FANDOM


EL PRIMER CABALLERO DEL TRUENO.Editar

Los humanos llevamos tiempo en la galaxia; tuvimos una época de gran prosperidad y poder en la Gran Cruzadas fuimos imparables pero luego ocurrió algo que algunos como yo temíamos pero que no fuimos escuchados incluso ignorados y acusados de traición pero cuando ocurrió, cuando Horus traiciono a la humanidad y se convirtió al Caos yo tuve razón y odie tenerla; la discordia en los humanos es terrible e incluso nos separa y hace que nos matemos unos a otros al igual que la codicia, la lujuria o la envidia.

La Herejía de Horus fue un duro golpe, un golpe que estremeció a toda la galaxia no pudimos predecirlo pero si pararlo ¿pero a qué precio?

Muchos de los nuestros murieron, el Emperador acabó con Horus pero después de aquello quedo postrado en el Trono Dorado, perdimos la tecnología y el poder de La Era Oscura de la Tecnología. Quedamos expuestos a distintos enemigos y el peor de todos era traicionar a tus hermanos y convertirte en aquello que habías combatido durante años aquello por lo que luchas durante años y años.

Pero la esperanza y la fe nunca se pierden los que caen en las fauces del Caos son débiles y ambiciosos su afán de poder les suele convertir en engendros y bestias que solían repudiar un destino que deben sufrir a causa de su ignorancia y arrogancia; todo eso que vi en aquel día fue horrible defender las puertas del palacio fue difícil cuando la noticia de que Horus murió llegó a nosotros fue una exaltación sabíamos que los traidores no triunfaban pero celebramos demasiado pronto.

Yo vi con mis propios ojos como Rogal Dorn nuestro primarca ayudaba al Emperador a llevarlo hasta el Trono Dorado, vi las heridas que tenia pensaba que sería tarde, sabía que el infinito poder del Emperador podría mantenerlo con vida, pero al ver fijamente las heridas supe que era una situación crítica.

Intente hablar con Dorn pero las órdenes eran establecer un anillo de defensa y evitar que los herejes atacaran pero con la noticia de la muerte de Horus los Herejes escaparon de nosotros.

A raíz de esto Los Primarcas leales que sobrevivieron decidieron que era mejor dividir las legiones para evitar que ocurriera otro desastre como este a mi parecer no era mala idea pero no sabía exactamente como seria esta “Segunda Fundación” la cual decidiría mi destino, decidiría si me quedo como puño imperial o como miembro de un capitulo sucesor mi decisión fue clara; forme parte de un nuevo capítulo sucesor de los Puños Imperiales y ese capítulo 'sería el de los Caballeros del Trueno.

Este sería el inicio de un capitulo dispuesto a darlo todo y de morir antes de caer en la oscuridad cada caballero del trueno debería desplegarse allá donde la oscuridad se presente, donde los xenos intenten acabar con la humanidad, deberán llevar la luz del Emperador en los lugares en los cuales la oscuridad sea más fuerte y si el Emperador así lo desea morir con su nombre en nuestros labios.

¡'No deberán ceder terreno, no deberán temer a lo desconocido, no deberán rendirse, no deberán caer en la locura o en la desolación, no deberán desobedecer las órdenes impuestas, no deberán abandonar su puesto ni olvidar que este es su deber proteger al imperio de la humanidad y si es necesario cruzar lugares por los que nadie se ha atrevido antes se cruzaran en nombre del Emperador nuestro señor, escudo y protección!

Todo quedo claro a partir de ese día se crearía un capitulo a partir de los Puños Imperiales tal y como se hizo con los Templarios Negros, los Caballeros del Trueno surgirían y defenderían el Imperio hasta el último aliento sin importar cómo y cuándo lucharían hasta que ellos o el enemigo quede destruido.

Pero tenía dudas de cómo construir este capítulo aun así no habría nada que me impediría crearlo cueste lo que cueste será forjado para orgullo y gracia del Emperador.

Un solo bólter no gana batallas se necesitan más y con soldados con más pericia y experiencia en combate sino seria en vano crear un capitulo a base de soldados inexpertos por eso tendría que hablar con unos compañeros de los Puños Imperiales por si se quieren unir a mi causa y enseñar cómo se lucha a los nuevos neófitos. Así pronto tendríamos tropas dispuestas a servir al capítulo, pero todavía quedaba quien lideraría el capitulo yo no tengo madera de líder a penas soy un sargento de los Puños Imperiales con aspiraciones de crear un capitulo en la segunda fundación.

Siempre tuve dudas de cómo crear un capitulo pero al no tener dotes de mando tendría que convencer a un capitán para ello pero ¿a quien? Siempre pensé que el capitán Asdrúbal Monty sería el indicado para ello sus dotes de mando son excepcionales pero en los Puños Imperiales había capitanes con mejores dotes de mando; si lograba convencer a Monty el se convertiría en el Señor del capítulo de los Caballeros del trueno. Solo hay un problema y es su tozudez propia de los marines de los puños imperiales me costaría convencer a Monty pero podría hacerlo.

Fue cuestión de tiempo y con la bendición de los Altos señores de Terra Fundamos a los caballeros del Trueno yo fui asignado como Capitán de la 1ª compañía lo cual fue muy gratificante al saber que me confiaban tropas a mi mando.

Después de todo aquello comenzamos a reclutar y todo fue bien hasta que nos llamaron para participar en la defensa del Sistema de Cadia ante la 13ª Cruzada Negra de Abaddon el Saqueador. Fue un autentico infierno incluso hubo momentos en los que a pesar de mi edad y veteranía tuve momentos de duda ante la estrategia que planteo Monty para la defensa en tierra, yo incluso recordaba cuando los herejes atacaban Terra era una imagen que venía a mi cada vez que herían a algún aliado del capítulo yo siempre que podía arengaba a los míos toda la primera compañía estaba a mis órdenes y no tenía un plan claro solo tenía la fe en el Emperador al ver a los soldados de la guardia imperial avanzar apoyados por varios Leman Russ decidí que la primera compañía debería avanzar me acuerdo de la suerte que tuvimos al tener a los Whirlwinds y el apoyo de varios Basilisks sino nuestro avance habría sido suicida.

Los herejes gritaban herejías mientras avanzaban hacia nosotros y al mismo tiempo nosotros avanzamos a su encuentro mi servoarmadura estaba llena de sangre tanto aliada como enemiga a pesar de todo lo único que me daba confianza es que todos los demás capítulos se apresuraron en venir no exactamente a nuestra posición pero venían refuerzos al mismo tiempo que avanzamos conjuntamente con los guardias imperiales alcance a oír a uno de ellos que decía que vio como unos eldar emboscaban a los herejes yo sabía que si aquello era cierto seria por intereses propios de los eldar y no por ayudar a los humanos.

En aquel momento se complico más la situación llegaba una nueva oleada de herejes blasfemando sobre el Emperador fue algo que lleno de ira mi corazón y decidí que la 1ª compañía cargara con todo hacia ellos sabiendo que cargarían ellos en nuestro encuentro mientras tanto el comisario decidió que la guardia imperial no descansaría y los guio para que destrozaran los vehículos de los herejes lo cual fue de gran ayuda a pesar de que seguían viniendo más herejes por aquel lugar en ruinas que una vez fue digno del Emperador sabíamos todos que si lográbamos vencer la cruzada de Abaddon sería una victoria que haría eco, para algunos será simbólica y para otros una simple victoria que alargaría nuestra supervivencia.

¿Pero qué pasaría si perdiéramos? ¿Toda la lucha habría sido en vano? Solo tenía una respuesta para estas preguntas ¡NO! Ni yo ni nadie de los que permanecemos luchando aquí dejaríamos que el sistemas cadiano caiga y mucho menos dejaremos el los herejes del caos obtengan la victoria que no pudieron obtener antes. ¡Ninguno de los que seguimos aquí caeremos sin llevarnos a los enemigos con nosotros con bólter y espada sierra los detendremos y los enviaremos a la disformidad que Pertenecen! ¡Sera un atardecer rojo tanto el suelo como nuestras armas y armaduras se cubrirán de sangre de antiguos compañeros ahora caídos marchamos sin vacilar a una batalla que nos cubrirá de gloria y dejaremos el nombre del emperador en alto sin desertar ni caer solo existe la Victoria o la Muerte!

Capitán '''''Ernest Korounus 1ª Compañía de Caballeros del Trueno Muerto en combate durante la 13ª Cruzada Negra su compañía sufrió bajas graves pero logro imponerse ante los herejes del Caos. Gracias a esto lograron distraer a sus tropas mientras venían los refuerzos de los demás capítulos su muerte no fue en vano y el fundador de los Caballeros del Trueno murió con quiso hacerlo siempre luchando junto a los integ'''''rantes de su propio capitulo.


Autor: JMGB

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.