FANDOM


¿Cómo se pinta la escenografía de paisajes urbanos?
Pintura escenografia ciudad ruinas

PasosEditar

Primer pasoEditar

Éste es bastante obvio, pero no por eso es menos importante. Cuando te encuentras ante una tarea tan compleja como pintar una ciudad entera, debes tener una visión de dónde quieres estar y cómo vas a llegar hasta allí. Si no, puede que la cosa no te salga bien.

Siéntate y escribe en una hoja de papel cada paso del proceso de pintura que tienes previsto dar. Desde la capa de imprimación hasta la pincelada final; si te tomas una hora para pensar en estas cosas, luego te ahorrarás un montón de dolores de cabeza. Naturalmente, eso no significa luego que tengas que ceñirte estrictamente al plan. Habrá algunos casos en que surgirán incógnitas a medida que vayas avanzando. Y cuando surjan, ajusta el plan y sigue adelante.

Segundo paso: TexturizaciónEditar

Antes de imprimar los edificios y pintarlos, como normalmente harías, vale la pena echar un vistazo al nuevo spray texturizador. Como contiene arenilla, dará más realismo a los edificios, y luego hará que la pintura se adhiera muy bien. Tan sólo apunta y pulveriza. Las superficies lisas y planas de los edificios adquirirán una textura ligera (y no sobrecargada) que realmente se apreciará en el momento de pintar.

Tercer pasoEditar

Gastarte dinero en diferentes pinturas en spray vale mucho la pena cuando se trata de pintar ciudades. Te ahorrarán un montón de tiempo. Piensa en la parte más tortuosa de pintar una miniatura: la capa base. Un muermo. Pues lo mismo se aplica a la ciudad. Aplicar una capa base a toda una ciudad te quita las ganas de continuar. Pero no hay que tener miedo. Los botes de spray consiguen unas capas base fantásticas y muy uniformes en tan sólo unos minutos.

Pero aquí no estamos hablando de un solo color en spray. No. Con un poco de paciencia y destreza, puedes conseguir unos resultados formidables con sólo dos o tres colores. Te sorprendería ver el control que puedes llegar a tener con el spray después de practicar un poco. Puedes dirigir la pintura hacia casi cualquier parte que quieras, si vas con cuidado. Los botes de spray, aparte del aerógrafo y el compresor, son lo mejor para conseguir una capa base rápida, variada y uniforme para tu ciudad. La clave es tener un plan y aplicar repetidas capas de colores. Ve pulverizando hasta que el edificio tenga el aspecto que quieres.

Debajo te mostramos la progresión de nuestro paisaje urbano modular.

  • En primer lugar, empezamos con una buena capa de imprimación negra para cada edificio.
  • Luego, aplicamos un spray marrón alrededor de la base de cada uno, junto con algunas manchas aquí y allá.
  • A continuación, pulverizamos con spray gris la mayor parte del edificio.
  • Y empezamos con las capas entremezcladas. Debes pulverizar un poco la estructura entera e intercalar los dos colores hasta que quedes satisfecho con el resultado. ¡Y listo! Ya tienes una capa base a punto para aplicar pinceles secos, lavados y pintar los detalles, pero en unos minutos en vez de horas.

Obviamente, como esta técnica implica dedicar tiempo al spray, procura tomar precauciones para tu salud. Utiliza la cabeza: de vez en cuando, tómate un descanso después de pulverizar. Pulverízalo todo en un lugar al aire libre y ponte una mascarilla. En resumen: ve con cuidado.

Cuarto pasoEditar

Dado el tamaño de un tablero de 180 x 120 cm y el volumen que ocupa un paisaje urbano, es evidente que no avanzarás mucho con botes de 60 ml para pintar tu ciudad. Para pintar una ciudad llena de edificios de plástico, deberás buscar algunas alternativas. Una buena forma de conseguir grandes cantidades de pintura, y que te salga barata, es la pintura de látex, que se vende por litros. No va tan bien para las miniaturas, pero es genial para la escenografía.

Ve a una tienda de bricolaje y dirígete a la sección de pintura. Allí encontrarás un amplio abanico de colores a tu disposición, y hasta colores personalizados, si quieres. Elige los colores que quieras y vuelve a casa. No obstante, en estas tiendas hay otra fuente de donde puedes conseguir pintura a buen precio y que deberías visitar. Pregunta por el estante de pinturas defectuosas, rechazadas y que han sido devueltas. Básicamente, busca el estante donde están las pinturas personalizadas que los clientes no han querido. Estos botes de pintura acostumbran a valer hasta un 75% menos del precio normal. Si tienes suerte, podrás encontrar varias pinturas que te servirán para pintar toda una ciudad de sobras.

Quinto paso: Ciudad grande, pincel grandeEditar

Si vas a pintar una ciudad, necesitarás algunos pinceles grandes. No grandes como el pincel de tanques, sino más bien como para pintar tu habitación. Puedes encontrar pinceles baratos en casi cualquier tienda de bricolaje. Utilizar pinceles grandes agiliza el tiempo de los pinceles secos y te proporciona unas pinceladas más uniformes. Estos dos aspectos son muy prácticos a la hora de pintar ciudades.

Sexto Paso: Lavado de tintaEditar

Un lavado de tinta con efecto desgastado puede convertir un trabajo de pintura soso en algo espectacular. ¡Y todo, con una sola pasada con el pincel! No hay nada como los lavados para dar profundidad y resaltar los detalles. Lo único que tienes que hacer es mezclar un poco de pintura, aplicarla por encima de cada edificio (o ir dando toquecitos selectivos donde haga falta) y esperar a que se seque. Así de sencillo. Una vez que le cojas el tranquillo a los lavados con efecto desgastado, te preguntarás cómo habías podido vivir sin ellos.

Ésta es la fórmula que utilizamos para nuestro paisaje urbano, que ves en el ejemplo de abajo:

  • 2 partes de barniz brillante.
  • 1 parte de Tinta Avellana.
  • 1 parte de Tinta Marrón.
  • 5 partes de agua.

Puedes añadir, quitar, diluir o reemplazar cualquier proporción y color que consideres adecuados para tu ciudad. No obstante, te avisamos que dar con la mezcla correcta es muy difícil. Prueba el lavado en un trocito de la ciudad antes de aplicarlo a todos los edificios.

Octavo paso: PunteadoEditar

¿Tienes un paisaje urbano genial, pero es algo uniforme y aburrido? Ningún problema. Es algo que suele pasar con los grandes proyectos de pintura. Lo que tu ciudad necesita es algo de desorden y caos (no, no el de los demonios) para dar una sensación de variedad. Puedes conseguirlo aplicando un punteado a tus estructuras con varios colores. El punteado es un tecnicismo para decir "dar toques al azar con el pincel a una miniatura". Utiliza esta técnica "avanzada" para aplicar algunos marrones, verdes o cualquier color que creas que le irá bien a tu ciudad. En un abrir y cerrar de ojos, tus edificios irradiarán personalidad y presentarán ese aspecto acogedor. Aplicar punteados seguidos de un lavado con efecto desgastado es una combinación impactante: ¡pruébalo y verás!

Noveno paso: ÓxidoEditar

Si tu ciudad está en ruinas (y lo más probable es que así sea), las estructuras metálicas deben tener óxido. Además, los efectos de óxido son una buena forma de dar carácter a tu paisaje urbano y no requieren mucho esfuerzo. Hay dos métodos habituales para conseguir el efecto de metal oxidado, y los dos son muy fáciles de aplicar.

Mezcla un lavado y extiéndelo con el pincel bien cargado por las estructuras metálicas del edificio. El lavado se filtrará por las grietas, se secará y dará un aspecto oxidado a la estructura. Simplemente, mezcla un poco de Naranja Llamarada, agua y barniz brillante aplicando la proporción que consideres adecuada, y ya está.

La segunda forma de dar óxido a tus estructuras es pintar con Marrón Bestial las partes metálicas a modo de capa base. Luego, se aplica un pincel seco con Metalizado Bólter por encima del marrón. Otra opción es aplicar pinceles secos poco cargados de Naranja Llamarada aquí y allá, o junto con el método del Marrón Bestial, para tener más varierad.

Décimo paso: Marcas de QuemadoEditar

Otro efecto fácil de hacer y que dará mucho realismo a tu ciudad son las ruinas quemadas. Básicamente, lo que tienes que hacer es volver a pintar las partes de un edificio sólo con color negro (como Negro Caos). Aplica un pincel seco con este color, y el efecto quemado será evidente. Otra forma de conseguir este aspecto es utilizar botes de spray para aplicar pintura en los bordes de los edificios. Si se hace con cuidado, el spray le da un aspecto mucho más uniforme y realista que el que se puede conseguir con un pincel (sobre todo, por el aspecto natural que le da el spray).

Décimoprimer pasoEditar

Es posible que te sientas tentado de pintar enseguida los detalles finales, pero debes contenerte. No te preocupes por los detalles pequeños, como interruptores, cables, símbolos, calaveras y similares hasta que no tengas pintada la mayor parte de la superficie del edificio. Los detalles pueden esperar, y es más que probable que se beneficien del trabajo de pintura que hagas previamente. Una vez que tengas listas las partes más grandes, podrás centrar tu atención en los detalles más pequeños sin miedo a pintarlos por encima al aplicar un pincel seco, lavado, efecto de óxido o quemado, o estropearlos de otro modo. En resumen, termina la parte esencial del conjunto antes de centrarte en los detalles.

Reflexiones finalesEditar

Al principio, pintar una gran ciudad puede parecer una tarea de grandes proporciones, pero si piensas detenidamente en cómo lo harás antes de empezar, verás que no es tan complicado. De hecho, te puedes divertir mucho viendo cómo la ciudad empieza a cobrar vida con un poco de color. Además, si utilizas algunas de las técnicas que hemos mencionado antes, verás cómo en un abrir y cerrar de ojos tienes la ciudad pintada. Antes de que te des cuenta, estarás librando batallas de Warhammer 40,000 con Muerte en las Calles. ¡Así que sigue pintando!

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.