FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Inqsello Este artículo debe ser actualizado con información de nuevos Codex y publicaciones oficiales. La información que contiene puede no seguir vigente o estar incompleta. Disculpen las molestias.

Los Recobradores (Reclaimers en inglés) son un Capítulo de Marines Espaciales fundado como parte de los Astartes Praeses, un grupo de 20 Capítulos creados para defender las regiones limítrofes con el Ojo del Terror de las fuerzas del Caos.

Su nivel de tecnología y armamento es superior al de la media imperial, incluso para los normalmente bien equipados Adeptus Astartes, lo que hace a muchos pensar que su Arsenal es especialmente extenso y variado. Sus servoarmaduras destacan por su elaborada decoración y buena calidad.

Visten armaduras blancas con placas faciales y guanteletes amarillos (dorados en el caso de los oficiales), y su símbolo es un par de guanteletes cerrados sobre un pentagrama azul.

Acciones notablesEditar

  • Incidente de Interitus Prime (928.M41) – Una Compañía de los Recobradores, bajo el mando del Capitán Gries, recibió la misión de investigar una misteriosa estructura arqueotecnológica subterránea hallada en el desolado planeta de Interitus Prime. Al avanzar con la investigación, descubrieron que se trataba de una Necrópolis Necrona. Cuando estaban colocando cargas de demolición para destruir a los horribles xenos, el Comisario Ciaphas Cain apareció de repente por un portal disforme huyendo por su vida de otra Necrópolis. Él era el único superviviente del equipo Explorador del Adeptus Mechanicus al que había sido asignado, siendo el resto destruidos por los Necrones que despertaban.
  • Purificación de Viridia (928-958.M41) - Los Recobradores aterrizaron en el planeta Viridia en Fidelis, en el palacio del Gobernador DuPanya, y rompieron sin perder tiempo el herético asedio que había mantenido al custodio ungido del Emperador del planeta confinado y sin poder para intervenir directamente en el agitamiento constante del conflicto civil, que había estropeado el bello aspecto de Viridia. La catedral de Fidelis, siempre una fuente de esperanza, y por tanto amenazada constantemente por los elementos disidentes, fue liberada en cuestión de una hora, al igual que el santuario del Omnissiah, dejando vía libre a los Tecnosacerdotes para empezar a atender a los heridos Espíritus Máquina de la ciudad con la mayor urgencia. Quizá las batallas más desesperadas fueron las dedicadas a eliminar las baterías de artillería instaladas por los rebeldes para prevenir un desembarco en masa de tropas de la Guardia Imperial, las cuales, si se hubiesen dejado funcionar, habrían costado un alto precio al Imperio en vidas y recursos. La misión de destruir una de estas baterías fue dirigida por el Capitán Gries y su Escuadra de Mando, mientras que la tarea de colocar una baliza para guiar la teleportación del equipo de asalto que destruyó la otra fue confiada a nada menos que el Comisario Ciaphas Cain, acompañado por la Coronel Mira DuPanya, la hija más joven del Gobernador y una soldado formidable por derecho propio. Ambas misiones acabaron con un éxito rotundo, aunque tuvieron consecuencias inesperadas y terribles. El reconocimiento realizado por Cain y DuPanya de camino hacia su destino había revelado la verdadera naturaleza del enemigo de las fuerzas del Imperio, y por primera vez se vio completamente claro: el planeta estaba infestado de Genestealers Tiránidos. En los días siguientes, toda la extensión del Culto Genestealer se hizo visible. Los xenos psíquicos se habían infiltrado en prácticamente toda la sociedad viridiana, desde el Adeptus Arbites local, al gremio de los trabajadores sanitarios. El trabajo de purificar el mundo corrompido no fue fácil. Afortunadamente, llegaron refuerzos de varios miles de Guardias Imperiales de Regimientos de Tallarn, Vostroya y Caledonia. Los Recobradores hicieron saber que abandonarían el planeta en busca de conflictos más interesantes tan pronto como acabasen de purificarlo. Debió pasar más de una década antes de que el Ordo Xenos se atreviera a declarar Viridia libre de corrupción xenos con cierto grado de seguridad, y las autoridades locales siguen vigilantes a día de hoy. Por su parte, los Recobradores siguieron la pista del Pecio Espacial que había introducido la plaga Genestealer antes de desaparecer en la Disformidad, con el fin de recuperar los probables tesoros tecnológicos de su interior. Sin embargo, al hacerlo atrajeron sobre sí la desgracia, pues fueron atacados en masa por una gran Progenie Genestealer, que los masacraron a todos. La confusión generada permitió al Comisario Cain escapar sin problemas.

OrganizaciónEditar

Los Recobradores difieren en parte de los dictados del Codex Astartes, aunque se mantienen fieles a sus principios relativos a nivel de tácticas y escuadras. El Capítulo sigue un modelo organizativo único similar al de los Manos de Hierro. Su asociación inusualmente cercana con el Adeptus Mechanicus se refleja en varios aspectos del Capítulo: sus Tecnomarines ocupan una posición de prestigio poco común en la jerarquía del Capítulo, reflejando su preferencia por todo lo tecnológico, y sus Apotecarios muestran habilidades excepcionales en el campo de la biónica, utilizando su avanzado conocimiento para colocar sofisticados implantes augméticos en lugar de partes orgánicas dañadas o perdidas.

CreenciasEditar

Los Recobradores son un Capítulo muy similar en cuanto a cultura y organización a los Manos de Hierro y sus Capítulos Sucesores, siendo afines a todas las cosas mecánicas y manteniendo lazos inusualmente cercanos con el Adeptus Mechanicus. Se sabe que reverencian al Omnissiah como una figura igual al Emperador, y que saludan utilizando el gesto de la rueda dentada, generalmente asociado al Mechanicus, en vez del habitual signo del Aquila.

Se ha observado también que podrían poseer, al menos en parte, la misma intolerancia a la debilidad física o mental demostrada por los Manos de Hierro. Estas obsesiones mentales se manifiestan en su notable preferencia por los implantes cibernéticos tanto entre los Hermanos de Batalla como entre los Siervos del Capítulo. Un número sorprendente de Astartes y personal no combatiente de los Recobradores posee implantes visibles, lo que indica o bien un grado bastante alto de riesgo en sus ocupaciones (incluso para los estándares del servicio a bordo de naves de guerra imperiales), o bien un deseo voluntario de adoptar cualquier mejora mecánica que pudiera ayudarles en sus tareas como sólo se encuentra entre los siervos del Omnissiah. La reverencia con la que estos Siervos del Capítulo tratan a sus amos Astartes es inferior solo a la que profesan al Emperador.

Miembros notablesEditar

  • Gries - Capitán y comandante de la fuerza expedicionaria enviada a Viridia para acabar con la rebelión.

Leer másEditar

Lista de Ejércitos de Marines Espaciales.

Lista de Capítulos Leales.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Por el Emperador, por Sandy Mitchell.
  • Ecos de la Tumba (Relato Corto), por Sandy Mitchell.
  • Los Mejores del Emperador, por Sandy Mitchell.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.