FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

Protectorado Vesk II

Mundos del Protectorado Vesk

El Protectorado Vesk es un sistema de administración territorial en el que por medio de tratados entre varias naciones alienígenas de índole pacífica y los Vesk, se acuerda un pacto de protección en diversa medida, en particular en lo relativo a las relaciones exteriores, comercio, defensa militar y mantenimiento del orden interno.

DescripciónEditar

El Protectorado es una forma de gobierno territorial que es protegido diplomática o militarmente por los Vesk, la nación más fuerte, recibiendo ayuda en forma de tropas o recursos por las naciones más débiles. A cambio de esa protección el Protectorado acepta algunas obligaciones especificadas, que varían dependiendo de la naturaleza real de la relación entre las diferentes entidades que lo componen. El Protectorado, aimismo, es reconocido como un estado autónomo, al menos en potencia, y generalmente mantiene alguna medida de soberanía o formas de gobernar y administración nativa para con las naciones que lo conforman.

El Protectorado es un instrumento al servicio de los intereses estratégicos, económicos y militares de las potencias que lo componen, pero siempre con naturaleza pacífica.

Naciones adscritasEditar

El Protectorado desde su creación en el Miclo XVII ADF (M19) ha aglutinado casi una docena de razas xeno en su ámbito, ampliando sus dominios a sus sistemas y mundos dependientes, creciendo en el ámbito económico y militar hasta conformar una gran potencia que domina el sector.

Los Vesk rigen el Protectorado con mano firme basándose en su superioridad tecnológica y evolutiva, pero tratando a todas las naciones por igual independientemente de sus características, credo religioso o estructura política, las cuales son respetadas como base de los acuerdos firmados entre ellos.

El único denominador común que todas las naciones adscritas -o potencialmente seleccionables para ser adscritas al Protectorado- deben respetar es un ideal pacífico, que no pacifista, es decir, que no albergan intereses expansivos violentos o impositivos sobre otras naciones ni se encuentran en períodos de guerra, pero que se defenderán con contundencia llegado el momento.

En el Miclo VII (M42), las razas que forman parte del Protectorado son:

ConflictosEditar

Desde la creación y adhesión paulatina de naciones al Protectorado, no ha habido conflictos internos ni escisiones notables, aunque sí ha habido enfrentamientos con razas en sistemas limítrofes que se han visto amenazadas por el conglomerado Vesk y han intentado, obviando negociaciones o acuerdos, acabar con él por la fuerza de las armas, aunque siempre sin éxito.

Es notable el enfrentamiento producido en el Miclo IV ADF (M32) entre el Protectorado y una facción denominada Unión Militar Namartia, un conjunto de tres naciones de menor tamaño que el Protectorado pero tremendamente agresivas y poderosas en cuanto a tecnología militar se refería, encabezadas por los astutos Namar, una raza imperialista con ambiciones de control sobre varios mundos dentro del Protectorado.

Los repetidos intentos de los Vesk por evitar el conflicto derivaron en una traición por parte de los Namar, quienes en período de tregua inicial mataron a los delegados del Protectorado cuando se dirigían a un planeta neutral para discutir un acuerdo que permitiera a ambas entidades coexistir sin llegar a las armas, invadieron uno de los mundos bajo el control del Protectorado y tomaron rehenes para presionar a los Vesk y conseguir las prerrogativas ocupacionistas que impusieron como condición de paz.

La respuesta del Protectorado no se hizo esperar, enviando una gran fuerza combinada encabezada por los propios Vesk contra los planetas de origen de la Unión Militar, exterminando a su población hasta el último individuo y arrasando su cultura hasta que no quedó nada de ella.

De este modo, los Vesk lanzaron un mensaje claro a todas las razas cuyas fronteras colindaban con las del Protectorado: la violencia y el chantaje no serían tolerados en ningún sentido.

Del mismo modo, algunos mundos del Protectorado han sufrido las incursiones de los shull, una cultura dedicada a la adoración de Khorne con la que mantienen conflicto desde hace miles de años pero que mantienen a raya.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.