FANDOM


Khorne medio sin fondo

Cerberus el Rebañacráneos, mascota de los Poderes Ruinosos, patrocina este espacio para honrar a sus demoníacos señores. Pulsa sobre él y te introducirá en los misterios del Caos.

¡Sangre para el Dios de la Sangre! ¡Visitas para los artículos del Caos!

Xenos muerte durmiente colmena gloriana

Servidor poseído de la subcolmena Gloriana

La Muerte Durmiente de la Colmena Gloriana es el nombre que reciben los asesinatos que se suceden en los niveles inferiores de la subcolmena del mismo nombre, asesinatos llevados a cabo por servidores poseídos por la maligna influencia de la disformidad.

HistoriaEditar

Las creencias de millones de seres humanos acumuladas a través de los siglos ondulan en la disformidad calixiana. Los miedos toman forma en la locura espumeante que se encuentra dentro del Inmaterium. La verdad oculta de Colmena Gloriana es que la diformidad ha acechado durante largo tiempo las profundidades de los callejones del distrito Crushtop en forma de espíritus asesinos que han poseído desvencijados servidores. Estos entes han sido convocados y mantenidos en el espacio real gracias a los mitos transmitidos de generación en generación en la baja colmena.

El distrito Crushtop de la Colmena Gloriana sobre Solomon está atravesado por abismales y estrechos callejones, cada uno de una legua de profundidad, pero con una anchura de apenas un tiro de piedra entre las estructuras habitacionales enfrentadas. Los habitantes descienden por asfixiantes escaleras o mediante dentadas plataformas movidas por sistemas hidráulicos de vapor, y la luz del sol se pierde en las alturas oculta por un dosel de puentes de cableado, voladizos y pasarelas.

Una omnipresente neblina desciende de las refinerías de promethium y de las plantas alquímicas de fycelina de la colmena superior para nublar estas vías estrechas y atestadas de gente. Las profundidades del callejón quedan despejadas por la noche (aunque la noche apenas se distingue del día). Los portadores de lumens hereditarios se retiran a sus cuevas talladas en los estratos de la subcolmena y a las habitaciones comunes que una vez fueron generadores. Puertas y persianas se cierran, los pasadores se bloquean, y los talismanes en forma de Áquila son colgados y bendecidos. La oscuridad es absoluta. Los merodeadores nocturnos y los ladrones, al pasar sobre puentes de cables y pasarelas miran hacia abajo con recelo y hacen la señal del Áquila como protección contra las profundidades.

En las profundidades más oscuras se encuentra el fondo del abismo, el suelo del callejón, formado por ruinas de la antigua colmena aplastada por el peso de los años. Allí en la frontera, proscritos, ladrones sancionados y desesperados y los excedidos obreros de los Gremios Esperantes cuentan sus historias. Estos insignificantes ciudadanos creen en los fantasmas de la vieja colmena, adoradores muertos desde hace mucho tiempo de demonios derrotados por el Dios-Emperador. Los sueños son una puerta: los soñadores deben estar protegidos por las oraciones y los talismanes Áquila, no sea que los fantasmas asesinos se levanten del fondo del callejón y se lleven sus cuerpos.

Los habitantes de la baja colmena creen que los servidores y los muertos recientes son los que sueñan más profundamente. Los mortuorios de Crushtop son santuarios para el Dios-Emperador, y cualquier aparición de los trabajadores-servidores en los callejones es causa de disturbio y rumores. Los ojos de un servidor poseído son piscinas resplandecientes que se vaporizan con la luz de la disformidad, sus sueños agitados llenos de deseo asesino. Un cuchillo que se aferra en sus dedos de metal, motores faciales se contraen en muecas y tics y se retuercen en formas más allá de su diseño, el servidor persigue a sus víctimas solitarias a través de las profundidades del callejón nocturno, alimentándose del terror de sus momentos finales.

En las profundidades del callejón, muchas mañanas se encuentran cuerpos ritualmente desmembrados. Los habitantes de la baja colmena hacen la señal del Áquila y se apresuran a llevar los restos a sus santuarios-mortuorios.

Así, la disformidad sigue corrompiendo a los servidores de trabajo uno a uno, mientras que la Inquisición busca en la Colmena Gloriana los cultos de brujas y de herejes cultistas que no existen en realidad.

FuentesEditar

  • Dark Heresy: Creatures Anathema (Juego de Rol).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.