo del Emperador respetaba el edificio y por el que llegaban grupos de adeptos del homnissiah, el dios máquina, todos los dias al edificio. Una estatua de oro puro, plata, diamantes esculpidos que reforzaban la espada de adamantium del hombre que representaba la maquina, donde los brillantes anillos que llevaba en la mano escondian unas armas digitales tan antiguas como el hotel, y donde el bolter de adamantium siempre cargado apuntaba al portico dorado y escarlata,y donde la mirada penetrante esculpida en su rostro vigilaba constantemente la estancia,haciendo que estar en el hall se comviertiera en ua gran experiencia pues era como estar al lado del mayor de los heroes del imperio, ya que su dorada armadura  maravillaba a la gente al observar esta representacion de Emperador de la humanidad, encontrado por el fundador del hotel hace tres mil años en una nave que habia traspasado la disformidad, con una horrible suerte para la tripulación, pero de la mayor conveniencia para el que lo encontró y creó el edificio que actualmente es sustentado por gargantuescos intrincados de tuberias y por la enorme cantidad de servidores y adeptos del homnissiah que se ocupan del edificio en un extraordianrio intento de salvaguardar la única causa por la que cientos de naves amarraban en el espacio puerto del destrozado planeta.

El hotel tenia dos vistas principales para la gente que se ospedaba en ella, la vista a la colmena, y la vista al espacio puerto. Normalmente, la gente que venia al hotel se pasaba una semana o nueve meses en el planeta, dependiendo la distancia que hubieran recorrido en la disformidad, los daños que hubieran recibido y los asaltos que hubiesen tenido en el viaje espacial. Así que la gente solía dejar mucho dinero en el hotel, la media de visitas era de mil a cinco mil en época baja, y el de gasto era algo que variaba de un mes a otro, de no ser por la puerta a la disformidad que habia al lado del sistema, el hotel habria sido abandonado desde hacía siglos, pero como parcia que no se iva a mover de allí pues no habia problema.

¿Que a quién buscamos en este lugar?¿es que acaso os aburro?¿o es que os esperabais otro lugar para encontrar a nuestro primer protagonista en esta historia?... pues no os impacienteis mis queridos lectores...porque nuestro personaje está a punto de entrar por la puerta ahora mismo...

Nathalie ViajentiiEditar

Las estancias del hotel, el hall, las cocinas, los baños y demas zonas están supervisadas por los servidores mayordomos y sirvientes de los distintos pisos y edificios que componen el hotel... las grandes alfombras, los enormes tapices, el suelo de ceramita encerada, piedra caliza y placas de marmol, los pasillos llenos de cuadros y espejos, mesas de madera, escritorios de yeso, tuberias relucientes y demas adrezzo... puertas escondidas a los ojos indiscretos, territorios inferiores, salas de calderas, altos hornos, salas de reparación de sirvientes, habitaciónes de escobas y fregonas, salas donde se guardan a los siervos-maquinas de limpieza, largos pasillos de tuberias que conectan los distritos inferiores del hotel, un mundo escondido en el que las sombras son un divertido campo de juego en el que yo comencé a criarme, huyendo de mi padre y de mis profesores encolerizados, donde me escondia de las clases de piano que me daban las profesoras que posteriormente salían a la busqueda de la pobre niña desamparada, sola, y a menudo tachada de "salvage"y "monstruito" que debian de enseñar a bailar aquellos sosísimos pasos de salón que habia que bailar completamente recto y con la frente alta cuándo no me encontraban en los escondrijos que hacian que un dia aburrido se convirtiera en una velada asombrosa... lugares en los que los adeptos del Omnissiah se daban largos paseos vigilando las tuberias y los cables de funcionamiento, y que participaban en mis juegos de escondidas, a veces intencionadamente tomándoselo a bién y otras veces mandados por mi padre enrabietado. ¡Y que poco tardaban en pillarme cuando eso pasaba!. En cuanto empecé a aprender a leer, comence a aprender a ver, reparar y mantener los comunicadores, los adeptos me empezaron a enseñar a arreglar un comunicador, un sistema de refrigeración, o los juguetes que me creaban para mi disfrute y regocijo, como el pajaro "Yoyo", un pájaro de metal que crearon para que jugara de pequeña, que a medida que iva creciendo se iva convirtiendo de pájaro del paraíso a un águila por las constantes reparaciónes y arreglos autodidactas que le ponía como parte de mi "educación secreta" que me daban aquellos jefes de reparaciónes, aquellos adeptos que a veces me daban fingidas regañinas delante de mi padre sobre "los secretos que una niña no debe saber". A mis 15 años de edad comprendí como era la gente en el hotel y poco a poco me fuí granjeando un nombre en aquél lugar en el que la gente perdía cosas como un reloj de la familia, un escote, un opticón, un monóculo, unas gafas, sivientes medio atontados que trataban de escapar de sus crueles amos (los cuales al saber que no ivan a aparecer se encolerizaban aún mas) una espada, un corbata, o en el caso mas gracioso, un pantalón en alguna habitación del servicio, y con la cual aprendí a ver el mundo del exterior, las preciósas casas de la zona al borde del precipicio que dividia la zona de residencias que exploraba dia y noche, con el espacio puerto en el que soñaba ir y ver la lejana galaxia algún dia, el bazar de mil y un colores al lado de la zona de amarre, con sus gentes, casas, extraños xenos, furiosos arbites que buscaban un pretexto para descargar su ira sobre el pobre que se cruzara en medio...de donde venía ahora mismo, a mis 17 años mi padre me dejaba ir con compañia del adepto mechanicum mas raro del grupo de reparaciónes, Khu'Mir, que me habia enseñado a trabajar el acero, a contar y regatear con un mercader, y que siempre tenía tareas que hacer, como ese dia en el que debía acompañarme y recojer unas telas con las que la aburrida de la señora Teeattia me enseñaría a coser...mientras que yo utilizaba mi dedal digital para unir las telas y desunirlasa placer gracias a una de las clases del jefe de reparaciónes "Ojo verde".

Mechanicus reparaciones servocraneo

Los adeptos se afanan en su tareas dentro del hotel.

- Nathalie, ayudame a llevar esto a la habitacion del jefe, mientras que te escaqueas por supuesto -Khu'Mir no tenia una voz mecánica como el resto, él no se habia puesto el aparato de la garganta que llevaban el resto de adeptos, y aunque habia pedido uno al jefe... pasó tanto tiempo esperando que, al final, cuando llegó el aparatito, no lo quiso-. Y recuérdale que debe de repara al servidor de tu padre, que como me lo pase a mi...

- No te preocupes, le rogaré que lo haga el mismo cuanto antes -y esgrimiendo una sonrisa me escabullí por las escaleras inferiores, hacia el armario de detras del reloj qe daba la hora en el pasillo de detrás de la cocina,  mientras la gente iva y venia, nadie se preocupaba de que una chica de que una chica moviera un armario y se metiera en el para no salir durante horas, además, el servicio conocía esa entrada de sobra.

Y así me interné dentro de la enorme res de túneles que comforman el esqueleto de nuestro querido hotel, mientras que saludaba a los adeptos que ivan y venian como de costumbre, mientras que recibia las preguntas del adepto medio-loco "Kiiik" de camino, estaba chiflado pero ante todo era amable y simpático a su manera.

- ¿cómo tan pronto aquí? kikiki¿es que lllovia afuera?, por cierto, dile a tu padre que el hotel se aburre,kikiki y de que su nuevo invitado es muy curioso, y que no se olvide de lo que le pedí ayer,kikiki ¿y que le llevas al jefe?, dejame ver...uuh...kikikikikikiiiikiuuuuuuuuuuuuuuuuuu - ¿se habia quedado sin energia?

- ¿Kiik?,¿te encuentras bien? ¿que te pasa? -lo agité un poco,y no paraba de decir "kuuuuuuuu", lo llevaría con el jefe no fuera que se nos muriese aquí mismo, por suerte un adpeto venia hacia aquí- ven, que te llevo con Ojo verde, ¡he!, ayudame con Kiik que parece que se le ha vuelto a salir una tuerca.

El adepto me ayudó con Kiik, y lo llevó con otros tres adeptos que se sumaron para echarle una mano, pero al llegar...

- ¡La puerta esta cerrada! tenemos que encontrar al "jefe" no sea que esto sea grave...

uno de los adeptos que venia por el pasillo, se acerco y con un chasquido, abrió el "cerebro" de Kiik

- Señorita Nathalie, valla a ver si está con su padre -dijo uno de los adeptos- nosotros nos encargaremos de Kiik mientras...se recupera.

- No creo que sea grave viniendo de Kiik,(la ronca risa de los adeptos con el aparato parecia siempre tan fria..), pero bueno...nosotros buscaremos aquí abajo.

-Gracias chicos, avisadme si veis al jefe, ¿de acuerdo?.

- Si señorita.(dijeron al unísono)

Me dí la vuelta y empecé a caminar hacia la habitación de mi padre, parecia que sería un dia entretenido y todo.

La " tuerca deforme "Editar

NO SE TOCA ESTA EDICION,SI ALGUIEN LOS HACE ME LO TOMARECOMO ALGO PERSONAL_------------------------------------------------------------------------------------------------------Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.