FANDOM


Bigotes 2 El Hermano Bigotes de los Martillos de Wikia protege este artículo y a toda la Wiki.

¡Este artículo es para los editores! ¿Cómo es que aún no eres uno de ellos?

¡Regístrate YA!

Inqsello Este artículo debe ser actualizado con información de nuevos Codex y publicaciones oficiales. La información que contiene puede no seguir vigente o estar incompleta. Disculpen las molestias.

Nijarb Fonjerssol es un héroe de la 4ª Compañía de los Martillos de Wikia. De naturaleza súrdica, desde que ingresó en las filas del Capítulo ha cosechado un sinfín de victorias gracias a su astucia e inteligencia así como su valor y destreza en combate.

HistoriaEditar

Nacido en el seno de una familia de pescadores, Nijarb pronto se echó a la mar para ayudar a su padre, tíos y abuelo en la tarea de la pesca, principal motor económico de los súrdicos. Desde que tenía uso de razón destacaba entre sus primos pues tenía un talento natural para intuir donde se encontraban los mejores caladeros y cual eran las mejores técnicas para pescar. Esto fomentó una envidia sana entre sus parientes que competían por ser mejor que él, pero nunca llegaban ni a igualarlo. Debido a la humildad de su familia, explicaron a sus primos que Nijarb no era un chico corriente por lo que debían seguirle ya que a donde él iba, siempre les sonreía la fortuna, algo que hicieron. Cuando fue creciendo y embarcándose en travesías más peligrosas, Nijarb demostró también una habilidad innata para la lucha pues no vacilaba ni retrocedía cuando hostigaban a las grandes criaturas o eran atacados por bandadas de hambrientos tiburones o criaturas peores. Una vez incluso, con nueve años de edad, saltó a los lomos de una gran ballena para clavar el arpón en las zonas más vulnerables. Esto hito no pasó desapercibido para la gente de su poblado y la noticia se fue extendiendo hasta llegar a las ciudades más importantes de territorio súrdico.

Como centenares de veces atrás, los Martillos de Wikia acudieron a Surdia para reclutar futuros aspirantes pues la naturaleza y constitución de estos les hacía grandes guerreros. Un día, los sargentos instructores encargados del reclutamiento escucharon la historia de Nijarb y acudieron de inmediato para comprobar su veracidad. En mitad de la plaza, un grupo de jóvenes coreaban a otro chico que se alzaba sobre los restos de un feroz tiburón devorahombres. Este chico resultó ser nada más y nada menos que Nijarb. Los sargentos instructores plantearon una serie de preguntas al chico, ya que un Martillo de Wikia no era solo fuerza y habilidad, sino que también era mente e intelecto. Para asombro de los que allí se encontraban, Nijarb resolvió cada una de las intrincadas cuestiones que se le propusieron. Los sargentos, complacidos con lo que podría ser un futuro candidato para el Capítulo, recomendaron a Nijarb para los Juegos Nyumbianos. Una vez en la capital planetaria, Nijarb competió con valor y destreza, saliendo victorioso en cada una de las pruebas. Como sus marcas fueron extraordinarias, pasó a la siguiente fase con honor. Nijarb abandonó Nyumba para embarcarse en la gran y prometedora historia que le esperaba.

En las pruebas previas a ser aceptado como recluta volvió a demostrar sus innatas cualidades, siendo él que encargado de comandar a sus compañeros reclutas, afirmando todos ellos después de las pruebas que no había nadie mejor para hacerlo. Una vez aceptado como neófito pasó años de entrenamiento y meditación mientras se le iban añadiendo cada uno de los órganos que constituyen a un marine espacial. En casi todas las pruebas, era seleccionado como líder por sus compañeros debido a que las mejores marcas las conseguían con él a su mando.

No fue raro que una vez ingresó en la 10ª Compañía y tras varias exitosas misiones, el propio capitán Hel Vaal le felicitase por sus buenas habilidades y disposición para el combate. Para satisfacción de todos los que lo conocían, Nijarb era un hábil guerrero tanto cuerpo a cuerpo como a distancia por lo que se le podría encargar cualquier tipo de misiones. Al poco tiempo de otorgársele la servoarmadura, Crissos el Viejo, Señor del Capítulo de los Martillos de Wikia, pereció en combate deteniéndose todas las operaciones del Capítulo para elegir a su sucesor. Tras meses de disputas entre los capitanes, se produjo el denominado Cisma de Wikia en el cual los capitanes fueron abandonando el Sello Eterno portando todos los objetos de valor que pudieron portar con ellos. Enfurecido por la mala gestión del capítulo, pero cauto ya que no quería que se produjese ninguna disputa, Nijarb permaneció sin Compañía hasta que un día, un sargento llamado Eledan le dijo que él mismo lo aceptaba en su escuadra de la 4ª compañía. Poco tiempo después, y algo más contento por su ingreso, la compañía dejó el Sello Eterno bajo el mando del capitán Demetrius. Tras siglos de combates a lo largo y ancho de la Galaxia, Nijarb siguió deslumbrando a sus superiores con su actitud y determinación, por lo que el sargento Eledan lo nombró segundo al mando antes que otros marines mucho mayores que él. A la muerte de Demetrius, la compañía decidió elegir a Eledan como su sucesor debido a sus ideales y fuerza interior, por lo que este le cedió el mando de su escuadra a Nijarb. Durante el incidente en el que el desconfiado Demetrius intentó acabar con la escuadra Águila Carmesí, Uriel Antares, entonces apotecario de la 4ª compañía, salvó la vida de Nijarb al apartarlo del ratio de explosión de un misil orko. Dicha acción costó la pérdida del ojo izquierdo al futuro Señor del Apothecarion, por lo que Nijarb, en agradecimiento, juró a Uriel que le serviría en todo lo que le conviniese.

Años más tarde, siendo ya reconocido Nijarb como uno de los mayores héroes de su compañía se produjo la reunificación y Eledan fue elegido Señor del Capítulo, ocupando su antiguo lugar Romerae. Algunos de sus hermanos determinaron que el sucesor de Eledan debía ser Nijarb, pero este confesó que con su actual puesto estaba más que satisfecho y que rehusaba ser capitán, pues aborrecía los tramites y administración que estos debían llevar a cabo. Aún así, Nijarb ya no solo era un héroe de la 4ª sino de todo el Capítulo.

Tras siglos de combates en los cuales adquirió un hacha de energía y un bólter como sus armas predilectas, Nijarb sufrió un percance en una misión contra los orkos en la cual decidió sacrificarse para que el resto de su escuadra escapase en un búnker que iba a explotar. Creyéndolo muerto, se eligió un nuevo sucesor y toda la compañía lloró por la pérdida del gran líder y sus hombres. Sin embargo, a las semanas del fatal accidente, el Señor del Apothecarion Uriel Antares dirigió a un equipo con el objetivo de eliminar posibles núcleos orkos supervivientes en el complejo que había debajo de los búnkeres. Para su sorpresa y alegría, encontró a Nijarb vivo en estado de suspensión. Tras un rápido chequeo y comprobar que su estado de salud era excelente para las condiciones en las que estaba, fue llevado al crucero e de la compañía para recibir un tratamiento más severo. Una vez en Nyumba y completamente recuperado de sus heridas, pese a que se le debieron incorporar varias prótesis metálicas, Nijarb retomó el mando de su maltrecha escuadra. Apenado por la vida de hombres que había perdido en su anterior misión, Nijarb se sentía imponente ya que al solo quedar cuatro miembros de la escuadra original no podían volver a combatir.

Uriel Antares se reunió con él y el resto de hombres de la escuadra y les manifestó que él mismo se encargaría de cubrir esas plazas con una serie de jóvenes y prometedores astartes que llevaba siguiendo durante un tiempo. Asimismo, contaba con la aprobación de Romerae, por lo que la escuadra Águila Carmesí estuvo de nuevo operativa en pocos meses.

Nijarb es el hombre ideal para comandar esta escuadra y tiene toda la confianza de Uriel y Romerae para que sepa llevar a sus nuevos hombres a la victoria.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.