FANDOM


Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.


Orestes es un Mundo Forja del Imperio de la Humanidad localizado en el Segmentum Pacificus.

La Defensa de Orestes (779.M41) Editar

El mundo natal de la Legio Tempestus, el Mundo Forja de Orestes, fue invadido por una gran fuerza de Titanes Traidores durante la Cruzada de los Mundos de Sabbat, a la cual dicho mundo había contribuido con ingentes cantidades de material de guerra y por tanto era una fuente vital de suministros dada su proximidad al frente. Las constantes solicitudes de material de guerra y de elementos de la Legio Tempestus habían dejado el mundo casi sin defensas, convirtiéndolo en un objetivo perfecto para el Arconte Urlock Gaur, el comandante de las fuerzas del Caos en el sector. El Mechanicum Oscuro, al servicio del Archienemigo, cegó los sensores del planeta y permitió a los macrotransportes aterrizar en la región de Astrobleme y desembarcar sus ingenios. La Legio Tempestus sólo tenía una fuerza simbólica de veintidós titanes para defender su mundo natal, para nada suficientes como para enfrentarse a una fuerza enemiga siete veces superior. La Legio Tempestus fue incapaz de cubrir el terreno y se encontró superada en número y posición cada segundo del ataque, perdiendo ocho titanes en los primeros días de pelea.

Orestes escapó de una destrucción rápida e inevitable sólo gracias a la llegada de la Legio Invicta, cuya ruta hacia el frente de la cruzada pasaba cerca del planeta. La mayor parte de la Legio Invicta aterrizó en Orestes Principal, y después de tres días de preparación se trasladó a la Jeromihah Subsidiaria y áreas adyacentes, enfrentádose por primera vez a las fuerzas del Archienemigo en Orestes. Los esfuerzos de la Legio fueron fructíferos, ya que sus fuerzas anotaron un buen ratio de muertes y pocas pérdidas, lo que provocó que los traidores convergieran en las ruinas de la Colmena Argentum, con la esperanza de atraer a las dos Legios a una batalla a gran escala, la cual el Princeps Maximus de la Legio Invicta, Pietor Gearhart, y contra el consejo de algunos de sus prínceps primeros, aceptó, deseando acabar con el enemigo.

Mientras tanto, el Departamento de Analyticae de Orestes, a instancias de la Legio Invicta, había estado revisando las imágenes de los titanes traidores para descubrir sus identidades originales y por extensión cualquier debilidad y defecto de construcción que pudieran tener. Con este fin, los Magos Oresteanos abrieron archivos secuestrados, los cuales contenían materiales relacionados con la Herejía de Horus y los tiempos previos a la fundación del Imperio. Entre éstos, se encontró un documento que probaba más allá de toda duda que el Emperador de la Humanidad no era el Omnissiah, el cual se extravió de las oficinas de Analyticae. Tal revelación confirmó las creencias del Mechanicum de Orestes y de muchos otros mundos forja, y causó el ultraje entre la población imperial del mundo forja. Durante el caos subsiguiente, un triunvirato de conspiradores, compuesto por el Ejecutor Fetial Enhort de la Legio Tempestus, el Maestro de los Archivos de Tolemy, y el Maestro de la Analyticae Egan se dispusieron a tomar el poder del planeta. Conocían estas revelaciones desde hacía varios años y habían usado la guerra como excusa para abrir los archivos y publicarlos. Esta noticia llegó a los titanes en combate mientras se acercaban a la Colmena Argentum y causó una fisura entre las dos Legios, pues la Legio Invicta no compartía las creencias de sus aliados y continuaba venerando al Emperador como el Omnissiah. A pesar de esta lucha teológica sus operaciones continuaron, y aunque sufrieron algunas pérdidas, al final lograron una victoria aplastante, destruyendo casi toda la fuerza enemiga.

Tras la batalla, Gearhart deseó mover las fuerzas de las dos legios a las forjas para restaurar el orden, pero se vio enfrentado por la Legio Tempestus. A pesar de estar superado en número por un margen de cuatro a uno, el comandante en funciones de la Legio de Orestes emitió un ultimátum a Gearhart, diciéndoles que se detuvieran o respondería. Los titanes de Tempestus procedieron a fijar objetivos de la Legio Invicta. El derramamiento de sangre que se iba a producir fue evitado por un milagro; durante el curso de la guerra surgió una gran tormenta que bloqueó las exploraciones orbitales sobre la Prospección Occidental. Esta anomalía meteorológica resultó no ser natural, sino generada por una torre climática erigida por las fuerzas del Archienemigo para ocultar una parte considerable de sus fuerzas. Esta torre fue descubierta por una unidad de la Guardia Imperial que se encontraba fuera de ruta y que logró destruirla.

La aparición de esta nueva amenaza, un grupo completo de titanes traidores que superaba en número a los imperiales hizo que las dos Legios dejasen de lado sus diferencias religiosas y avanzasen para eliminarlo. En virtud de las habilidades princeps, Tempestus e Invictus lograron destruir esta amenaza y el peligro del cisma dentro del Mechanicum había terminado. Tolemy reveló a Enhort y a su asociado, Egan, que había manipulado los datos para producir el resultado deseado. Enhort se enfureció, afirmando que los datos alterados socavaban su posición y la validez de sus afirmaciones teológicas, e intentó ponerse en contacto con Gearhart para aceptar sus demandas. Tolemy trató de estrangular al Ejecutor, pero fue detenido por Egan, quien lo mató con un arma llevada a la reunión en secreto y posteriormente se suicidó, sumido en la pena por lo que había ayudado a crear. Tras este suceso, Enhort se rindió ante Gearhart. Orestes había sido salvado y con él al Imperio del peligro de un cisma religioso.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Titanicus, de Dan Abnett.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.