FANDOM


Tecnosacerdote Wikihammer 4 El Adepto Sabiondus, mascota del Adeptus Mechanicus, protege este saber; pues es parte del Omnissiah. Pulsa sobre él para aprender más sobre los adoradores del Dios Máquina.

El Omnissiah sabe todo, comprende todo. Tus visitas honran al Dios Máquina.

Necron sin fondo

Gygabi'tha, cronista de las Dinastías, ha despertado tras eones de sueño para rescatar sus arcanos archivos. Pulsa sobre ella y te guiará por la laberíntica historia de los Necrones.

Tus visitas honran a la Triarca

Librarium de Traducción El Bibliotecario Jefe Aresius Keltar declara este artículo En Proceso de Traducción.

Si no está reservado y deseas colaborar, acude al Boletín desde el Librarium de Traducción y pídelo. Si está reservado no lo edites sin permiso del traductor.

Y recuerda siempre: usar traductores automáticos está prohibido

"El Demonio vino a por nosotros al puente. La carne y el metal corrían como el agua a su alrededor y el Demonio reía. Hubo un momento que estuve convencido de que iba a morir. Un instante después, Danton entró al puente desde el ascensor principal. Miró al Demonio y dio un solo paso al frente. Ese único paso fue como si el mundo se reordenase y la realidad se restaurase. El Demonio gruñó... y después dio un paso atrás."
Timonel Cathur del Triunfo de San Drusus


Un Blanco psíquico, también conocido como un Intocable y un Paria, es un humano quién posee el raro Gen Paria que hacen que no genere presencia en la Disformidad, así dejándolos esencialmente sin alma. Conocidos también como "Almas Negras", "Nulidades Psíquicas" y los "Sin Alma", un Blanco es un anatema viviente para todos los psíquicos, independientemente de la especie. Un Blanco es la antítesis directa de las fuerzas del Caos como él o ella no poseen presencia dentro de la Disformidad, y así irradia una sensación de "engaño" antinatural lo que hace que otras vidas, de criaturas inteligentes estén extremadamente incómodas e intranquilas en su presencia. La proximidad de un Blanco a alguien quien posee siquiera un mínimo de capacidad psíquica puede ser bastante doloroso o incluso letal, especialmente o sumamente seres psíquicamente sensibles tanto como los Eldar. En la actualidad se cree junto a el Adeptus Mechanicus que el Gen Paria fue diseñado deliberadamente en los genomas de los antepasados de la humanidad por los Necrones millones de años estándar durante la Guerra en el Cielo. Los Blancos hoy son más a menudo usados por el Templo Culexus del Officio Assassinorum y como Acólitos por Inquisidores del Ordo Hereticus que encuentran que sean útiles escudos y armas contra las brujas y psíquicos no autorizados. En la Escala Psíquica comúnmente empleados por el Adeptus Astra Telepática, los Blancos ocupan los niveles más bajos, desde el Phi-plus al nivel Omega-menos extraordinariamente raro.

Historia

An Untouchable is non-psychic, for they bear the Pariah Gene, which severs the bearer's mind completely from the Warp, effectively making them both soulless and immune to all forms of psychic assault. Their minds are also unreadable by any known means of telepathy. The bearers of the Pariah Gene possess the innate ability to disrupt psychic abilities -- they are "perceived" by psykers as a completely unnatural "hole" in the reality of the Immaterium. Their mere presence is thus intolerable to a psyker. Even in humans and aliens categorised as Level Sigma and below in psychic ability, Blanks cause unbidden discomfort and hostility. Close proximity or intimate contact with a Blank can cause a psyker excruciating pain. The Soulless are very rare in the galaxy since perhaps only one person on an entire world will be a carrier of the gene in every human generation. There are no known instances of Blanks existing amongst the nonhuman races of the galaxy. Pariahs are often used by the Inquisition and the Ordo Hereticus against witches and Renegade psykers. However, most Pariahs do not live long as the feelings of hatred and distaste they generate among even non-psychic individuals means they have few friends and many enemies.

The most well-known examples of the use of Blanks by the Imperium of Man was the existence of the mysterious all-female order of Witch Hunters known as the Sisters of Silence. During the Great Crusade era in the early 31st Millennium, their purpose was to hunt and kill rogue human psykers whose activities presented a terrible danger to the people of the newborn Imperium. Also known as the Silent Sisterhood and the Witchseekers, they were the militant arm of the Adeptus Astra Telepathica and were referred to internally within the records of the Council of Terra (predecessor to the Adeptus Terra and the Senatorum Imperialis) as the Departmento Investigates. The ultimate fate of the Sisters of Silence is not found in Imperial records, and no references to their continued existence in the era of the 41st Millennium exists. It is believed that they were either destroyed long ago or were ultimately folded into the organisation of the Imperial Inquisition. The Sisters of Silence's primary base of operations was the Somnus Citadel on Luna, the moon of Terra.

These warrior-investigators were tasked with the apprehension of untrained psykers, often colloquially referred to on primitive human worlds as "witches," whose abilities sometimes manifested in ways that could be very dangerous to their fellow human beings, particularly if they became hosts for the foul entities of the Warp. The Sisters operated the Adeptus Astra Telepathica’s infamous Black Ships, which ranged the galaxy following behind the Great Crusade's Expeditionary Fleets in search of rogue psykers to capture or expunge, seeking to collect and carry them back to Terra where they would be tested and their eventual fate decided. Though few in number, the Sisters of Silence commanded great respect within the Imperium and most servants of the Emperor regarded them with some awe. Few would willingly stand in their way or interfere with their activities and few indeed were those who were comfortable in their presence. It is hardly surprising that Blanks are often treated like outcasts or lepers in Imperial society, rejected by their parents and banished from their homeworld's local settlements. Local superstitions on many worlds often warn about touching them, saying that to do so would bring bad luck. Resigned to their fate, many Blanks lead simple, solitary existences, as far away from heavily populated areas as possible.

Another well known instance of Untouchables used by the Imperium are the Culexus Assassins of the Officio Assassinorum's Culexus Temple. The Assassins of this temple have been described by Eldar Warlocks as being nothing short of the embodiment of pure evil. Even amongst the upper echelons of the Officio Assassinorum this temple is always viewed with extreme caution. The reason for this is not because of the way that the Culexus Assassins carry out their operations, or the heinous methods of killing they employ. It is because of the very nature of the Culexus Assassins themselves. This extremely rare genetic defect occurs for no known reason in less than one in a billion individuals. However, in recent years evidence has emerged that the Pariah Gene was engineered into Mankind's ancestors million of years ago by the C'tan and their Necron servants so that humanity might be used as a weapon against the psychic species like the Eldar and the Orks that the Old Ones had created to defeat the C'tan. It is for this reason that the Necrons capture human Blanks with the Pariah Gene and transform them into the hideous Necron Pariahs. All psykers and intrinsically psychic species like the Eldar consider a being like a Culexus Assassin to be an absolute abomination. Even monstrosities such as a Tyranid Hive Tyrant can balk at the prospect of being permanently severed from their psychic abilities and the Hive Mind. The Culexus Assassin causes absolute terror in all psykers -- which is why they are so useful to the Imperium.

Nacimiento del Templo Culexus

Cuando las Hermanas del Silencio capturaron y transportaron de vuelta a Terra a gran numero de Intocables por primera vez durante la Gran Cruzada, la Humanidad tuvo su primera perturbadora revelación del potencial de estos extraños mutantes. Mientras mas grupos de Parias eran llevados a Terra, empezaron a proyectar una sombra en la Disformidad, bloqueando incluso el Astronomicon, el vital faro psíquico usado para guiar a las naves espaciales a las alejadas fronteras del Imperio.

Otras ramas dentro el Imperio de la Humanidad, especialmente aquellas que dependen del uso de psíquicos, se horrorizaron ante la existencia de los Parias. Varios miembros del Consejo de Terra pidieron que los Parias fueran declarados proscritos, al igual que cualquier otro mutante peligroso -- delegando la tarea a las Hermanas del Silencio de la total exterminación de cualquier Nulidad que encuentren, al igual que eliminaban psíquicos renegados que presentaban una amenaza a la humanidad. Un numero de miembros del Consejo de Terra, incluido el Enviado Paternoval del Navis Nobilite presionaron al Emperador de la Humanidad emitir un decreto oficial para librar al Imperio de estos mutantes "anti-psíquicos" que amenazaban la misma existencia de sus respectivas Adeptas.

Esto era desafortunado, ya que le Oficio Assassinorum había estado trabajando en secreto junto a los Magos Biologis y Genetores del Adeptus Mechanicus bajo orden de Malcador El Sigilita, Regente de Terra y fundador del Officio como el Gran Maestre de Asesinos, para ver si era posible utilizar las extrañas habilidades de las Nulidades para matar psíquicos. Su trabajo estaba por ser terminado; se habían pasado muchos años desarrollando equipo y técnicas de entrenamiento especialistas, y todo estaba a punto de ser arruinado por una fanática y política cacería de brujas.

Felizmente, el Emperador nunca tuvo que emitir tal decreto oficial ya que a solicitud de Malcador el Sigilita, el Adeptus Mechanicus anuncio que estaban dando por terminado el Proyecto Paria, haciendo un gran demostración de cerrar sus laboratorios y ejecutando muchos de sus "especímenes" que habían sido probados allí. Satisfechos con que ninguna acción mas era necesaria, los burócratas del Consejo de Terra dirigieron su atención a otros temas.

Sin embargo, un estudio mas minucioso de los fragmentados registros Imperiales de ese tiempo muestran que el numero de ejecuciones no es igual al numero de Parias contenidos en los laboratorios del Mechanicus. Trabajando junto al Oficio Assassinorum, el Adeptus Mechanicus envió en secreto a sus parias mas prometedores a una fortaleza especialmente construida y escondida en Terra, mas allá del alcance o conocimiento de las ramas mas fanáticas de lo que eventualmente se conocería como Adeptus Terra después de la Herejía de Horus. Fue ahí donde el Templo Culexos, originalmente conocido como Agrupacion (??) Culexus, nacio en su forma moderna bajo la dirección de su primer Director Primus, el individuo conocido solo como Sire Culexus. Culexus había hecho un juramento a Malcador, junto a otros cinco Director Primus del recien nacido Oficio Assessinorum de derrotar a cada enemigo del Emperador sin importar donde estén o como busquen esconderse de la justicia Imperial. Las blanquedades (??) de la Agrupación Culexus serian un componente importante en mantener ese juramento.

Tipos

Nulidades

Los Vacíos, también llamados "intocables", son aquellos humanos quienes poseen el Gen Paria en forma recesiva de su propio código genético. Un Vació normalmente no esta consciente de sus poderes, y aunque lo este, puede no ser capaz de controlarlos, pero el aura de espacio psíquico negativo que proyecta, es altamente disruptivo para los poderes psíquicos. Un psíquico encontrara casi imposible afectar al Vació y a cualquiera en su cercanía, con sus poderes. Los Vacíos tienen una mejor oportunidad, que los realmente Parias, de vivir una vida pacifica, ya que su área de "extrañeza" es débil, y los humanos normales pueden tomarlo simplemente como "rareza" y dejar al Vació tranquilo. Los Vacíos normalmente son reclutados como Acólitos para servir como escudos vivientes contra los ataques psíquicos hacia los Inquisidores y son obligados a ir para siempre, donde el Inquisidor vaya. Generosos o pragmáticos, algunos Inquisidores incluso pueden brindarle al Vació algo de entrenamiento de combate y equipo para aumentar el chance de supervivencia de su escudo humano.

Parias

Los Parias, también conocidos como "almas negras", "nulidades psíquicas" o "sin alma", son mutantes en quienes el Gen Paria es dominante. No tienen ninguna presencia en lo absoluto en la Disformidad, y por ende ningún "alma". Su aura de "rareza" es tan poderosa, que los simples humanos encuentran imposible estar en la presencia del Paria; y son la pesadilla viviente de cualquier ser psíquico. A diferencia de los Vacíos, los Parias pueden succionar y subsistir en la energía psíquica y su aura es rápidamente letal para los psíquicos. Los Parias normalmente son asesinados al nacer como mutantes, ya que su aura de "rareza" es muy palpable. Sorpresivamente, los Parias fueron buscados por la primera orden organizada solo de mujeres del Imperio, conocida como las Hermanas del Silencio, y ahora son entrenados para convertirse en los muy temidos Asesinos Culexus.

Parias y nulidades famosos

  • Ferik Jurgen - Jurgen fue un Guardia Imperial originario del 597º Regimiento de Valhalla, quien sirvió como ayudante, conductor y asistente al Comisario Ciaphas Cain. Jurgen salvo la vida del Comisario en mas de una ocasión gracias a su habilidad de anular los poderes psíquicos.
  • Templo Culexus - Todos los Asesinos Culexus son Parias en toda regla, entrenados y equipados con el estándar Imperial mas alto, para convertirse en la destrucción de los psíquicos no sancionados a través de la galaxia.
  • Parias (Trasfondo Antiguo) - Los Necrones reclutan Parias y los transforman en estas abominaciones para protegerse de las actividades psíquicas.
  • "Lanza", el Paria Negro - Dentro la historia Imperial, se conoce el haber existido solo un caso de un llamado "paria negro". Era un antiguo asesino imperial con el nombre código "lanza", que vivió en el tiempo de la Herejía de Horus. Nacido como un Intocable, fue capturado por las Hermanas del Silencio y llevado a Terra, donde la Agrupación Culexus experimento con el, para convertirlo en un tipo de Asesino Culexos mas poderoso. Se desconoce si todas estas mejoras genéticas, o sus habilidades antinaturales, lo convirtieron en un Paria Negro. "Lanza" fue posteriormente clasificado, por sus oscuros maestros, como muy inestable para ser dejado vivo. Fue entregado a las Hermanas del Silencio y encerrado en una de sus solitarias naves enviado al corazón de un solitario sol. Desafortunadamente, la nave fue interceptada por un navío renegado el cual llevaba al Apóstol Negro Erebus, de la legión traidora de los portadores de la palabra. Abordando la nave, los Portadores de la Palabra mataron a todos a bordo, con excepción de "lanza". Sintiendo la utilidad de este espécimen único Erebus encontró un nuevo propósito para su cautivo. Obligo a Lanza a pasar por un doloroso y vil ritual del Caos, donde un demonio menor del Imnaterium fue vinculado al asesino. Esta unión creo un ápice altamente predatorio - un "anti psíquico" - capaz de redireccionar un ataque psíquico directamente a su fuente. Para poder usar esta habilidad, el Paria Negro primero debía obtener una muestra de sangre de su objetivo. Esta era un componente necesario que lo ayudaba a sincronizarse con las habilidades psíquicas de su objetivo, para deflectar sus ataques. Dos años estándar después, siguiendo los eventos de la Masacre del Desembarco en Istvaan V, Erebus ordeno a su letal sirviente asesinar al Emperador. Lanza paso una no determinada cantidad de tiempo preparándose para alcanzar su objetivo final - un documento que poseía una diminuta gota de la preciada sangre del Emperador de la Humanidad. Lanza obtuvo este documento en el mundo de Dagonet, lo cual lo llevo a un conflicto directo con una fuerza de ejecución, compuesta por cada asesino de cada templo, quienes intentaban asesinar al Primarca Traidor Horus. Aunque la misión finalmente fue un fracaso, resultando en la muerte de todo los miembros, la confrontación también fue la destrucción del Paria Negro. Posteriormente, Horus reprendió a Herebus por su audaz plan de asesinar al Emperador, declarando que cuando el momento finalmente llegue, seria el - y solo el- el que mataría al Amo de la Humanidad.
  • La Rueca - La Rueca era un grupo de Vacíos creado y utilizado para cazar psíquicos renegados, y también entregados por el a otros Inquisidores para sus investigaciones particulares, por el notorio Inquisidor Gregor Eisenhorn en el milenio 41. La líder de este particular grupo de Intocables era Alizabeth Bequin. La Rueca resulto ser instrumental en la derrota del Inquisidor traidor Quixos, un venerado Inquisidor Radical del Ordo Malleus, quien resulto estar contaminado por el Caos. La Rueca fue finalmente destruida en 386.M41.

Fuentes

Extraído y traducido de Wikihammer 40K UK.

  • Codex: Asesinos (Ediciones 2ª y 3ª).
  • Codex: Caballeros Grises (5ª Edición).
  • Codex: Necrones (3ª Edición).
  • Visiones de la Herejía (Libro de Trasfondo).
  • Inquisitor Annual Exterminatus Part II.
  • Trilogía de Eisenhorn, por Dan Abnett.
  • Trilogía de Ravenor, por Dan Abnett.
  • Por el Emperador, por Sandy Mitchell.
  • Cavernas de Hielo , por Sandy Mitchell.
  • La Mano del Traidor, por Sandy Mitchell.
  • Death or Glory, por Sandy Mitchell.
  • Ciaphas Cain: Hero of the Imperium, por Sandy Mitchell.
Imperial Guard Symbol Este artículo está siendo corregido por un miembro de Librarium. Imperial Guard Symbol
Te recomendamos no realizar modificaciones hasta que esta plantilla sea retirada. Si crees necesaria una modificación, puedes contactar al wikipedista en su página de discusión o en la página de discusión de la plantilla para poder coordinar la redacción.
Miembro a cargo: Animus y Brahma Fecha de inicio: 9/8/2015 Estado: En proceso
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.