FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!


Caos corrupción de casta dominante slaanesh

Corrupción de la casta dominante de Contqual

La Purga de Contqual fue un conflicto que enfrentó a los Marines Espaciales de los Manos de Hierro contra las fuerzas herejes de Slaanesh en el Subsector Contqual.

HistoriaEditar

El Capítulo de los Manos de Hierro siempre ha sido vengativo y despiadado; y muchos usurpadores y herejes en potencia han renovado su fe en la gloria del Emperador bajo la amenaza del castigo terrible de los Manos de Hierro. En ningún lugar se hizo más patente su forma de actuar que durante la reclamación del Subsector Contqual.

Los ciudadanos de Contqual habían prosperado y vivido una vida decadente, creyendo que habían encontrado un paraíso terráqueo lejos de la confusión y fealdad del resto del universo. Esa debilidad moral sería la causa de su caída. Al parecer, la corrupción de Contqual empezó a finales del 812.M41, cuando el Gran Gobernador sucumbió ante las falsas promesas del Dios del Caos Slaanesh. Por tanto, la corrupción se extendió rápidamente en la sociedad de Contqual, alimentándose de los deseos y debilidades de los que tenían posiciones de poder. En cuestión de un mes, la esencia del Caos había corrompido a todo el Subsector. La tarea de limpieza de Contqual recayó en los Manos de Hierro, cuya aversión por el Caos en todas sus formas era tan fuerte que eclipsaba la de otros. Los Marines Espaciales irrumpieron en el Subsector tomando varios planetas antes de que pudieran organizar siquiera algún tipo de resistencia. Aniquilaron poblaciones enteras sin detenerse siquiera a escuchar sus súplicas de clemencia. La muerte de cada hereje o traidor robustecía al Imperio y los Manos de Hierro no demostraban piedad por los que dejaban que la corrupción se apoderara de su mundo.

La batalla decisiva se produjo en el Mundo Colmena de Shardenus, donde una fisura de la esencia del Espacio Real había abierto un enlace directo y hambriento con la Disformidad. Los Demonios se desbordaban a través de la fisura y los habitantes del planeta les dieron la bienvenida y les acogieron. Todo esto vieron los Manos de Hierro al efectuar el atearrizaje planetario y solo sirvió para alimentar e inflamar su justa ira. Millares de traidores asaltaron a los invasores, pero los Manos de Hierro maldijeron sus nombres y siguieron luchando. Los Demonios les susurraron dulces palabras de corrupción, pero sus tentaciones no fueron oídas.

Terminator manos de hierro

Exterminador de los Manos de Hierro luchando contra los demonios de Slaanesh.

Los Marines Espaciales del Capítulo de los Manos de Hierro nunca se detienen y nunca vacilan, lanzándose a cada batalla con férrea determinación. En una batalla desesperada, la fisura de Disformidad se cerró gracias a la voluntad combinada de los Bibliotecarios del Capítulo. Con los Demonios eliminados, Shardenus se limpió rápidamente de todo rastro de corrupción.

Tras la caída de Shardenus, el resto del Subsector se vió obligado a someterse rápidamente. Uno a uno, los mundos se rebelaron contra sus señores corruptos, pidiendo clemencia a los vengativos Marines Espaciales, pero los Manos de Hierro no mostraban clemencia por esta clase de individuos. En cuestión de un año, los Manos de Hierro habían ejecutado a uno de cada tres ciudadanos de Contqual. El mensaje era claro: cortejar a la condenación era invitar a la destrucción. Ni uno solo de los supervivientes dudó de que los Manos de Hierro volverían a castigarlos de nuevo, si lo veían necesario.

FuentesEditar

  • Codex: Marines Espaciales (5ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.