Wikihammer 40k

Abierto plazo de presentación Certamen de Relatos Wikihammer + Voz de Horus ¡Entérate aquí!

LEE MÁS

Wikihammer 40k
Advertisement
Wikihammer 40k
11 485
páginas
Impriwars banner.jpg

Marte es el reino planetario del Adeptus Mechanicus, el hogar y el dominio de los Tecnosacerdotes del Culto Mechanicus. El planeta rojo es considerado una de las maravillas de la Galaxia, el Mundo Forja más grande del Imperio, el fabricante de naves y el guardián de secretos. Es donde gobierna el Fabricador General y donde se almacena todo el conocimiento tecnológico de la Humanidad. Ostenta el grado de producción I-Maximus.

Marte mantiene su preeminencia entre el Adeptus Mechanicus colonizando mundos ricos en recursos, lanzando flotas exploradoras a los límites del Imperium y erigiendo templos de forja a mayor gloria del Dios Máquina. Marte extiende sus agentes por toda la galaxia, a través de las fuerzas armadas de la humanidad, entre un gran número de naves de guerra de la Armada Imperial e incluso supervisan otros mundos forja. El planeta rojo cuenta entre su imperio con más mundos industrializados subordinados y lunas de forja que cualquiera de sus homólogos, y entre sus posesiones se cuentan grandes estelas de maquinaria, municiones y asombros tecnológicos.

En la gigantesca empresa logística de la Cruzada Indomitus, los macroclados del planeta rojo acompañan a una gran cantidad de las flotas de Guilliman. Pelean junto a contingentes de todo el Imperium, y sus guerreros saben que encarnan el honor marcial del Adeptus Mechanicus ante todas las miradas, y que no desmerecerán.

Descripción[]

El mayor de todos los mundos forja del Adeptus Mechanicus es Marte, el planeta rojo. Situado en el sistema Sol, es el lugar de origen y centro del poder del Culto Mechanicus. Marte es la base sobre la que se asientan el poder religioso, politico y militar de los tecnosacerdotes. Su importancia para el Imperium solo está por debajo de la de su planeta hermano, la Sagrada Terra.

En la superficie de Marte, los rojos desiertos de partículas de óxido ferroso soplan contra las metrópolis industriales saturadas de hollín y productos químicos, cuya superficie cubre placas tectónicas enteras. Crepitantes bancos capacitadores del tamaño de ciudades remueven la densa atmósfera, creando tormentas localizadas tan persistentes que incluso aparecen como localizaciones fijas y con nombre propio en los más antiguos pergaminos cartográficos. Una densa polución brota de chimeneas de kilómetros de altura, llenas de tecnoglifos y de altavoces que retumban emitiendo cánticos binarios en alabanza del Dios Máquina. El incesante estrépito de la creación divina reverbera en el suelo mientras una lluvia de ceniza y chispas cae desde chimeneas grandes como volcanes. Para el Adeptus Mechanicus, el paisaje marciano es la perfección, y se han esmerado en reproducir su aspecto en numerosos planetas por toda la galaxia.

En el Imperium se conoce a los tecnosacerdotes con el nombre colectivo de "Sacerdocio de Marte", lo cual da también una idea del rol central de dicho planeta en su religión y política interna. Es el punto de peregrinaje más sagrado para los adeptos del Culto Mechanicus, que entran en estado de arrebato en los campos de energía solar de Arcadia y ven como sus sistemas ópticos se saturan ante la gloria espiral de la colmena Tantalus, o ante la majestuosidad de Olympus Mons donde reside el fabricador general de Marte.

Todos los mundos forja guardan lealtad a Marte, y su gobernador tiene derecho divino sobre todos los demás, pudiendo tomar la decisión final en asuntos de doctrina y disputas comerciales. Pocos, sin embargo, son los que aceptan someterse sin más a la superioridad del planeta rojo. Los descubrimientos de ancestral tecnología tecnoarcana a menudo se ocultan en lugar de revelarse a los ojos marcianos, los cismas teológicos y la competencia por los recursos pueden agriar relaciones durante siglos, y en ocasiones incluso pueden estallar pequeñas guerras. Ni siquiera el propio Marte es un mundo homogéneo y unido: sus subsectores llevan a cabo investigaciones traicioneras o conspiran por el poder, saboteando las centrales energéticas rivales, anexionándose sus territorios sus territorios o apropiándose de sus bienes. La mayoría de mundos forja, no obstante, respetan solemnemente la primacía histórica del planeta rojo.

Historia[]

El planeta Marte ha cambiado enormemente desde que el hombre pisó por primera vez su superficie áspera y árida. A principios del siglo XXI, se transformó en el primer planeta en ser terraformado. Se le dio una atmósfera y sus desiertos fueron transformados en terreno fértil. De cualquier manera, la agricultura nunca ha sido muy importante en Marte; su principal fuente de riqueza se encuentra bajo su superficie en la forma de depósitos de gemas, minerales y de metales. Una vez terraformado, Marte fue colonizado por empresas industriales y sus trabajadores, y pronto se convirtió en el primer Mundo Colmena. Marte fue un centro de producción industrial e investigación, y su nombre pronto fue sinónimo de avance científico y experiencia técnica. Marte fue el eje para la posterior expansión por el Sistema Solar.

Los más antiguos holorelicarios muestran la imagen de una era de terror y asilamiento. Mucho antes del Imperium, guerras civiles e innumerables desastres convirtieron Marte en un páramo radiactivo, con una atmósfera de una toxicidad irrespirable. Los supervivientes desarrollaron su civilización bajo tierra, lo que significaba que dependían por completo de la tecnología que aún seguía operativa, hasta el extremo de que su uso y mantenimiento se ritualizaron. "Tecnología" se convirtió en sinónimo de "vida", su Dios Máquina en un defensor de la supervivencia humana.

La Herejía de Horus[]

Artículo principal: Cisma de Marte.

Durante el convulso periodo de la Herejía de Horus, Marte no quedó libre de la mancha de la corrupción. Queriéndose asegurar recursos y aliados para su causa, Horus firmó un acuerdo secreto con el Fabricador General de Marte Kelbor-Hal. A cambio de su apoyo, le facilitaría y permitiría acceder a las Bóvedas de Moravec, unas oscuras y crípticas instalaciones a mucha profundidad bajo el Mons Olympus. El acceso a ellas había sido prohibido por el propio Emperador como cláusula indispensable de la alianza entre Terra y Marte.

La irrupción en dichas cámaras con la ayuda de Regulus, el enviado de Horus, provocó la llamada Muerte de la Inocencia y el inicio de la guerra en el planeta rojo.

Mundo Forja[]

Sello oficial del Mundo Forja de Marte

Actualmente, Marte ha evolucionado hasta ser el taller del Adeptus Mechanicus. Sus Colmenas-Factoría producen la mayor parte de los equipos técnicos utilizados por el Imperio. El ecuador del planeta está completamente cubierto de factorías-refinerías que generan recursos de manera incansable.

El planeta se encuentra rodeado por una serie de construcciones gigantescas orbitales llamadas el Anillo de Hierro. Es una sucesión casi contínua de astilleros colosales e instalaciones de construcción. En éste lugar fue donde se construyeron las flotas exploradoras originales y gran parte de las flotas expedicionarias. El Anillo de Hierro abastece a la flota del Segmentum Solar, la más poderosa del Imperio. Marte actualmente es la sede de dicha flota.

Como primeras Colmenas jamás construida, las Colmenas-Factoría marcianas son ancestrales y todas están al menos parcialmente ruinosas. Algunas áreas están bien cuidadas, y también hay muchas áreas de nueva construcción. Las áreas que no se utilizan se abandonan. Un viaje por los tubos de viaje internos puede llevar a una persona desde los extremos de nueva construcción hasta antiguos residuos industriales. Las líneas de viaje Levmag oscilan entre zonas de relucientes edificios nuevos con redes de acero como cuerdas de un barco de vela y zonas más oscuras donde las trampas de condensación escupen sus contenidos vaporosos y cubren las líneas de transporte en una niebla perpetua. Terrenos agrestes cubren enormes localizaciones de las ciudades, desiertos de plastiacero roto y vigas retorcidas con la ocasional torre solitaria apuntando sin propósito hacia el rosado cielo marciano.

Marte está fuertemente estratificado en su orden social. Los niveles más bajos están ocupados por las masas de ciudadanos: humanos no mejorados con implantes biónicos que trabajan incansablemente en tareas sencillas como la clasificación de isótopos residuales, tender cultivos hidropónicos, separación y extracción de metales, abastecer forjas y muchos más trabajos. La mayoría de los ciudadanos aspira a llegar al estatus para formar parte de las fuerzas de Skitarii del planeta rojo. En el proceso recibirán sus primeros implantes de batalla y quizás puedan entrar mucho más tarde en el tecnosacerdocio. Los de las clases más bajas a menudo llevan tatuajes y piercings que emulen esos implantes, pero todas las clases tienen en común la ropa de trabajo -túnicas raídas y asquerosas, delantales de forja viejos o trajes ambientales mal cuidados. Independientemente de su posición, los marcianos suelen ser robustos, taciturnos y a menudo llevan la cabeza rapada, para así marcar más su hosco aspecto. Todos ellos portan electrotatuajes para que sus datos personales sean monitorizados, así se canaliza en ellos la gloria del Omnissiah. En tiempos de peligro, los maestros del populacho de Marte pueden usar esa interfaz para convertir al más trabajador más estúpido en un intrépido y valeroso guerrero del Dios Máquina.

Lugares conocidos[]

Quadrángulo Tharsis de Marte

Mons Olympus

Situado en la región de Tharsis, Mons Olympus es el mayor volcán de todo el Sistema Solar, con una altura aproximada de 30 km. Era el dominio del Fabricador General de Marte en los tiempos anteriores a la Herejía de Horus.

El vasto complejo de Mons Olympus era más una región que una ciudad colmena ya que alojaba fábricas, gigantescas refinerías, habitáculos de operarios, talleres y hangares de montaje, templos-máquina, tecnocapillas y relicarios mecánicos dedicados al Omnissiah. Esta amalgama de construcciones ocupaba miles de kilómetros cuadrados de la superficie de Marte. Era el hogar de miles de millones de tecnosacerdotes, adeptos y trabajadores. La estructura de mayor tamaño era el Templo de Todo Conocimiento, una pirámide inmensa de mármol negro y rosa coronada por una piedra azul centelleante. A poca distancia se encontraba el complejo de la Forja del propio Fabricador General, un edificio de casi su misma altura, cuyas refulgentes avenidas se habían construido como monumento del poder del Mechanicum. El santuario del Fabricador General estaba situado en una torre que sobresalía del extremo norte de la enorme forja.

En el cielo, enormes dirigibles dorados actuaban como naves plegaria y emitían sin cesar chorros interminables de lenguaje binario desde megáfonos de bronce. A un kilómetro de profundidad en el subsuelo, Mons Olympus albergaba las Bóvedas de Moravec, un siniestro y secreto lugar cuyo acceso había sido prohibido por el propio Emperador como parte fundamental del Tratado de Olympus, la alianza entre Terra y Marte.

Calles y zonas[]

  • Via Omnissiah: ancha avenida flanqueada por una veintena de titanes de combate.
  • Subcolmenas Gigas Sulci: habítáculos de operarios en las laderas del volcán.


Mons Arsia y Ciudad Magma[]

Situado en los límites meridionales de la Daedalia Planum, Mons Arsi es uno de los tres volcanes más altos de los Montes Tharsis. Situado en la ladera sur de la caldera del volcán se erige Ciudad Magma, la forja de la Adepta Koriel Zeth.

La falda del volcán se había excavado y reemplazado por la estructura gigantesca de la Presa Aetna.

La ardiente lava estaba contenida gracias a dicha presa, una monolítica estructura que cubría completamente la vertiente sur del volcán. Mediante varios acueductos la lava se deslizaba por la ladera cayendo a través de unos abismos de cientos de metros de ancho para alimentar una laguna artificial rodeada de gruesos muros de contención.

La ciudad forja se elevaba desde esa laguna artificial de magma como si se tratara de una nave estelar sumergida. Unas puertas gigantescas se hundían en el magma y mediante una serie de canales de inundación, de desagüe y compuertas de presión mantenían la lava en continuo movimiento. Por toda la superficie del mar de lava se elevaban torres cilíndricas ennegrecidas unidas entre sí por construcciones en forma de pirámide achatada que arrojaban humo y fuego incesantemente. Los complejos industriales, las calles y las avenidas se elevaban por encima del mar de lava desafiando su asfixiante calor mediante incontables disipadores de calor y separadores de humo.

En el centro de la colosal metrópolis, al final de una avenida de color dorado, se elevaba una gran estructura plateada cubierta de grabados de diseño geométrico semejantes al diagrama de un circuito: la forja de la Adepta Zeth, cuya cúspide albergaba la Cámara de Vesta. En el interior, las forjas y talleres se sucedían unos tras otras y a través de un profundo pozo excavado en la roca se llegaba a la Forja Interior, una cámara en forma de hemisferio perfecto que albergaba el Lector Akhásiko.

Tras los muros de contención de la laguna se extendían las subcolmenas y zonas de almacenaje de material fabricado a la espera de ser transportado a la órbita.

Ciudad Magma fue destruida durante el Cisma de Marte. Las heréticas fuerzas del corrupto Fabricador General sitiaron y asaltaron la ciudad tras la negativa de la Adepta Zeth de unirse a la rebelión. Tras luchar heroicamente en la defensa de la ciudad, la Legio Tempestus y casi todos los Caballeros de Taranis murieron en la batalla. Zeth, decidida a que su forja y toda su tecnología no fuera usada por los tecnoherejes, programó la destrucción de la ciudad: las compuertas de desagüe de la caldera de Mons Arsia quedaron abiertas en posición fija con la lava cayendo imparablemente hacia la laguna. Mientras el nivel de lava iba subiendo, las pantallas de vacío que protegían las columnas sumergidas se apagaron, por lo que el magma empezó a corroer el adamantio que las formaba. Con un crujido, la mitad sur de la ciudad se hundió produciendo un gigantesco géiser de lava que arrasó tanto a tropas traidoras como a habitantes por igual. En solamente tres horas la ciudad quedó completamente destruida.

Calles y zonas[]

  • Viaducto y Carretera Typhon.
  • Puerta Vulkan.

Mons Ascraeus[]

El volcán es uno de los tres picos de mayor altura de los Montes Tharsis y hogar de la Legio Tempestus.

La fortaleza había sido excavada en la roca basáltica de la montaña y era conocida como un lugar de valor y sabiduría, un lugar donde los guerreros honorables resolvían sus disputas pacíficamente. El lugar donde se celebraban dichas reuniones era la Cámara de los Primeros, un gran anfiteatro tallado en la ladera de la caldera y presidido por el Deus Tempestus, el primer titán construido por la Legio Tempestus.

Mondus Gamma[]

Situado en el extremo sur-occidental de Syria Planum, al sur del Laberinto de Noctis, el complejo del tecnosacerdote Urtzi Malevolus producía incontables cantidades de armas y armaduras de combate para las legiones del Adeptus Astartes de la Gran Cruzada. También aquí se encontraba la forja del infame tecnosacerdote Lukas Chrom, creador de la Máquina Kaban.

Mondus Occulum[]

Situado en la zona nororiental de Tharsis, se levantaba la forja del fabricador Iocum Kane. Cubría cientos de miles de kilómetros cuadrados entre las montañas en forma de cúpula de Tharsis Tholus y Ceraunis Tholus y era una de las más valoradas e industriosas fábricas de armamento. Numerosas subcolmenas albergaban a los millones de adeptos, trabajadores y operarios: Uranius, Rhabon y Labeatis eran las más conocidas.

Al igual que Mondus Gamma, la forja de Kane producía armas y armaduras para el Adeptus Astartes. Por otro lado, era aquí donde los marines espaciales considerados suficientemente afines con los misterios de la tecnología eran instruidos bajo la supervisión de maestros adeptos para convertirse en lo que se conocía como Tecnomarines.

Los Pallidus[]

Los Pallidus eran las zonas tóxicas y desérticas que se extendían entre las forjas marcianas. Eran desiertos de ceniza desolados e inhabitables producto de la voraz sobreexplotación minera y el saqueo de los recursos del subsuelo marciano. Los productos contaminantes de las refinerías ecuatoriales cubrían las rocas y ocultaban grietas y sumideros ocultos.

Los servidores que habían quedado averiados o inutilizados de forma irreparable eran arrojados a menudo a estas regiones. La mayoría morían allí pero algunos conseguían sobrevivir. Entonces, o seguían intentando realizar las tareas para lo que habían sido programados y recorrían sin descanso el desolado terreno o, si todavía conservaban un resquicio de lucidez o autonomía, sobrevivían devorando a los muertos. Muchos se unían a otros como ellos e infestaban las instalaciones del Mechanicus , atacando a los operarios para robar energía.

Poblaciones fronterizas del Pallidus:

  • Frontera Ceniza: pueblo fronterizo y complejo industrial.
  • Ciudad Duna: ciudad fronteriza.
  • Borde del Cráter: ciudad fronteriza.
  • Garganta Roja: ciudad fronteriza.


Otros lugares[]

El Planeta Rojo

  • Colmena Glaivid
  • 2 Colmena Oxygos
  • 3 Colmena Olympus Undae
  • 4 Hyperboreae Undae
  • Collegia Titanica
  • 6 Mare Chronius
  • 7 Colmena Tantalus
  • 8 Reactor de Fusión Milancovic
  • 9 Campos colectores de Arcadia solar
  • 10 Apertura Omnid 
  • 11 Gran Templo del Omnissiah
  • 12 Templo Forja Mareotis
  • 13 Templos Forja de la Fosa Acheron
  • 14 Mons Arsia
  • 15 Templo Forja del Fabricador General
  • 16 Templo del Piston Sin Fricción
  • 17 Templo de Todo Conocimiento
  • 18 Minas del núcleo profundo
  • 19 Monta Ascraeus
  • 20 Dodecai Elevatus Prime
  • 21 Dodecai Elevatus Secundus
  • 22 Astilleros de montaje de la Armada Imperial
  • 23 Puerto Espacial Esperanos
  • 24 Puerto espacial Deus Manus
  • 25 Ipluvien Maximal
  • 26 Templo Fortaleza de los Caballeros de Taranis.
  • 27 Monte Pavonis: uno de los tres mayores picos de los Montes Tharsis, hogar de la traidora legión titánica Legio Mortis.
  • 28 Puerto marciano de la Armada Imperial
  • 29 Xanthos
  • 30 Templo Fortaleza de la Legio Tempestus
  • 31 Laberinto de Noctis.
  • 32 Dunas malditas de Solis Planum
  • 33 Candor Casma
  • 34 Varnalia
  • 35 Complejo Mondus Terrawatt II
  • 36 Templos Forja del Monte Lybia
  • 37 Zona Lethe
  • 38 Templo Forja Antionradi
  • 39 Templo Forja Mondus Gamma
  • 40 Templo Forja Mechavitae

    Sagrada Fragua en la Colmena Nilosyrtis

  • 41 Páramos de Óxido
  • 42 Cthonia
  • 43 Desiertos Autonoct
  • 44 Sornia
  • 45 Colmena Nilosyrtis
  • 46 Tetrahedra Sidoniano
  • 47 Cuna del Protoservidor
  • 49 Máscara Sidoniana
  • 48 Niebla marina Sydoniani
  • 50 Acidalia Planitia
  • 51 Mar de las Maldiciones de Hierro
  • 52 Vastian Borealis: región cubierta de refinerías químicas.
  • Gran Repositorio Sciaparelli: Situado en la zona boreal del planeta, en la Acidalia Planitia, se encontraba el Gran Repositorio Sciaparelli, una gigantesca pirámide con datos procedentes de los primeros tiempos en que la Humanidad comenzó a dominar la ciencia. La información fue corrompida durante la Muerte de la Inocencia.
  • Depósitos en Tycho Brahe: Depósitos de municiones del Alto Adepto Jaigo.
  • Sinus Sabaeus: Esta región albergaba cadenas de montaje del tamaño de continentes que fabricaban tanques Leman Russ. También se podía hallar en la región la forja del Adepto Mattias Kefra, situada en el interior del Cráter Mädler.
  • Aries Primus.

Legiones Titánicas[]

Es el mundo natal de:

Fuentes[]

Extraído traducido parcialmente de Wikihammer 40K UK.

  • Imperial Armour I.
  • Codex: Adeptus Mechanicus (9ªEdición). pg 9 y 22.
  • Codex Imperialis (2ª Edición).
  • Codex: Necrones (3ª Edición).
  • Codex: Skitarii (7ª Edición).
  • Horus Heresy: Collected Visions.
  • The Horus Heresy I.
  • Reglamento Warhammer 40,000 (5ª Edición).
  • White Dwarf Nº 178 (Edición inglesa).
  • Mechanicum, de Graham McNeill.
Advertisement