FANDOM


Malborus mascota guardia transparente El Sargento Marlborus Deliar defenderá este artículo con sangre, acero y fe, hasta que se quede sin lho. ¡Pulsa sobre su pictocaptura si no quieres ser su próximo "voluntario" para limpiar campos de minas!

¡Sigue leyendo! ¡Sólo los cobardes retroceden a mitad de artículo!

Nork
"El sargento mayor ma preguntao cual e' mi curro y yo le he dicho: humm... haser lo que me dicen. Ma dicho que soy un genio y ma dao otra medalla. ¡La Guardia Imperial mola!"
Nork Deddog, Ogrete guardaespaldas


Nork Deddog es una leyenda contemporánea, un Ogrete cuyas habilidades de combate son casi tan impresionantes como su desarrollo mental.

Para los estándares Ogretes Nork es un auténtico genio: puede firmar con su nombre (la "N" significa Nork), puede contar hasta cuatro (el pulgar sigue confundiéndole) e incluso hablar utilizando frases cortas. Tales proezas académicas en un miembro de su raza llamaron inevitablemente la atención de los Comisarios, por lo que Nork se vio pronto retirado de primera línea y destinado a operaciones especiales.

Historia Editar

Después de un entrenamiento especializado Nork fue enviado al 2º Regimiento de Catachán, que estaba combatiendo en Balor. Su comandante, el Coronel Greiss, lo adoptó como su guardaespaldas y este le acompañó durante los cuatro años que duró la guerra. Durante este tiempo la visión de Greiss escoltado por Nork fue algo habitual: el escuálido Coronel gritando órdenes mientras las balas rebotaban en la calavera de Nork. El Ogrete le salvó muchas veces la vida al Coronel, siendo la más conocida cuando se llevó al malherido Coronel del desastre de la colina Gamma-Zero, también conocida como Breakback Hill.

La reputación de Nork acerca de su lealtad es incomparable y sus habilidades como guardaespaldas están muy demandadas por todo el sector. Cuando el Kaudillo Orko Ugluk Gitshana y una peña de Meganoblez cargaron sobre la posición de la comandancia de la Guardia Imperial, Nork fue el único que mantuvo la posición junto con el vice-gobernador. Nork dejó seco de un cabezazo al Kaudillo e hizo huir al resto de la peña.

Aunque es incondicionalmente leal, Nork no es ningún líder. Durante su larga carrera ha protegido a oficiales con remarcable perspicacia militar, genialidad táctica y una comprensión innata de la maquinaria bélica del Astra Militarum. En Follax IV Nork se abalanzó sobre una granada enemiga, y de no ser por él, el comandante Richep habría muerto despedazado. La explosión quedo ahogada y Nork ni se percató de sus heridas de metralla salvo sentir una pasajera curiosidad. Desafortunadamente, nada de esto ha calado en el enorme Ogrete. Su único deber absorbe toda su atención, y lo ha hecho durante todo su ilustre servicio. En aquellas raras ocasiones en las que el sujeto bajo su protección resulta gravemente herido y es incapaz de seguir al mando, puede ser que los soldados contacten con Nork en busca de órdenes; después de todo, suele ser el veterano más experimentado y condecorado del batallón. Estas solicitudes, no obstante, son en vano. En la sencilla mente de Nork, él sigue teniendo un único deber, y continuará protegiendo al oficial caído hasta que le den una orden distinta. Por suerte, tener un oficial inconsciente echado sobre el hombro apenas lastra la capacidad de Nork de hacer pedazos a sus enemigos.

Nork ha salvado la vida de más de un centenar de oficiales, ganándose un pecho lleno de medallas y condecoraciones en el proceso. Docenas de zonas de guerra que hubieran caído en la anarquía han visto izados los pendones de la victoria Imperial gracias a su constante y abnegado heroísmo. En los breves períodos de paz entre despliegues, Nork experimenta incomodidad crónica cada vez que se le obliga a acompañar a su último amo a un evento social o un desfile. No obstante, estos bochornos sólo animan a Nork a luchar con aún más arrojo cuando regresa al campo de batalla, decidido a demostrar su valía y bañarse en el satisfactorio brillo de ser el mejor guardaespaldas de la Guardia Imperial.

Nork tiene una gran colección de medallas, laureles, regalos personales y citaciones, incluyendo la gorra de Comisario que le regaló el Comisario Aaron Blest y que se convirtió en su emblema durante la guerra de Dimmarnack. No son los emblemas ni los imperdibles lo que llevan a Nork a realizar estas acciones (aunque le llenan de orgullo sus botones brillantes) sino el sentimiento de alegría que le produce luchar junto a un amigo.

Relato oficial: Deber cumplidoEditar

-‘¡Nork! ¡No dejes que me lleve!

Estas fueron las últimas palabras chilladas por el Brigadier Aloysius van Burenvan antes de ser envuelto por las fauces llenas de dientes como navajas del Mawloc. Cargando en defensa del aullante oficial, Nork Deddog estampó su densa frente contra la mandíbula de la serpentina bestia. Uno de sus colosales maxilares se partió bajo la fuerza del golpe, y el Tiránido dejó escapar un chillido quebrado y atragantado. Desde el interior de su garganta llegaban los gritos desesperados de Aloysius, ahogados por las masas de carne xenos que ahora le rodeaban. Sólo la cabeza del monstruo sobresalía del agujero del que había surgido, pero aun así se alzaba por encima de Nork. Impertérrito, el Ogrete golpeó una y otra vez las membranas de alimentación del Mawloc con su enorme cuchillo. No le importaba que van Burenvan fuera un mimado y un llorica, incluso en comparación con sus colegas aristócratas; el Ogrete no percibía el hecho de que la egoísta cobardía de su amo le había costado la vida a docenas de Guardias que habían sido dejados atrás para cubrir su retirada. Todo lo que le importaba a Nork era salvar al hombre al que le habían dicho que protegiera, así que continuó cortando. Cuando la bestia soltó otro grito dolorido, Nork metió el brazo en el interior de sus cavernosas fauces y sacó de un tirón al inconsciente van Burenvan. La parte inferior de las piernas de van Burenvan había sido digerida en parte, pero seguía vivo.

-‘Le tengo, zeñorr’, dijo Nork con orgullo. Se echó al gimoteante oficial al hombro y se marchó con su deber cumplido.

MiniaturasEditar

  • 6ª Edición.
  • 3ª Edición.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum Inglés y Wikihammer 40K UK.

  • Codex: Guardia Imperial (Ediciones 2ª, 3ª, 5ª y 8ª).
  • Warhammer 40,000: CCG (Juego de tablero).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.