FANDOM


Legión de la Cruz de Hierro
El contenido de este artículo pertenece a la saga No Oficial de Balhaus, que ha recibido el Sello de Calidad Wikihammer.

¡Disfrútala!

Maleon Brogg II

El Maleon Brogg era un temido destructor del Caos de clase Iconoclasta transformado en una nave mucho más grande y potente que las del resto de su género, la cual operaba como líder del Escuadrón Corruptor, formado por otros ocho destructores, una docena de Incursores y otro medio centenar de naves de diferentes clases y calado.

HistoriaEditar

El Maleon Brogg era un destructor Imperial que fue abordado y capturado en combate para ser llevado a los astilleros de Slannagh en el Ojo del Terror, donde fue transformado para aumentar sus capacidades ofensivas y de potencia. Durante años estuvo asolando diversos sistemas, tomando como botín de guerra insignias de otras naves de diferentes razas con las que adornaba su siniestro casco, hasta que por sus méritos fue nombrada nave comandante de un escuadrón, el Corruptor, con el cual siguió su labor de destrucción allá donde era destinado.

En una de sus transformaciones el poderoso buque limpió su fuselaje de los ornamentos que mostraban sus victorias, dejando tan solo en proa un gigantesco gráneo metálico de color oscuro que daba al aparato un aspecto siniestro distintivo, además de emplezar lanzas adicionales para aumentar si cabía aún más su inmenso poder destructor.

El ansia por convertir el buque en un arma inigualable en términos de poder de disparo, no obstante, hizo que se reubicaran generadores de potencia para permitir mayor espacio a los inmensos cañones, lo cual a la postre resultó en fallos energéticos periódicos que reducían su capacidad defensiva al no poder alimentar los escudos de forma óptima.

Aún con aquellos problemas, su comandante se negó a que el buque permaneciera por tiempo indefinido en el astillero para efectuar las comprobaciones necesarias y ajustar el flujo energético, pues consideraba (de forma estúpida y en contra de la opinión de los servidores del muelle, que advirtieron del riesgo) que con su terrorífica capacidad de disparo no tendría necesidad de preocuparse por soportar un ataque prolongado.

Poco después, estando el escuadrón realizando un bloqueo en la órbita de Barnabax, una colonia Imperial que estaba siendo asediada, entraron en combate contra un numeroso grupo de naves enviadas para acabar con la amenaza y llevar refuerzos a la superficie del planeta.

Tras varias horas de intensa lucha, el Escuadrón Corruptor se alzó con la victoria destruyendo la mayor parte de las naves Imperiales sin apenas bajas, tras lo cual colaboraron en la devastación de la colonia y procedieron a regresar a un puerto espacial donde reparar los daños sufridos, reabastecerse y poder continuar con su particular cruzada contra el Imperio.

Justo antes de que esto sucediera, el Escuadrón Corruptor se encontró repentinamente con un convoy de Balhaus proveniente de las minas de Radek, y viendo la oportunidad de hacerse con un gran botín y causar mayores daños se lanzaron al ataque sin pensarlo dos veces.

Los mercantes de Balhaus, una veintena de cargueros casi sin protección y con millones de toneladas de carga, enviaron una señal de socorro a todos los puestos de escucha en cuanto detectaron el escuadrón del Caos, y por suerte fueron respondidos por un grupo del Ala de Combate 12 que se encontraba de maniobras a poca distancia. Las naves de combate de Balhaus, lideradas por el Crucero Pesado Supercollider, enseguida se dirigieron hacia la zona de conflicto, llegando justo en el momento en el que el Escuadrón Corruptor abordaba las primeras naves indefensas tras acabar fácilmente con la escolta.

Enfrentamiento fatalEditar

Con una fuerza consistente en doce fragatas Vanir, cinco destructores Hauer, un acorazado Tötenkreuzer y el destructor Supercollider, el Ala de Combate de Balhaus se precipitó sobre los atacantes concentrando su fuego específicamente en el Maleon Brogg, ya que fue el primero en introducirse entre las naves que formaban el convoy con objeto de apresar las más grandes, mientras el resto del escuadrón Corruptor tomaba posiciones para inmovilizar a las otras.

El destructor del Caos, antes de comenzar sus brutales salvas, comenzó a recibir nutridas andanadas provenientes de las baterías lanzatorpedos de las fragatas, y si bien sus escudos soportaron los primeros impactos enseguida tuvo que buscar una posición más favorable para defenderse del ataque y devolver el fuego de forma eficaz.

Como se había advertido, los generadores no estaban funcionando de manera correcta para que la recarga de los escudos fuera veloz, de modo que mientras realizaba su maniobra, el ágil Supercollider aprovechó la ventaja antes de que el resto del escuadrón Corruptor pudiera cubrir a su nave insignia, se aproximó y realizó varios disparos certeros con sus cañones de aguja, los cuales penetraron los debilitados escudos batidos por los torpedos Barrakuda y sin su carga recuperada, con lo cual la nave encajó los inmensos flujos energéticos casi sin protección y segundos después estalló en mil pedazos.

Tras ver que el Maleon Brogg junto con sus miles de tripulantes había sido destruido por completo en el primer envite, el resto del escuadrón optó por retirarse a toda velocidad para reagruparse en un puerto seguro sin realizar un solo disparo.

ConsecuenciasEditar

La pérdida de la emblemática nave del Caos con tantas victorias a sus espaldas supuso que más tarde el escuadrón fuera reasignado a otro sector de la galaxia, hasta que tras una amplia derrota en una escaramuza contra naves del Imperio se determinó la disolución del escuadrón y que las naves supervivientes fueran adscritas a otros grupos.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.