FANDOM


Necron sin fondo

Gygabi'tha, cronista de las Dinastías, ha despertado tras eones de sueño para rescatar sus arcanos archivos. Pulsa sobre ella y te guiará por la laberíntica historia de los Necrones.

Tus visitas honran a la Triarca

"El tiempo es un arma como cualquier otra. Si nada más me funciona, siempre puedo sentarme a esperar que mis enemigos se pudran."
Orikan el Adivinador


Orikan el Adivinador es un Criptecnólogo astromante y cronomante muy afamado entre los Necrones.

DescripciónEditar

Orikan es un consumado astromante, capaz de calcular el futuro a partir de la posición y el movimiento de las estrellas. Así es como ha podido prever eventos tales como la Caída de los Eldars, el Ascenso de la Humanidad, la Herejía de Horus y la llegada de los Tiránidos muchos miles de años antes de que sucedieran. También fue él el que advirtió que la alianza de la Triarca (de quien era astrólogo) con los C'tan traería sin duda una era de renacimiento y gloria, pero también destruiría para siempre el alma del pueblo Necrontyr. Mediante un estudio y un escrutinio lo suficientemente detallados, Orikan puede incluso llegar a adivinar sucesos futuros menores, tales como el movimiento de una flota, el destino de un individuo concreto, o incluso las estrategias que desplegará un ejército en campaña, episodios todos ellos quizás no lo bastante importantes como para cambiar el curso de la galaxia, pero que sí pueden influir dramáticamente en la suerte de quien los conozca de antemano.

Aunque todos los colegas de Orikan sacan provecho de sus laboriosos estudios, pocos se fían de él. Esto no tiene nada que ver con que envidien sus habilidades, pues cualquier Criptecnólogo es perfectamente capaz de llevar a la práctica ejemplos espectaculares de tecnohechicería. Las reservas que despierta Orikan se deben principalmente al tono de burla y la falta de respeto con que siempre trata a los nobles sea cual sea su rango, y por el característico brillo de su ojo que indica que por dentro se está mofando de algo que sólo él puede percibir. A más de un Líder Supremo le gustaría ver castigado a Orikan por esta silenciosa forma de insolencia. No obstante, dicho curso de acción no sólo supondría un grave error estratégico (pues los beneficios que supone poder contar con su ayuda superan en mucho a cualquier ofensa causada por sus modales), sino que de hecho es totalmente imposible, pues Orikan conoce los planes de sus rivales mucho antes que ellos mismos, y le resulta un juego de niños desbaratarlos o servirse de ellos para su propio beneficio (lo cual, además, suele implicar un desenlace fatal para el enemigo en cuestión).

De todos modos, por muy dotado que sea Orikan como astrónomo, sus predicciones no están exentas de errores: pueden darse eventos imprevistos que hagan fallar sus cálculos, cambiando por completo la línea temporal que había profetizado. El viaje por la Disformidad es un factor consistentemente agravante, cuyos anárquicos remolinos de energía parecen disfrutar desafiando cualquier tipo de predicción. Bajo dichas circunstancias, y a fin de preservar tanto sus planes como su reputación, Orikan se ve obligado a emplear toda una serie de habilidades cronománticas que guarda celosamente. Viajando hacia atrás en el tiempo a lo largo de su propia línea temporal, emergerá en algún punto del pasado en el que pueda volver a poner en marcha la versión del futuro que originalmente había profetizado (por lo general, a base de destruir el factor que causa la interferencia). Por ejemplo, según las predicciones de Orikan, los astilleros de la Flota Imperial en Helios VI jamás deberían haber sobrevivido a la llegada del ¡Waaagh! Kráneokebrao, y si lo hicieron fue simplemente por la inconveniente y entrometida intervención de la 4ª Compañía de los Cráneos Plateados. Por tanto, Orikan hizo que los Marines Espaciales fuesen retroactivamente emboscados (y casi aniquilados) por las fuerzas Necronas algunas semanas antes. De ese modo, los Necrones fueron capaces de reclamar buena parte del sector donde se encontraba el planeta, y más importante aún, la reputación de Orikan permaneció intacta.

Sin embargo, Orikan no realiza este tipo de acciones muy a menudo, pues abusar de ellas puede dar lugar a todo tipo de eventos inesperados. Como resultado directo del suceso de Helios VI, no menos de cinco Capítulos de Marines Espaciales, incluyendo a los Espectros de la Muerte, a los Grifos Aullantes y a los restos de los Cráneos Plateados, descendieron sobre el sistema Lazar para tomarse venganza, destruyendo por completo el mundo necrópolis desde el que Orikan había lanzado la emboscada. En aquel caso la culpabilidad de Orikan en la masacre no fue descubierta, pero fácilmente podría haberlo sido.

Orikan se toma muchas molestias para mantener sus maquinaciones ocultas a sus colegas. La cronomancia es una ciencia practicada por muchos otros Criptecnólogos, pero ninguno de ellos es ni remotamente capaz de alcanzar el nivel de maestría de Orikan. Por tanto, si sus conocimientos en dicho campo se hicieran públicos, se multiplicarían por cien las sospechas con las que los demás le miran, y precisamente lo último que Orikan necesita en estos momentos es parecer todavía más sospechoso: mil milenios de planes, tramas y preparativos están por fin a punto de fructificar, y una vez que las estrellas estén alineadas en la posición correcta, Orikan podrá por fin abrazar su verdadero destino...

ArmamentoEditar

Orikan está armado con un alterador fásico y el Báculo del Mañana.

MiniaturaEditar

  • 5ª Edición.

FuentesEditar

  • Codex: Necrones (Ediciones 5ª, 7ª y 8ª).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.