FANDOM


Inqsello Por orden del Ordo Wikia de la Santa Inquisición, este artículo se considera fuera del Canon Imperial. Se declara carente de toda veracidad y blasfemo; y todo el que lo lea sufrirá purga inmediata. Si usted es el autor, diríjase a las autoridades competentes para someterse a la penitencia pertinente.

Atención: Material No Oficial sin Sello de Calidad Wikihammer

“Nieve” …  la nieve lo cubre todo hasta donde abarca mi vista, pura y blanca, fría … mortal.

La bestia surge de la nada, y de un solo zarpazo  derriba a mi corcel  lanzándome por los aires. Instintivamente ruedo sobre la nieve tratando de poner la mayor distancia entre ambos … dejo que mis años de entrenamiento tomen el  control de la situación, desenfundo mi pistola y descargo una salva directa a su flanco derecho, mientras corro hacia la cobertura de un grupo de arboles cercanos.  Mentalmente repaso todo lo aprendido en los años como novicio de la Orden, se trata de una de las Grandes Bestias, un León Calibanita, por lo que dudo que mis balas con núcleos explosivos hayan sido de gran utilidad.

Noto el sabor metálico de la sangre en mi boca, mi corazón bombeando a un ritmo frenético y la adrenalina corriendo por mis venas; mientras el hedor de las fauces de la bestia llena mis fosas nasales cuando lanza un rugido y se lanza en mi persecución.

Afianzo mis pies en la nieve y rezo porque un golpe de suerte me permita, al menos, herir de muerte al demonio blanco que se abalanza sobre mí…. cierro los ojos y me preparo para el final.

Lo que ocurrió después es un mero borrón tanto en mi memoria como en mi retina... recuerdo un grito, un fuerte impacto y una explosión en la nieve…. Recuerdo el rugido agónico de la bestia y un chichillo de apenas 7 años sobre ella. Un infante rubio de ojos verdes como las esmeraldas,  sosteniendo una rudimentaria lanza de madera que atravesaba el pecho del León.

Luther - Great Betrayer

Luther "El Angel Caido"

Han pasado muchos años desde el día que mi amado hijo, Lion El’Jonson,  me salvo la vida en aquel bosque, muchos éxitos para nuestra Orden, muchas más grandes bestias cazadas y muchas misiones declaradas por jóvenes caballeros ávidos de hacerse un hueco en la historia de Caliban, pero la mayor de todas las historias estaba todavía por llegar ….. La llegada de los ángeles, el acenso a los cielos y el viaje a las estrellas, la Gran Cruzada y la traición de un hijo a su padre.

Un padre eclipsado por los logros de su hijo adoptivo, siempre a la sombra del gran Lion, del Gran Maestre, robándome una gloria que por derecho me pertenecía, quitándome mi lugar en la historia de Caliban, una historia que me recordaría como el héroe de las Guerras entre Ordenes, como el erradicador de las grandes bestias, como el artífice de un nuevo Caliban, sino no hubiera existido él…. El hijo del dios emperador, el primarca de la I Legión, el hijo que estuvo a punto de traicionar a su verdadero padre…

Nos llaman los Ángeles Caídos, pero realmente somos los auténticos ángeles de Caliban, los guardianes de las antiguas costumbres, los defensores contra el falso imperio de la humanidad que ha esquilmado nuestro planeta,  ha exterminado a las grandes bestias y ha eliminado los grandes bosques hasta convertirnos en un mundo de plástico y metal, un mundo que entrega a sus jóvenes hijos a los brazos de la cirugía, para convertirlos en monstruos sin recuerdos de su vida pasada … ese no es el Caliban que jure defender cuando ingrese en La Orden, cuando me mantuve frente a las puertas de Aldurukh bajo el agua, sometiendo  mi hambre y mi miedo por pura fuerza de voluntad, mientras el resto de suplicantes sucumbían. Si este es el Caliban que ha de traer el nuevo imperio de la humanidad, no lo quiero.

 La voz de Lord Chyper me devuelve a la realidad…  finalmente han llegado. La Herejía de Horus ha terminado con la victoria de las tropas leales al emperador, para mi sorpresa, mi hijo no ha sucumbido a la tentación y no ha traicionado a su padre como ha hecho conmigo, aunque eso poco importa ya … siempre será recordado como el hijo que denegó la ayuda a su padre en sus horas más oscuras, que se refugió en la caza sin sentido de uno de sus hermanos para justificar su debilidad y su cobardía. Siempre será odiado por sus hermanos y sus hijos, sus amados Ángeles Oscuros, los queridos hijos de Caliban, cargaran con el estigma de sus acciones allá donde vayan.

Los años de preparativos en Caliban están a punto de dar sus resultados, los estudios de las prohibidas artes arcanas de la lejana Terra, la  caza y exterminio de todos aquellos que no perseguían el sueño de un Caliban libre del yugo imperial, los sacrificios de los hermanos de la Orden … todo está llegando a su fin.

        -  Lord Chyper

-             -  My Lord

-             -  La flota de mi amado hijo se encuentra en posición?

-             - Si , Gran Maestre

Finalmente,  la mayor de todas las historias de Caliban ha llegado…

-             - Abran fuego

Y el nocturno cielo de Caliban se iluminó bajo la mirada de Luther.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.