FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.


"Imperious Fortis para la nave insignia Tau: Cese el fuego. Repito, cese el fuego. Nos... nos rendimos."

Capitán Tylian Kynassis, 145º Grupo de Batalla de Scintilla

Pellegius es un mundo letal desértico situado en el Saliente Canis. A pesar de poseer una atmósfera altamente radioactiva, la gran abundancia de recursos minerales ha provocado que el planeta haya sido disputado por el Imperio T'au y por el Imperio de la Humanidad desde su descubrimiento.

Datos PlanetariosEditar

Imperio mundo desertico pellegius

Superficie de Pellegius

  • Grado de diezmo: Aptus Non. Mundo actualmente bajo evaluación del Administratum para determinar el grado de diezmo.
  • Geografía: Desierto, con temperaturas de la superficie ambiental oscilando desde los 28 ° C en los polos hasta los 64 ° C en las regiones ecuatoriales. Pellegius tiene un nivel basal significativamente más alto de radiación ionizante que el estándar terrano y el clima es generalmente inhóspito para los humanos.
  • Tipo de gobierno: Conjunto entre el Administratum y el  Adeptus Mechanicus. Pendiente del establecimiento de una colonia.
  • Comandante Imperial: Prefecto Mayor Aniran Revisch de la Divisio Praebenda, Magos Thaniel Axiom, delegación 343-Sigma.
  • Presencia de adepto: Alta. Pellegius es un mundo de recursos excepcionalmente valioso y, en consecuencia, está sujeto a considerable atención del Adeptus Terra.
  • Presencia militar: Alta. Pellegius es un mundo actualmente disputado por los T'au y, en consecuencia, existe una gran presencia de la Guardia Imperial.
  • Comercio / Economía: Pellegius tiene un valor considerable como colonia minera, con nuevas fuentes de valiosos materiales descubiertos regularmente. Las condiciones hostiles se consideran como un obstáculo que vale la pena superar para beneficiarse de un mundo tan rico en minerales vitales para el esfuerzo de la guerra. La presencia T'au demuestra que también anhelan los recursos. El suministro contínuo de alimentos, agua potable y consumibles médicos (principalmente antisépticos, antitoxinas y antirradiación) es una necesidad absoluta.

DescripciónEditar

Ubicado a poca distancia detrás del Frente Greyhell, Pellegius ha sido disputado por las expediciones T'au y por los cruzados imperiales durante décadas. Los ricos recursos naturales del planeta lo convierten en un botín extremadamente valioso para ambas partes. Sin embargo, ese mismo valor ha dado como resultado un mundo hostil tanto para la vida humana como para la T'au.

Sin embargo, no son simplemente los recursos minerales lo que atrae la mirada de la Humanidad y de los T'au a Pellegius a pesar del radioactivo ambiente saturado de toxinas del orbe. Lo que sea que sucedió en el pasado de Pellegius, ha dejado restos para ser descubiertos por los curiosos y los avaros.

Al acecho debajo de las arenas del desierto existen invertebrados monstruosos, mutados tras innumerables generaciones de exposición a la radiación, creciendo hasta proporciones colosales sin otros depredadores que los puedan desafiar. Trampas de macroescorpión latentes y nidos de tyrannopedes hibernantes están entre los peligros que esperan en Pellegius, despertando ante la más mínima perturbación de su hábitat.

Muy por debajo de la superficie pueden encontrarse restos de un tipo muy diferente por aquellos que estén dispuestos a buscarlos. Existen antiguas ruinas de una civilización muerta hace milenios a kilómetros de profundidad bajo las cambiantes arenas y las excavaciones humanas y T'au han provocado todavía una mayor curiosidad. Los T'au se asombran pensando en la maravillosa tecnología que pudo haber construido estas brillantes ciudades y en el cataclismo que produjo su abandono y enterramiento, mientras que el Adeptus Mechanicus vocaliza letanías bináricas de protección y santidad mientras se adentra en unas ruinas que tanto pueden pertenecer a un fragmento de la Era Oscura de la Tecnología como a una civilización alienígena, mientras buscan los secretos perdidos que creen que deben ocultarse allí.

En la superficie se ha desatado un amargo conflicto bélico de escaramuzas de vehículos pesados donde ambos bandos confían en las protecciones antiradiación, los sistemas de reciclaje de respiración y los resistentes cascos de los tanques de batalla para evitar el hostil ambiente del planeta mientras participan en largas y crudas series de incursiones y fintas. Decenas de miles de soldados Skitarii, cuyos cuerpos augméticos les hace en gran medida inmunes a los venenos y a la radiación que mataría a hombres normales, con el apoyo de fuerzas de élite de la Guardia Imperial equipadas con trajes para ambientes hostiles, chocan contra equipos de armaduras de combate xenos de sofisticado diseño y endurecidos por el medio ambiente.

HistoriaEditar

Poco se sabe sobre la historia temprana de Pellegius ya que apenas quedan registros de la época del Sector Jericho y por lo que parece, el orbe ya era un páramo devastado desde mucho antes de la Gran Cruzada. Si por entonces alguien descubrió la riqueza mineral de Pellegius o las antiguas ruinas bajo su superficie, no hay evidencias de sus descubrimientos.

Independientemente de si el mundo era conocido por las autoridades dentro del Sector Jericho o no, fue identificado por exploradores adelantados de la Cruzada de Achilus mientras se iniciaba la fortificación del Collar de Hierro y designado como un mundo para investigar y no para intervenir militarmente. Seis meses más tarde, un grupo de batalla de la Armada Imperial dirigido por el Capitán Tylian Kynassis se desplazó al sistema para llevar a cabo una evaluación preliminar pero descubrió que los T'au habían llegado allí primero. Enfrentados a una estación orbital recién equipada y a una importante fuerza T'au inspeccionando Pellegius, el Grupo de Batalla 145 de Scintilla fue sorprendido y sobrepasado en una batalla que dejó la mayor parte de sus naves destruídas y a la deriva, y la nave insignia Imperious Fortis rindiéndose a los T'au.

Cuando la noticia llegó al alto mando de la Cruzada, las acciones de represalia comenzaron casi de inmediato, dirigidas no solo contra los T'au sino también contra el traidor Capitán Kynassis. Sin embargo, la magnitud de la represalia estaba limitada por las necesidades de la Operación Hammerfall por lo que alejar a la flota T'au de la órbita de Pellegius supuso un alto coste para la Armada Imperial. Con el planeta ahora liberado del dominio xenos, el Adeptus Mechanicus comenzó su avance y dos días después que la fuerza de ataque diera el visto bueno, llegó la nave de reconocimiento Escrutinio Meticuloso. Tras un reconocimiento de ocho semanas donde cientos de servidores, sirvientes y técnicos sucumbieron al hostil ambiente y ante la macrofauna indígena, el Magos Thaniel Axiom declaró que el mundo era rico en valiosos recursos naturales y envió una serie de mensajes astropáticos instando al Lord Militante Achilus a comenzar la explotación de dichos recursos lo antes posible.

Antes de que eso pudiera ocurrir, los T'au regresaron con fuerza utilizando cifrados de vox seguros de los cogitadores del Imperious Fortis para engañar y confundir a las fuerzas imperiales. A pesar de su engaño, los T'au no pudo expulsar por completo del sistema a la flota imperial, y ambos bandos se retiraron para agruparse en los campos de asteroides y nubes de gas en el borde del sistema preparándose para un asalto renovado. En las décadas que han seguido, el status quo ha cambiado poco.

Ninguna fuerza puede ganar fácilmente contra el enemigo debido al lento goteo de refuerzos, suficiente para reponer pérdidas pero insuficiente para proporcionar una ventaja significativa, debido a las necesidades más desesperadas de otras zonas de guerra. Desde entonces, la larga guerra de escaramuzas intermitentes ha caracterizado el vacío espacial alrededor de Pellegius y sobre el terreno, las fuerzas chocan a través de vastas extensiones de desierto irradiado mientras ingenieros, arqueólogos y administradores buscan descubrir los secretos de Pellegius.

Lugares conocidosEditar

Puesto avanzado AlephEditar

Es el más antiguo y más grande de los asentamientos imperiales en Pellegius. Se trata de una colosal retícula de cúpulas de habitáculos blindados conectados por túneles sellados y que abarcan un área de más de ocho kilómetros de ancho. Equipado con potentes sistemas vox y augures para penetrar la interferencia causada por la radiación de fondo de Pellegius, Aleph sirve como el centro de mando central para todas las operaciones militares y científicas imperiales en todo el planeta y sus cúpulas exteriores están fuertemente fortificadas para servir como búnkers y cuarteles para las guarniciones de la Guardia Imperial y de los Skitarii.

Lo que pocas personas conocen es la verdadera extensión del Puesto Avanzado Aleph. En el corazón del complejo, invisible para todos excepto para los tecnosacerdotes que allí trabajan, se halla la excavación de Aleph, el verdadero motivo de la ubicación del complejo. Extendiendo más de dieciséis kilómetros bajo la superficie, la excavación aúna el esfuerzo de miles de servidores, sirvientes y técnicos que no dejan de profundizar en el terreno y docenas de arqueosabios y otros tecnosacerdotes que estudian y catalogan los artefactos y ruinas que se encuentran. Sus hallazgos han sido lamentablemente inconclusos hasta el momento.

Si bien es probable que los antiguos habitantes fueran humanoides, casi no queda nada que sugiera si las ruinas son de origen humano o construcciones xenos. Peor aún, una cadena de graves accidentes industriales se han cobrado la vida de cientos de siervos y destruyó miles de servidores en el pasado año, mientras que varios tecnosacerdotes simplemente han desaparecido durante incursiones en las zonas más profundas. Gracias a la presencia de infiltrados al servicio de la Inquisición, la investigación de estos incidentes ya está en marcha, y muchos sospechan que quienes crearon las ruinas puede que no hayan desaparecido por completo.

Montañas TirmorodanEditar

Se trata de una cadena montañosa en forma de anillo que encierra un mar de dunas de mil cien kilómetros de ancho. Ha sido el lugar donde se han producido más enfrentamientos entre las fuerzas imperiales y los T'au que en cualquier otra región del planeta y ninguna de las partes ha logrado establecerse en el mar de dunas más que unas pocas semanas. Las montañas de Tirmorodan han sido identificadas como una fuente particularmente abundante de metales valiosos para la producción de blindajes de naves espaciales y se cree que el terreno dentro del anillo alberga de uno de los sitios arqueológicos más grandes de Pellegius, aunque ninguna de las partes ha podido confirmarlo con precisión debido a las casi incesantes hostilidades.

Los pasos que conducen a través de la cordillera son muy vigilados y han sido ampliamente fortificados, sirviendo como puntos fuertes desde los cuales los T'au y el Imperio pueden lanzar incursiones y expediciones hacia el mar de dunas. Mientras cada bando empuja más profundamente en el disputado territorio, se establecen campamentos temporales para permitir que científicos e ingenieros dispongan de una oportunidad para profundizar bajo la cambiante superficie y descubran lo que existe bajo de las arenas. Emboscadas y veloces incursiones de ambas fuerzas condenan estas excavaciones al fracaso, dejando que cuerpos y equipos sean engullidos bajo las siempre cambiantes dunas. Estos ataques reciban rápidas represalias, por lo que los contendientes se niegan mútuamente la oportunidad de estudiar la región con más detalle.

Sin embargo, existen algunas discrepancias. Mientras que aquellos con pensamiento militar pasan rápidamente a culpar al enemigo por cada fallo, una pequeña pero creciente colección de evidencias sugiere que una parte de esos campamentos perdidos son solo eso, perdidos, habiendo sido repentina e inexplicablemente despoblados y destruidos por algo diferente al armamento imperial o T'au. Enfrentados a esta evidencia, la mayoría se apresura a culpar a los mortales y a las voraces criaturas indígenas o a algún intento de engaño de sus enemigos ya que la perspectiva de una tercera fuerza en Pellegius opuesta tanto al Imperio como a los T'au es inquietante.

Llanuras AzkharraeonEditar

Se cree que es la ubicación del compuesto primario T'au. Se trata de estables páramos rocosos en contraste con las arenas movedizas que cubren la mayor parte de Pellegius y se hallan a unos cientos de kilómetros al norte del ecuador. Las expediciones imperiales han evitado hasta ahora las regiones ecuatoriales de Pellegius, principalmente debido a sus temperaturas extremadamente altas, pero se cree que la fisiología T'au es capaz de soportar los ambientes de altas temperaturas y baja humedad, explicando su mayor disposición a establecerse en lugares donde los humanos no pueden prosperar.

Las misiones de exploración, realizadas por Skitarii, han determinado que gran parte del compuesto T'au es mantenido y operado por drones, y dirigido por unos pocos cientos de ingenieros y científicos. Algunas pictografías del corazón del compuesto muestran un dispositivo que parece ser un cortador de fusión extremadamente potente y se cree que se emplea para perforar la densa roca de los páramos Azkharraeon, aunque lo que los T'au han encontrado debajo de la superficie sigue siendo desconocido. La guarnición T'au en Pellegius parece consistir casi por completo en infantería equipada con Armaduras de Combate. El personal de la Casta de la Tierra en Pellegius también usa trajes de diseño similar (aunque desarmados).

FuentesEditar

  • Deathwatch: The Jericho Reach (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.