FANDOM


Maestro Administratum 3 El Archiescriba Primuscriptor, mascota del Imperio de la Humanidad, ha marcado este artículo como propiedad del Adeptus Terra. Pulsa sobre él para aprender más sobre los dominios del Emperador.

El conocimiento es poder. Guárdalo bien.

Ordo Sicarius iniciada

Iniciada del Ordo Sicarius

El Ordo Sicarius es un departamento relativamente reciente de la Inquisición, creado para vigilar el Oficio Asesinorum.

HistoriaEditar

Tras la Era de la Apostasía, desencadenada por Goge Vandire, vinieron las Guerras de la Reivindicación en el interior del propio Oficio Asesinorum. Este había quedado lleno de corrupción, y el Gran Maestro de los Asesinos Sin Nombre lo derribó para purgarlo. El Oficio quedó destrozado y necesitaba una reorganización completa. Después de una exhaustiva investigación, el Inquisidor Jaeger decidió que se necesitaba una Orden especial de la Inquisición para vigilar y controlar mucho más de cerca el Oficio. Su propuesta fue aceptada y se creó el Ordo Sicarius, para prevenir los signos de corrupción en el Oficio y exponer y castigar a las partes responsables de estos.

A petición de la Inquisición, el Oficio Asesinorum también aceptó los siguientes cambios:

  • Los Templos de Asesinos serían redistribuidos a varios puntos, de tal forma que si uno fuese corrompido por influencia alienígena, demoníaca o herética, los otros permanecerían libres de mancha.
  • Todo asesinato requeriría una mayoría de dos tercios de los votos del Senado de los Altos Señores de Terra. Esto es, obviamente, inmensamente impráctico, así que muy a menudo los Inquisidores del Ordo Sicarius aprueban el despliegue de asesinos falsificando un edicto de Terra. Aunque algunos creen que esto es un abuso de poder, en una civilización del tamaño de una Galaxia tales medidas son esenciales para mantener la rapidez de respuesta a la miríada de amenazas a la Humanidad.
  • Todos los asesinatos serían seguidos por un informe detallado de la misión, sujeto a inspección inquisitorial en cualquier momento.
  • Todos los Asesinos, con la excepción de los del Templo Eversor, pasarían una psicoindoctrinación regular y repetida bajo observación inquisitorial si se considerase necesario.

Un grave problema fue que el Oficio Asesinorum era, y obviamente aún es, una organización altamente hermética. Para vigilarla efectivamente uno está obligado a trabajar desde sus propios confines, y no desde fuera. Por tanto, dentro de los distintos templos hay algunos agentes de la Inquisición, los Inquisidores-Asesinos, que consiguen la información requerida por el Ordo Sicarius.

El Ordo Sicarius, hasta la fecha, ha descubierto y evitado con éxito dos intentos de asesinato contra los propios Altos Señores, y también ha logrado prevenir el asesinato de un Inquisidor que había estado trabajando con Orkos en el sector Lamina.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés.

  • Codex: Asesinos (2ª Edición).
  • Codex: Inquisición (6ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.