Wikihammer 40k

Abierto plazo de presentación Certamen de Relatos Wikihammer + Voz de Horus ¡Entérate aquí!

LEE MÁS

Wikihammer 40k
Advertisement
Wikihammer 40k
11 486
páginas
Impriwars banner.jpg
Icono de esbozo Este artículo debe ser actualizado con información de nuevos Codex y publicaciones oficiales. La información que contiene puede no seguir vigente o estar incompleta. Disculpen las molestias.

El Predator Baal (Baal Predator en inglés) es una variante de tanque armada con numerosas armas famosas por su alta cadencia de tiro, como los cañones de asalto acoplados y el cañón Tormenta Infernal. Está diseñado para desatar un torrente de disparos mientras los Ángeles Sangrientos avanzan, y es capaz de segar la infantería y los vehículos ligeros del enemigo con una eficiencia horripilante. El Predator Baal puede avanzar junto a las escuadras de Ángeles Sangrientos, aportándoles fuego de apoyo con sus cañones de asalto. También es ideal para defender un flanco o una posición en terreno difícil, donde puede permanecer estacionario y disparar todas sus armas. Cuando va armado con lanzallamas pesados en las barquillas, el vehículo debe acercarse al enemigo para ser totalmente efectivo. Al igual que los Rhinos de los Ángeles Sangrientos, está equipado con motores Lucifer. Estos motores sobrecargados permiten al vehículo tratar de ir más rápido, pero pueden fallar por completo.

Descripción[]

El Predator Baal es una variante especializada del modelo Predator, usada solamente los Ángeles Sangrientos y sus Capítulos Sucesores. Este vehículo ha estado al servicio del Capítulo desde los primeros días de la Gran Cruzada, cuando los Ángeles Sangrientos encontraron en el interior de una Bóveda Architoecto en ruinas la Plantilla de Construcción Estándar del Predator. En una acción que desde entonces ha estado sujeta a mucha controversia, los victoriosos Ángeles Sangrientos no entregaron dicha plantilla al Adeptus Mechanicus (pese a las amenazas recibidas al respecto), sino que se la llevaron consigo a Baal para que ocupara un lugar de honor junto al resto de reliquias del Capítulo.

Los Ángeles Sangrientos dieron con el diseño del Predator Baal de una forma completamente fortuita, pero se convirtió casi de inmediato en un vehículo de combate adelantado a su tiempo, en comparación con el modelo estándar: un Predator con un cañón de asalto acoplado en la torreta, y apoyado por lanzallamas pesados o bólteres pesados en las barquillas laterales. La potencia del Baal se adaptaba mucho mejor al combate cuerpo a cuerpo practicado por los Ángeles Sangrientos que las configuraciones más tradicionales de Predators que se habían probado hasta entonces. Además, el Predator Baal alcanzaba mucha más velocidad y maniobrabilidad que las versiones anteriores, una característica que casaba totalmente con el estilo de lucha de los Ángeles Sangrientos, y que sus Tecnomarines han aplicado desde entonces a otros tanques del Capítulo.

Debido a su configuración única, un Predator Baal está mucho mejor armado y blindado que otros vehículos de tamaño y velocidad similares. Por este motivo, los Baal se usan normalmente como unidades de vanguardia, operando delante del grueso del ejército de los Ángeles Sangrientos para destrozar las patrullas de exploradores enemigos, o superar la primera línea dando un rodeo y atacar los depósitos de munición, almacenes de combustible u otros objetivos vitales del enemigo. En conflictos más pequeños, cada Baal suele desplegarse como apoyo de una o dos Escuadras Tácticas o de Asalto. En este caso, su armamento cambia en función de la tarea que deba desempeñar. Por ejemplo, un Predator Baal equipado con un cañón Tormenta Infernal es un método efectivo de limpiar búnkeres y barricadas, mientras que la inclusión de barquillas laterales en el chasis básico del vehículo lo ayuda a reforzar enormemente su potencia de fuego básica.

Dado el éxito y versatilidad del Predator Baal dentro del Capítulo, no resulta nada extraño que los Ángeles Sangrientos tiendan a proteger más este vehículo que cualquier otro de su Arsenal. Dicho sentimiento de custodia vigilante se recrudece aún más cuando hacen aparición los emisarios del Adeptus Mechanicus, que merodean "como buitres" por la periferia de toda campaña en la que se haya desplegado el Predator Baal. Los Tecnosacerdotes nunca han olvidado ni perdonado el "robo" de las plantillas de diseño que fue perpetrado por los Ángeles Sangrientos, y les encantaría hacerse con dichas plantillas o con un Predator Baal destruido, a fin de poder desentrañar sus secretos tecnológicos para mayor gloria de la Hermandad del Dios Máquina. Hasta la fecha las relaciones entre los Ángeles Sangrientos y el Adeptus Mechanicus han venido siendo pacíficas (aunque ni mucho menos pueda considerárseles aliados fieles). Sin embargo, ¿quién sabe lo que deparará el futuro?

Armamento[]

El Predator Baal cuenta con cañones de asalto acoplados, motores Lucifer, un reflector y descargadores de humo. Puede sustituir los cañones de asalto por un cañón Tormenta Infernal, instalar dos barquillas laterales armadas con bólteres pesados o lanzallamas pesados, y equiparse adicionalmente con un bólter de asalto en afuste externo, pala excavadora, blindaje adicional y un misil cazador-asesino.

Miniaturas[]

Fuentes[]

  • Codex: Ángeles Sangrientos (Ediciones 3ª-5ª y 7ª).

Por revisar: Apocalipsis (6ª Edición), Imperial Armour Volumen II y IX.

Advertisement