FANDOM


Bulldog El Sargento Guillermito, mascota de los Marines Espaciales, tiene el honor de patrocinar este espacio por orden del Capellán Cassius de los Ultramarines. ¡Pulsa sobre él y te acompañará a una Cruzada épica!

¡Lee más! ¡Sin piedad, sin remordimientos, sin miedo!



Marines templarios negros hermano de batalla
El Castellano Marius Reinhart fue un Hermano de la Espada del Capítulo de los Templarios Negros.

HistoriaEditar

Reinhart y un grupo de Hermanos de la Espada fueron enviados por el Gran Mariscal Ludoldus al mundo forja de Stygia XII escoltando el sarcófago que contenía el cuerpo herido del Hermano de la Espada Ezekial Yesod. A años luz de distancia, las fuerzas del Gran Mariscal se encontraban librando una feroz batalla, que amenazaba destruir la totalidad de un sistema estelar. El hermano Yesod tenía la información que podía decantar la balanza en favor de los Templarios Negros y permitirles ganar la batalla por lo que el Gran Mariscal necesitaba que sobreviviera para poder transmitirla y usarla. Con ese fin, Reinhart necesitaba llegar a las catacumbas de Montgisard, un antiguo torreón abandonado por el Capítulo de los Templarios Negros donde se hallaba oculto un Dreadnought capaz de salvar a Yesod.

Una vez en el planeta, Reinhart se reunió con el Interrogador Edwin Savaul del Ordo Hereticus, y se enteró que el torreón se había convertido en la base de operaciones de un culto del Caos. El culto estaba llevando a cabo un ritual para abrir un portal a la disformidad que, de ser completado, obligaría a desatar un exterminatus desde la órbita. Para completar su misión, Reinhart mintió y acordó trabajar junto con las fuerzas de Savaul para destruir la fortaleza. Utilizando un túnel secreto, los Templarios Negros, Savaul y un grupo de Hermanas de Batalla de la Orden de la Rosa Ensangrentada entraron al torreón, mientras que soldados de asalto lanzaban un ataque de distracción. A pesar de la treta, tuvieron que abrirse camino a través las fuerzas de defensa planetaria traidoras que componían la mayor parte del culto y alcanzar los elevadores gravíticos que los llevarían a la capilla.

Entonces Reinhart reveló su verdadera misión a Savaul y a las Hermanas de Batalla y les dijo que los Templarios Negros no se unirían a ellos para detener el ritual. Sorprendidos y enojados, Savaul y las Hermanas se mantuvieron firmes en su decisión de detener el culto y acceder a la capilla.

Momentos después Reinhart cambió de opinión y ordenó a sus Hermanos de la Espada que se llevaran el sarcófago a las catacumbas y salvaran a Yesod mientras que él y el Hermano Apolos, ayudaban al Interrogador Savaul.

Dirigiéndose a la capilla, el Templario Negro ayudó a las vacilantes fuerzas de Savaul a aniquilar a los miembros de la secta que se interponían en su camino. Por desgracia, una vez alcanzada la capilla donde se realizaba el maléfico ritual, las fuerzas de Savaul descubrieron que los sacerdotes que intentaban abrir el portal estaban detrás de un escudo psíquico, evitando que el grupo los alcanzara con sus proyectiles.

Con el tiempo casi agotado, Reinhart se introdujo en el escudo y detonó un racimo de granadas en sus brazos mientras el resto de fuerzas imperiales y un renacido y recién llegado Yesod, retenían los refuerzos enemigos. La explosión resultante mató a Reinhart y a los sacerdotes cultistas logrando detener el ritual antes que alcanzara su terrible final.

FuentesEditar

Extraído y traducido de Lexicanum inglés .

  • And they shall no fear..., relato de Darren Cox.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.