FANDOM


Santa Leire Recortada La pequeña Santa Leire protege este sagrado artículo con santa ira y devota pasión en el nombre del Divino Emperador. Pulsa sobre su reverenciado icono para acceder a los archivos del Adepta Sororitas.

El precio de no leer es ser purgado.

Inqsello Por orden de su Santísima Majestad, el Dios-Emperador de Terra. La Sagrada Inquisición declara este artículo En Construcción por Aresius King. Si encuentra algún problema o falta de devoción por su parte, notifíquelo, un acólito del Ordo Hereticus estará encantado de investigarlo.

La Orden del Sudario de Plata (Order of the Argent Shroud en inglés) es una Orden Militante mayor del Convento Prioris del Adepta Sororitas.

Historia Editar

La Orden del Sudario de Plata fue fundada en el M36 por el Eclesiarca Alexis XXII, sucesor de Sebastian Thor, cuando este dividió a las más de 10000 Hermanas de Batalla de los Conventos Prioris y Sanctorum en cuatro Órdenes Militantes distintas bajo el mando de Alicia Dominica y tres de sus guardaespaldas de mayor confianza. Así, el Convento Prioris se dividió en la Orden del Cáliz de Ébano, cuya primera líder fue Dominica, y la Orden del Sudario de Plata, dirigida por Silvana.

Las Órdenes se extendieron y establecieron conventos subsidiarios en planetas clave de todo el Imperio. Se habían convertido en sinónimo del poder temporal de la Eclesiarquía, hacían cumplir su dogma y llevaban a cabo sus guerras por toda la galaxia, además de apoyar al Ordo Hereticus en su función de Cámara Militante. Las cuatro primeras Canonesas, que habían sido declaradas Santas en vida, llevaron a cabo hazañas que acabarían por hacerse legendarias incluso en una galaxia repleta de leyendas. No obstante, tales leyendas casi nunca tienen un final feliz, y Silvana fue la primera de las guardaespaldas de Dominica en ser martirizada, asesinada poco después de que el Convento Prioris fuese dividido.

Una imagen plateada del cráneo de Silvana quedó impresa sobre su sudario fúnebre, y la recién fundada Orden tomó el Sudario de Plata como imagen y título. Silvana era famosa por su espíritu altruista y su fe estoica. Rara vez hablaba, ya que creía que los actos en combate decían más de la devoción de un guerrero que sus palabras. Del mismo modo, las Hermanas del Sudario de Plata apenas hablan, y son conocidas por sus actos abnegados de heroísmo. De este modo, la Orden despliega un alto número de Hermanas Celestes y Hermanas Serafines, cuya fe es un escudo tan fuerte como su armadura plateada y cuya rectitud es un arma tan potente como el fuego de un bólter.

Acciones notables Editar

  • Persecución de Charak (fecha desconocida) - Cuando el famoso Confesor Petasus llevó a cabo su progromo contra los mutantes de Charak, fueron los lanzallamas de la Orden del Sudario de Plata, a las órdenes de la Canonesa Preceptora Chrisima, los que purificaron las calles de la maligna mancha de la desviación genética.
  • Tercera Guerra por Armageddon (998.M41) - Aportaron el equivalente a siete compañías. Aunque el grueso de sus fuerzas (unas cuatro compañías) fue desplegado por el General Kurov en los Desiertos de Fuego, la Orden del Sudario de Plata estuvo presente en casi todos los teatros de operaciones de Armageddon, dividiendo el resto de sus efectivos en semicompañías. Si bien los comandantes imperiales solían mirar con cierta desconfianza a las escuadras aliadas de la Orden entre batallas por su vigilancia sobre las actividades de los miembros de todas las organizaciones imperiales con las que entraban en contacto en busca de traidores y disidentes a los que purgar, las Hermanas demostraron ser firmes defensoras ante los invasores Orkos. Su fe absoluta en el divino Emperador fue decisiva en varios combates. Los Guardias Imperiales, machacados y desmoralizados, recobraban su valor al ver a las Hermanas negándose a ceder terreno ante los feroces asaltos Orkos, y en las colmenas, sus apasionados discursos de resistencia fortalecían los ánimos de poblaciones enteras. Asimismo, la Canonesa Carmina unió sus fuerzas a las de la Orden de Nuestra Señora Mártir en su propósito juramentado de retomar la Archiabadía profanada de Colmena Tempestora, y muchas Hermanas del Sudario de Plata acompañaron a las de Nuestra Señora Mártir, decididas a descargar toda la furia del Emperador contra los enemigos que pisaban suelo sagrado.
  • Batalla de Punto Gaius (2588999.M41) - Habiendo sido asignadas a apoyar a los Desgarradores de Carne del Señor del Capítulo Gabriel Seth, las fuerzas de la Orden al mando de la Canonesa Carmina atacaron al ejército del Kaudillo Rukglum cuando este interrumpía su bombardeo del puesto minero Punto Gaius para invadirlo. Mientras las Hermanas de Batalla y una milicia improvisada de mineros defendían el asentamiento, los Desgarradores de Carne atacaron la columna Orka a un par de kilómetros de sus líneas y golpearon su retaguardia y flancos, empujándolos contra las posiciones imperiales. Muchos pieles verdes fueron masacrados, y la mayoría de los supervivientes volvieron a sus vehículos para escapar. Los problemas empezaron cuando tres bandas de Orkos se reagruparon y asaltaron a los milicianos para evitar los mortíferos bólteres de las Hermanas, y fueron alcanzados por detrás por los Marines Espaciales. Estos, presa de la Sed de Sangre, destrozaron en cuestión de segundos al enemigo con espadas sierra, cuchillos de combate e incluso a mordiscos, y aparentemente insatisfechos por la carnicería se arrojaron contra los milicianos. No quedaron supervivientes, fueran combatientes o civiles. De inmediato, la Canonesa ordenó a las Hermanas de Batalla que se retirasen a toda prisa, antes de que los Desgarradores alcanzasen sus posiciones, y después lanzó a sus fuerzas en persecución de las fuerzas Orkas para impedirles reagruparse hasta que se refugiaron junto a los Gargantes del Kaudillo Blagrot. Entretanto, Carmina denunció los hechos ante el General Kurov, negándose a volver a combatir a su lado y reclamando la intervención de un Inquisidor o un bombardeo orbital sobre su posición.

ReclutamientoEditar

Su base se encuentra en el Convento Prioris, situado en la Sagrada Terra.

Doctrina de combateEditar

La Orden del Sudario de Plata destaca por sus actos heroicos de autosacrificio, inspirados en la naturaleza altruista de su fundadora, Santa Silvana. Suelen desplegar muchas Hermanas Celestes y Serafines.

CreenciasEditar

Las Hermanas de la Orden del Sudario de Plata veneran a Santa Silvana, y aquellas que sobreviven a una batalla terriblemente desigual suelen invocar su nombre, agradecidas por haber sido salvadas de las fuerzas del mal.

Son conocidas por vigilar atentamente las actividades de todos los siervos del Emperador con los que entran en contacto, y no sólo las de los miembros de la Eclesiarquía, llevando a cabo frecuentes purgas de traidores y disidentes. Si bien sus esfuerzos suelen ser apreciados por el Alto Mando de cualquier campaña en la que se involucren, estas persecuciones suelen afectar a la moral de las tropas aliadas.

HeráldicaEditar

Como el nombre de la Orden sugiere, sus Hermanas de Batalla utilizan servoarmaduras plateadas, con capas blancas con entretelas rojas. Sus armas también son rojas.

El emblema de la Orden es un cráneo con un halo, ambos en negro sobre fondo plateado.

Elementos conocidos Editar

MiembrosEditar

  • Santa Silvana - Compañera de Alicia Dominica y fundadora de la Orden. Fue declarada Santa en vida y murió martirizada. Fue la primera de las guardaespaldas de Dominica en ser martirizada, envenenada por un asesino de un Culto a la Muerte poco después de que el Convento Prioris fuese dividido en dos Órdenes Militantes. La leyenda dice que su cuerpo se desvaneció misteriosamente tras haber sido expuesto durante una semana en una capilla ardiente del Santuario Interior del Convento Prioris. Una imagen plateada de sus huesos quedó impresa en su sudario, que es reverenciado como una de las reliquias más sagradas de la Orden, y que le da nombre a esta.
  • Dissenta - Antigua Canonesa. Llevó a cabo ataques a las bases de avanzada de los Ángeles Escarlata movida por su fanatismo.
  • Shania - Hermana Superiora. Afirmó haber visto a los Desgarradores de Carne realizando prácticas caníbales con los cadáveres de los habitantes masacrados de Punto Gaius.

ReliquiasEditar

  • Sudario de Santa Silvana - La mortaja que cubría los restos mortales de la fundadora de la Orden, marcada con la silueta plateada de sus huesos.
  • Espada de Admoniciones de Santa Orlanda - Una espada corta y ancha, cuya empuñadura dorada tiene forma de mujer semidesnuda en acto de adoración.

Galería Editar

Fuentes Editar

  • Codex: Hermanas de Batalla (2ª Edición).
  • Codex: Cazadores de Brujas (3ª Edición).
  • White Dwarf nº 293 (Edición inglesa).
  • The Inquisition (Libro de Trasfondo).
  • Codex: Adepta Sororitas (6ª Edición).
  • White Dwarf nº 383 (Edición inglesa).
  • Deathwatch: Reglamento (Juego de Rol).

Por revisar:

  • Helsreach, por Aaron Dembski-Bowden.
  • At Gaius Point, por Aaron Dembski-Bowden.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.