FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!

Inqsello Este artículo debe ser actualizado con información de nuevos Codex y publicaciones oficiales. La información que contiene puede no seguir vigente o estar incompleta. Disculpen las molestias.

Nomus Rhy'tan fue el Lord Capellán de la Legión de los Salamandras tras el Edicto de Nikaea, y fue dejado como regente de Prometheus por el Primarca Vulkan antes de partir a la Masacre del Desembarco en Istvaan V.

HistoriaEditar

Cuando el Edicto de los Capellanes llegó a la Legión de los Salamandras, cayó en terreno fértil, pues la disciplina espiritual de la Legión y la iteración de la filosofía de la Gran Cruzada ya eran consideradas asuntos de gran importancia por los Salamandras. La promulgación directa de las enseñanzas del Primarca Vulkan, moldeadas como habían sido por la cultura de su mundo de adopción, ya estaba asignada a las "Voces del Fuego", un grupo de selectos Legionarios de los que Nomus Rhy'tan era miembro.

Muchos de estos hombres se convirtieron después en la primera generación de Capellanes de la Legión, y Rhy'tan, que ya era un confidente muy estimado por su Primarca y un renombrado orador e instructor, se convirtió en su superior por consenso popular de sus iguales. Antes de que los Salamandras partiesen hacia Istvaan V, Vulkan ordenó a su Lord Capellán que se quedase atrás en Prometheus con los Neófitos e instructores de la Legión como regente en su lugar, algo que con gran tristeza Rhy'tan obedeció, y al hacerlo quedó destinado a sobrevivir con el futuro de su Legión en sus manos.

Con el paso del tiempo la ausencia de noticias se volvió inquientante, había pasado al menos un año estándard y únicamente llegaban perturbadores rumores del auge de un oscuro imperio en el norte y la muerte de algunos primarcas. Con sólo un puñado de batallones de neófitos y los intructores a su cargo, el Lord Capellán Rhy´tan tenía pocos medios para montar una segunda expedición dedicada a conocer el desrtino de su señor porque para hacerlo dejaría desprotegido Nocturne e incumpliría las últimas órdenes de Vulkan. Aún así un asunto de esta naturaleza no podía ser ignorado.

El dragón de ébano

Ya que no podría enviar una flota a investigar el destino de su señor y de sus hermanos enviaría un solo navío. El prototipo de crucero de asalto Dragón de Ébano era el primero de una nueva camada de naves espaciales de las Legiones Astartes, diseñado y contruido por los inigualables artesanos de la XVIII Legión para complementar las preferencias tácticas de sus señores post-humanos, era más que un nuevo ejemplar de un viejo modelo de navío de guerra. Esbelto y letal, el Dragón de Ébano encontraría la verdad tan rápido como cualquier típico escuadrón de batalla y si sus peores temores eran ciertos tal vez fuera mejor evadir lo que hubiera matado a Vulkan y a sus hermanos.

Rhy´tan no podía abandonar Nocturne y tenía pocos guerreros curtidos que enviar, así que en lugar de enviarlos le asignó el cometido a un muy prometedor oficial entre las filas de los capellanes, aunque carente de los siglos de experiencia de combate de Rhy´tan y algunos de los veteranos más viejos. Para la tripulación del Dragón de Ébano, asignó un núcleo de treinta veteranos Dracos de Fuego, guerreros cuyo estoico coraje y determinación inspiraría el flujo de reclutas que contituiría la mayoría de la tripulación. Xiaphas Jurr, tomado como tributo del mundo de Proximal, fue nombrado el comandante del Dragón de Ébano y acogió esta misión con el fervor de sus ancestros.

FuentesEditar

  • The Horus Heresy II y VI
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.